Despliega el menú
Branded
Noticia Patrocinada

Tecnología innovadora para producir lejía in situ, el desinfectante más efectivo contra el coronavirus

La empresa aragonesa Kern S&D, fundada en 2015, fabrica plantas de hipoclorito sódico (lejía) que producen desde 50 hasta 120.000 litros al día usando como materias primas sal, energía eléctrica y agua.

Planta de hipoclorito sódico (lejía) fabricada por la empresa aragonesa Kern S&D.
Planta de hipoclorito sódico (lejía) fabricada por la empresa aragonesa Kern S&D.
Kern S&D

Según la Organización Mundial de la Salud, las soluciones basadas en hipoclorito sódico (lejía) desactivan el coronavirus, pues destruyen la capa de grasa protectora que tiene este agente infeccioso y, así, la inactivación efectiva del virus en superficies se puede conseguir en menos de un minuto utilizando soluciones de este producto al 0,5%.

"La producción de hipoclorito sódico in situ aporta importantes ventajas, como el ahorro de costes en el transporte, la necesidad de almacenamientos de menor tamaño y la calidad, ya que hay que tener en cuenta que este producto se degrada con el tiempo y con las altas temperaturas", explica Marcos Alias, director industrial de Kern S&D, empresa aragonesa que fabrica plantas de hipoclorito sódico a partir de una tecnología innovadora y que permiten acumular entre 50 y 120.000 litros diarios.

Las plantas de Kern S&D se construyen utilizando las mejores técnicas disponibles establecidas por la Unión Europea, tanto desde el punto de vista de la eficiencia como del medioambiente, empleando tecnología de membrana o de diafragma que permite producir el hipoclorito sódico en concentraciones desde el 5% al 15%. Las plantas son totalmente automatizadas y para la producción de este componente se utilizan materias primas como la sal, el agua y la energía eléctrica, que son fáciles de conseguir y baratas. Asimismo, las plantas pueden adaptarse perfectamente a las necesidades de todo tipo de clientes en cuanto a producción, concentración y montaje (al poder ser fijas o contenerizadas).

Dentro y fuera de España

Tanto las empresas privadas como las administraciones públicas pueden hacer uso de estas plantas. "Además de España y el resto de Europa, nos están llegando muchas solicitudes de clientes de países latinoamericanos y de Oriente Medio y África. Recientemente, por ejemplo, nos acaban de contratar una planta para Ecuador", manifiesta Alias. 

Además de la desinfección de superficies y espacios públicos para luchar contra el coronavirus, el hipoclorito sódico es muy efectivo en el ámbito de la depuración de aguas potables, residuales o destinadas al ocio. Cabe destacar que el uso de este producto en la potabilización de aguas se inicio en año 1900 y su éxito lo convirtió en uno de los principales logros del momento, al permitir disponer de agua microbiológicamente segura.

Kern S&D, fundada en 2015, prevé crecer de forma notable en los próximos meses para continuar consolidándose en el sector químico, del tratamiento de aguas y de la desinfección.

Etiquetas