Despliega el menú
Branded

noticia patrocinada

Unos pisos que permiten cuidar el planeta y ahorrar energía (y gastos)

Iberentorno promueve Cuarte Verde, un edificio de energía casi nula que permite un ahorro de hasta el 65% frente a otras construcciones.

Infografía de la urbanización Cuarte Verde.
Infografía de la urbanización Cuarte Verde.
Iberentorno

El cuidado del medioambiente, el ahorro energético y la socialización son las tres claves que definen a Cuarte Verde. Una urbanización que tiene la condición de Edificio de Energía Casi Nula (EECN) y que es uno de los primeros inmuebles residenciales en España que va a obtener el sello de calidad GBCe (Green Building Council España) y el primero en Aragón. Esta urbanización está diseñada atendiendo a los nuevos criterios del Código Técnico de la Edificación (EECN), adelantándose a la legislación que entrará en vigor a partir de 2021.

Según los cálculos realizados por los arquitectos del proyecto, para una vivienda de 85 metros cuadrados útiles en la que viven cuatro personas, los gastos anuales de calefacción, climatización y agua caliente suman 1.818,14 euros al año (consumo medio en España), frente a los 694,90 euros de quien vive en un Edificio de Energía Casi Nula. Esto supone un ahorro anual de 1.123,2 euros y, además, estas viviendas vierten hasta un 50% menos de CO2 a la atmósfera. Si se compara Cuarte Verde con el parque medio de viviendas español, se calcula que el ahorro energético es de entre el 31% y el 65%.

En Cuarte Verde, cuyo primer bloque de viviendas empezará a levantarse en mayo, esto se consigue gracias al mejor aislamiento y estanqueidad del edificio que impide fugas hacia el exterior y evita los puentes térmicos en la estructura del edificio. Además, la temperatura se mantiene estable en toda la vivienda, lo que permite un mayor aislamiento acústico y hasta la renovación de aire sin necesidad de abrir las ventanas a través del recuperador de calor.

En la primera fase se construirán 29 pisos de tres y cuatro dormitorios, que tienen entre 80 y 100 metros cuadrados útiles. Además, todos cuentan con amplias terrazas. La zona común incluirá una piscina –que estará desde la primera fase–, juegos infantiles, un cuarto taller para reparar o lavar bicicletas y una sala polivalente totalmente aislada para uso de los vecinos. Cada zaguán prevé también un pequeño cuarto para guardar bicicletas y un espacio para instalar buzones de recogida de compras ‘online’.

Un piso 'customizado'

Los clientes de Cuarte Verde pueden elegir los acabados de la vivienda: línea clásica, línea nórdica, actual o combinarlas. Cada uno tiene varias opciones de puertas, pavimentos, mobiliario, encimera de cocina, alicatados o muebles de baño. Para la atención personalizada al cliente, la promotora de la urbanización, Iberentorno, ha abierto un ‘showroom’ en la avenida de San José, esquina con la calle de Ramón y Cajal de la localidad, adonde pueden acudir solicitando cita previa.

Los pisos disponen de habitaciones amplias y muy cuadradas que dan protagonismo al salón, como principal estancia. Apenas tienen pasillo, por lo que aprovechan al máximo los espacios. Las viviendas son muy luminosas, ya que todas las habitaciones son exteriores y esto garantiza el sol y optimizar el consumo de energía.

Viales anchos y zonas de esparcimiento

La urbanización Cuarte Verde supone seguir con el proceso de expansión del casco y la reconversión de zonas industriales en tejido urbano, pero incorporando unos estándares de calidad y modernidad que hasta ahora no existían.

Este área tendrá unos viales más anchos que el resto del casco urbano, zonas de arbolado y esparcimiento, pero todo ello sin alejarse del centro neurálgico de la localidad. Al bulevar se llega en apenas unos minutos andando y es donde se localizan gran parte de las infraestructuras, comercios y hostelería, así como la conexión con el transporte público.

-Ir al especial 'Vivir en Cuarte de Huerva'.

Etiquetas