Despliega el menú
Branded

Crecimiento, adaptación e innovación, claves para liderar el palé de plástico

La empresa familiar Ribawood, a la cabeza del sector en el sur de Europa, cumple 45 años como ejemplo de progreso, tras recibir el sello RSA y esperando el futuro con la ilusión de seguir siendo un referente.

Vista general de la fábrica de la empresa, situada en el municipio zaragozano de Villanueva de Gállego.
Vista general de la fábrica de la empresa, situada en el municipio zaragozano de Villanueva de Gállego.
Ribawood.

"Mucha gente piensa que un palé de plástico es algo secundario, pero es mucho más complejo de lo que se cree. El nivel técnico de cada uno de ellos es altísimo. Gracias a nuestro departamento técnico y de diseño somos capaces de hacer productos ‘ad hoc’ para cada necesidad. Además, se trata de un elemento que es el futuro, por lo que la innovación es clave en su fabricación", explica Ana Rivera, dueña de la empresa familiar Ribawood, líder del sector de palé de plástico en el sur de Europa y que este 2020 ha cumplido su 45 aniversario. 

Al frente de la compañía junto a su hermano Lucas, ambos conforman la segunda generación de la familia. Destacan que en el ámbito es muy importante la adaptación y la agilidad, ya que "la tecnología avanza por segundos y, por tanto, si quieres tener unos niveles de calidad cerca de la excelencia es necesario que tengas en cuenta ese avance constante". 

La entidad constituye un gran ejemplo de crecimiento, al comenzar su andadura en 1975 con tres trabajadores y haber llegado a superar el centenar tras hacer de la rapidez en la adaptación, la flexibilidad y la proactividad sus principales señas de identidad para convertirse en un auténtico referente del ámbito.

"Somos una empresa familiar, con carácter internacional y una de las más experimentadas en el sector", apunta Lucas Rivera, que agradece el esfuerzo que todos los miembros del equipo están haciendo y se siente "más que orgulloso" de la "calidad humana" y de que actúen siempre fieles a sus principios. "Eso nos ha permitido centrarnos en los clientes ofreciéndoles soluciones que cubran sus necesidades. Como una infraestructura al nivel de las empresas más punteras, pero con un trato de tú a tu", afirma.

Sello RSA

Por segundo año consecutivo, Ribawood ha recibido el sello de Responsabilidad Social de Aragón (RSA) que otorga el Ejecutivo autonómico y que reconoce su firme compromiso en materias tan importantes como la sostenibilidad. "Consideramos que el avance va de la mano del respeto de todo nuestro entorno. Los progresos que logremos en I+D+i tienen que ser respetuosos con el medioambiente, si no, no serán constantes en el tiempo y no aportarán valor añadido. Además, llevamos a cabo políticas de sostenibilidad a nivel interno, tratando de concienciar a todo el equipo para que esto no se quede solo en Ribawood, sino que también se haga en sus casas", manifiesta Ana Rivera.

El pasado año, la compañía recibió otro galardón que recuerdan con especial ilusión, el Premio Empresa Familiar. "Creemos que la familia es el futuro y no solo la de sangre, sino la que hemos formado con todos y cada uno de los miembros del equipo. Para nosotros, la familia es sinónimo de trabajo conjunto", asegura por su parte Lucas.

Con clientes en toda la Unión Europea y también en el norte de África, Asia, Norteamérica y Sudamérica, Ribawood continúa reforzando su apuesta por el exterior analizando detalladamente su competitividad en cada territorio. "Es algo que actualmente hacemos con más intensidad, pues es fundamental estudiar muy bien el destino de los recursos. A la hora de comercializar en países fronterizos, tanto a nivel europeo como africano, no estamos encontrando grandes impedimentos, más allá que las trabas derivadas de la cultura de cada país, que más que como una barrera nos lo tomamos como un reto", manifiesta Lucas Rivera. 

Para el futuro, los responsables de la empresa esperan seguir siendo una referencia. "Ahora mismo, nuestra prioridad es pasar esta crisis de forma que salgamos reforzados y sigamos apostando por el proyecto, porque lo mejor está por venir. Queremos seguir siendo los referentes en el sur de Europa y ser capaces de ofrecerle al mercado lo que necesita, focalizando recursos para dar una respuesta rápida y efectiva", concluye Ana Rivera.

Medidas especiales por la crisis

A Ribawood le ha tocado celebrar su 45 aniversario en un año complicado. No obstante, y nada más iniciarse la crisis del coronavirus el pasado mes de marzo, la empresa adoptó una serie de medidas especiales con el fin de garantizar la seguridad y la comodidad de sus empleados. Así, se proporcionó medios a todo el personal que pudiese teletrabajar, se modificaron los turnos para que se iniciasen y concluyesen con diez minutos de desfase para evitar el contacto entre trabajadores, se cambió el sistema de fichaje para evitar que se plasmasen las huellas dactilares y se suministraron EPIs a toda la plantilla. 

También se restringieron las visitas que no fueran fundamentales para la producción, se habilitaron numerosos suministros de hidrogel, se reforzó la limpieza en las zonas comunes y se llevaron a cabo revisiones periódicas para certificar que se cumpliesen las distancias de seguridad suficientes.

Asimismo, desde la compañía se proporcionaron 60.000 metros de tejido TNT para la confección de batas, patucos y otros materiales sanitarios, tarea que corrió a cargo de Carpas Zaragoza, empresa que ha estado ayudando en estos meses a las personas más afectadas por el coronavirus.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas