Despliega el menú
Branded
Suscríbete

especial obra nueva

Sube a 40 años la media de edad del comprador de obra nueva

El 85% de los que quieren vivienda de nueva construcción buscan una primera residencia y las familias con hijos representan el 43%.

Los compradores se decantan por la obra nueva para evitarse hacer obras.
Los compradores se decantan por la obra nueva para evitarse hacer obras.
Freepik

Parejas que rondan los 40 años y con hijos en busca de una primera residencia. Así es el perfil del comprador de obra nueva en España. Según el informe ‘Perfil del comprador de obra nueva en 2019’, elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa, el 37% de los particulares que compraron una vivienda en 2019 optaron por una de nueva construcción, lo que representa un incremento de 17 puntos porcentuales en dos años, consolidando así su tendencia alcista.

En términos generales, el perfil de los compradores se mantiene en la línea con años precedentes, aunque con algunos cambios relacionados con la edad y su situación anterior. De acuerdo con el informe antes mencionado, el comprador de obra nueva en 2019 tuvo un perfil más maduro que en ejercicios anteriores, subiendo la edad media de los 38 a los 40 años. A este respecto, la franja de edad que más se decanta finalmente por este tipo de inmueble se encuentra entre los 35 y los 44 años, que representan un 36% del total; seguidos por jóvenes de 25 a 34 años con un 32%.

Fotocasa destaca también en su informe que el 76% de las personas entre 25 y 35 años que compraron una vivienda en 2019 consideraron la opción de adquirir una de obra nueva. Y aunque no todas llegaron a término, el alza en el interés por parte de los compradores más jóvenes representa unas buenas perspectivas para el mercado.

Parejas de 40 años y con hijos en busca de una primera residencia, así es el perfil del comprador de obra nueva en España.

El segundo factor cambiante está relacionado con la situación anterior de los usuarios, que se ha revertido. En 2019, el 42% de los compradores de obra nueva habitaban ya en una vivienda de su propiedad, frente al 39% que estaba de alquiler. En 2018, sin embargo, la tendencia era la contraria.

En cuanto a la clase social, se mantienen los números de anteriores ejercicios, siendo un 45% del total de clase media alta y un 25% de clase media.

Sobre el tipo de familia, las parejas con hijos representaron el 43%, seguidos de las que no tienen hijos, que fueron el 36%.

En relación al uso que se va a dar a la vivienda, el informe es claro, ganando por aplastante mayoría, con un 85%, la compra para una primera residencia.

Los motivos

Las razones principales por las que los compradores consideran las viviendas de obra nueva se han mantenido más o menos estables de un ejercicio a otro. El principal motivo de los usuarios sigue siendo evitar hacer reformas. De hecho, esta aversión a las obras representó en 2019 al 43% de los usuarios, porcentaje idéntico al año anterior. La búsqueda de mejores calidades, los servicios adicionales como el garaje o la piscina o poder adaptarse mejor a sus necesidades son los siguientes en la lista.

Con respecto a 2018, aumenta el porcentaje de usuarios que se decantan por la obra nueva motivados por la necesidad de ahorrar para la entrada, pasando de un 13% a un 19%. Asimismo, ascienden de un 16% a un 20% los compradores que ven con buenos ojos estos inmuebles para asegurarse de que cumplen con todas las normativas actuales.

Un nuevo vecindario, poder acceder a pisos que si no se compraran sobre plano serían más caros, estrenar casa o poder elegir ciertas características del piso son otras de las razones que alegan aquellos que preguntan por las viviendas de obra nueva. 

El principal motivo de los usuarios para elegir obra nueva es evitar hacer reformas.

Cómo es el potencial comprador tras la pandemia

Según el informe ‘Medio año de pandemia: impacto en el sector inmobliario”, realizado por Fotocasa, el 21% de los españoles mayores de 18 años se plantea cambiar de vivienda en los próximos cinco años.

El perfil actual de este potencial comprador es similar al que existía antes de la pandemia: mujeres de unos 40 años, de clase media alta y que vive con su pareja e hijos.

"Debido a la situación actual provocada por la crisis del coronavirus, muchos españoles han decidido posponer la compra de vivienda para más adelante, pero ha surgido otro grupo de españoles que se plantea incorporarse al mercado inmobiliario, cuando antes de la pandemia ni lo estaban pensando", explica Anaïs López, directora de Comunicación de Fotocasa.

Además de los que viven con su pareja e hijos, destacan también los jóvenes que viven actualmente con sus padres, cuyos planes de emanciparse y comprar una vivienda continúan en su mente y, aunque no estén buscando en este preciso momento, sí se plantean mudarse en los próximos años. La mayoría de ellos prefieren esperar un tiempo por la situación económica y laboral o por falta de ahorros.

- Ir al especial de Obra Nueva.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión