Despliega el menú
Branded

Una amplia experiencia para asegurar sostenibilidad y profesionalidad

El Grupo Torrescámara, referencia a nivel internacional en ámbitos como la construcción de infraestructuras y la edificación, ha sido el encargado de construir la nueva residencia de la Fundación Rey Ardid.

La residencia será el primer edificio de uso terciario certificado como ‘passivhaus’ en Aragón.
La residencia será el primer edificio de uso geriátrico certificado como ‘passivhaus’ en Aragón.
Torrescámara

Un proyecto de la envergadura de la nueva residencia de la Fundación Rey Ardid requiere desde el primer momento a profesionales de primer nivel. Si a ello se le suma un firme compromiso con el respeto al medioambiente y una amplia experiencia en el sector, se entiende a la perfección la elección del Grupo Torrescámara como los encargados de su construcción.

Así, el grupo es una auténtica referencia a nivel nacional e internacional en ámbitos como la construcción de infraestructuras, la edificación, la extracción de áridos, la logística ferroviaria o la restauración del patrimonio histórico, artístico y arquitectónico. Una de sus principales señas de identidad es compatibilizar su desarrollo económico y modelo de gestión con la integración medioambiental y social, un objetivo que queda reflejado de manera clara en este proyecto, ejemplo de sostenibilidad, y con el que se muestran enormemente satisfechos.

La residencia será además el mayor edificio de uso geriátrico certificado como ‘passiv haus’ en España. También será el segundo más grande de este tipo en el sector inmobiliario en general. Fue proyectado para cumplir con los estándares del Passivhaus Institut, de manera que se trata de una instalación diseñada para mantener las condiciones atmosféricas ideales en su interior consiguiendo un ahorro energético superior al 70% respecto a otra convencional. 

Cabe destacar que el grupo se compone de tres empresas. Torrescámara, con más de 35 años de experiencia en la construcción de infraestructuras y la edificación, tiene también un firme compromiso con Aragón, que se refleja en el centro de producción con el que cuenta en Garrapinillos. EMR (Estudio Métodos de la Restauración), por su parte, es una empresa especializada en la restauración del patrimonio histórico, artístico y arquitectónico desde el año 2000 que ha realizado proyectos emblemáticos, alguno de ellos en Aragón, y por los que ha recibido varios premios y reconocimientos. Y, por último, Logitren, fundada en 2007 y dedicada al trasporte de mercancías por ferrocarril, impulsó la reactivación del trayecto de mercancías Valencia-Zaragoza-Valencia y cuenta con un apeadero en Plaza.

- Ir al especial 'Residencia Rey Ardid Rosales'.

Etiquetas