Despliega el menú
Branded
Provincia de Zaragoza

Riqueza y diversidad en una tierra testigo de la historia

Cultura, patrimonio y naturaleza confluyen en la provincia de Zaragoza, un territorio que tiene en los vestigios de los estilos arquitectónicos que alberga y en su valor paisajístico a dos de sus principales señas de identidad.

Cuna de grandes artistas, testigo de episodios históricos trascendentales y sede de imponentes espacios naturales, la provincia de Zaragoza presenta a lo largo y ancho de sus 17.000 kilómetros cuadrados de extensión multitud de rincones que reflejan la existencia de culturas y estilos diversos que la convierten en un lugar con una enorme riqueza artística y patrimonial.

El palacio de la Aljafería, la catedral de La Seo o el foro romano son algunos de los referentes más destacados de Zaragoza capital, la quinta ciudad de España por población y que el año pasado recibió a un total de 1.155.401 visitantes. Una urbe que cuenta con una ubicación privilegiada y que une a su gran oferta museística una amplia programación musical y múltiples propuestas gastronómicas.

Pero la cuarta provincia más grande del país es mucho más. Las peculiares características geológicas de las Cinco Villas, la ornitología del Prepirineo, los castillos de la comarca del Aranda, los espectaculares monumentos de Valdejalón o el valor paisajístico de la recién constituida comarca Central son ejemplos de un área marcada por una gran diversidad, también en el clima, con extremos que van del desierto de Los Monegros al parque natural del Moncayo.

Naturaleza

Los espacios naturales protegidos ocupan un lugar destacado en la provincia. Prueba de ello es el Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo o la reserva de los sotos y los galachos del Ebro, también conocida como la Alfranca, la cual cuenta con un centro de interpretación, un palacio de corte neoclásico del siglo XVII y un convento del XIX y que es lugar de residencia para la diversa fauna que lo habita: galápagos europeos, tejones, zorros, jabalíes, nutrias...

El Monasterio de Piedra, con sus bellas cascadas, o la laguna de Gallocanta, poblada de miles de grullas, son otros enclaves que cabe destacar a este respecto, los cuales reciben miles de visitantes cada año.

Arquitectura

El Románico, el Gótico, el Mudéjar y el Barroco son los principales estilos arquitectónicos presentes en el territorio. El Monasterio cisterciense de Veruela –cuyo parador se prevé que se abra por fin este año–, la Colegiata de Santa María la Mayor de Caspe, el palacio del Papa Luna en Illueca o la basílica del Pilar de Zaragoza son muestras de la historia que respira la provincia, a lo que contribuye también de forma notable el Pueblo Viejo de Belchite, escenario de una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil Española.

Asimismo, destacan las recreaciones históricas como el Compromiso de Caspe, las Alfonsadas de Calatayud, la Feria Mudéjar de Utebo, el Mercado Cervantino de Alcalá de Ebro, la Guerra de los Dos Pedros de Jarque de Moncayo, la coronación del Emperador Carlos I de España y V de Alemania en Tarazona o las jornadas de castellología en Cadrete, unas representaciones teatrales muy populares que acercan la historia de una forma original tanto a mayores como a pequeños.

Por último, en cuanto a la gastronomía, el área cuenta con tres denominaciones de origen –Cariñena, Borja y Calatayud– y con la distinción de la ‘C’ de Calidad Alimentaria como reconocimiento a productos como los aceites de Borja y Luna, la cebolla de Fuentes de Ebro o la longaniza de Villanueva de Gállego; además de certámenes muy populares como el Juan Altamiras, que se celebra en el municipio de La Almunia de Doña Godina en el mes de marzo en honor a este fraile franciscano, un pionero en la cocina popular del siglo XVIII.

Guías para descubrir el territorio

Como parte de su labor de apoyo al turismo de los municipios de la provincia, la Diputación de Zaragoza (DPZ) ha ido publicando una serie de guías correspondientes a cada una de las 11 rutas provinciales que se promocionan desde la institución. "A razón de tres por cada ejercicio, con las dos que ahora salen a la luz se culmina el objetivo del mandato de que todas las rutas cuenten con su guía específica, sus vídeos y sus fotografías panorámicas de 360 grados", afirma el diputado de Turismo, Bizén Fuster, que añade que estas "se completan con un volumen, en formato diferente y más amplio, donde se recogen las mejores imágenes de la provincia publicadas a lo largo de las once impresiones".

La primera guía se corresponde con la ruta número 1 y se titula ‘Borja, Tarazona, Veruela y el Moncayo’. En ella se traza un recorrido por el oeste de la provincia, a la vera de la Sierra del Moncayo, tierra de guerras y frontera y plagada de templos que hacen buena su historia episcopal. El itinerario parte de Borja, ciudad histórica que se recrea en su pasado, del que conserva numerosos vestigios. Por las localidades de su entorno se llega a Veruela, cenobio monástico que rezuma arte, y al Moncayo, la montaña sagrada de los aragoneses, el monte cano, como se le denominó en época romana, que vigila desde su altura a la ciudad de Tarazona, con su emblemática catedral y su palacio episcopal.

La segunda guía corresponde a la ruta número 4, titulada ‘Calatayud y Daroca, bodegas y arquitectura’, y parte de la capital del Jalón, que conserva un envidiable patrimonio en el que destacan su recinto fortificado islámico y sus templos mudéjares, además de su gastronomía. Ascendiendo por el valle del Jiloca, en el que se hallan villas de tanto patrimonio como Maluenda, se alcanza Daroca, ciudad histórica de rico pasado y patrimonio, con su recinto fortificado, y se sigue con Anento, uno de los Pueblos más Bonitos de España, con su famoso Aguallueve, su iglesia y su recuperado casco urbano.

Las guías y los vídeos, ideales para descubrir el patrimonio y la naturaleza de la provincia, pueden visionarse y descargarse en la página de Turismo de la web de la DPZ.

- Ir al especial 'Aratur 2019'.

Etiquetas