Despliega el menú
Branded
Noticia Patrocinada

Rafa Sánchez, de La Unión: "La labor de un artista siempre ha de evolucionar hacia cosas más nuevas"

El grupo madrileño actuará el próximo 10 de mayo en el Zaragoza 1980 Pop Festival, una cita que
rendirá homenaje a la época dorada del pop-rock español en el Auditorio de la ciudad.

Instante del concierto de La Unión en la cita ‘Yo fui a la EGB’ que se celebró el pasado 15 de diciembre en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.
Instante del concierto de La Unión en la cita ‘Yo fui a la EGB’, que se celebró el pasado 15 de diciembre en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.
Aránzazu Navarro.

‘Lobo hombre en París', ‘Sildavia’, ‘Maracaibo’, ‘Más y más’… La Unión es una de las bandas fundamentales para entender la evolución de la música española desde la Transición. El conjunto que forman Rafa Sánchez y Luis Bolín será uno de los platos fuertes del Zaragoza 1980 Pop Festival, un ‘show’ en el que también actuarán grandes grupos como Duncan Dhu, Danza Invisible, la Orquesta Mondragón o Los Rebeldes y que tendrá lugar el próximo 10 de mayo en el Auditorio de la capital aragonesa.

¿Qué recuerdo tenéis de los años ochenta?

Rafa Sánchez: Esos años siempre se identifican con la juventud del momento. Era una época vibrante, muy loca. Prácticamente salíamos de la dictadura y a España le llegó todo de un tirón: música, sexo, drogas y rock and roll. Cuando lanzamos ‘Lobo hombre en París’ yo tenía 22 años, y pasar de estudiante a estrella de rock supone un cierto 'shock' en tu cabeza.

¿Por qué consideráis que son importantes este tipo de citas?

Rafa Sánchez: Es una ocasión ideal para el divertimento de los miembros de una generación que están alrededor de los cincuenta y que han dejado de ejercer como padres y retoman la vida de adultos que se les terminó cuando empezaron a tener niños. Vemos que la gente que viene a los conciertos son personas de nuestra quinta pero que no paran de dar botes y cantar como locos.

¿Había más creatividad entonces?

Rafa Sánchez: Bueno, yo creo que existe la misma. Ahora se ven cosas buenas, incluso el ‘reggaeton’, una propuesta muy moderna, muy de la calle. La música sigue teniendo ese componente revolucionario y siempre he pensado que la labor de un artista tiene que ser la de evolucionar hacia cosas más nuevas.

¿Cómo ha cambiado la industria en todo este tiempo?

Luis Bolín: Ha habido unos cambios brutales. Han ido cambiando las maneras y las fórmulas de escuchar, una transición que ha sido complicada para algunos artistas porque las compañías son las mismas de siempre. Cuando aparecieron plataformas como Youtube o Spotify parecía que se iba a favorecer la independencia de tu música, pero al final cuando dominas el 85% del mercado lo demás son migajas. Nuestra banda lo tiene más fácil quizá porque tenemos más recorrido y la capacidad de llegar a un público más amplio.

¿Cuáles han sido las claves para que vuestra música siga vigente en la actualidad?

Luis Bolín: Quizá la propia ingenuidad y osadía de enfrentarse a ello con unos medios rudimentarios y en una época en la que registrar música era muy complejo. Antes todo era al límite del límite, sobre todo en la composición de las canciones, y esa desesperación de trabajar bajo presión agudiza la inspiración. Ahora es diferente porque es muy barato, pero antes había mucho de improvisación en las sesiones porque no lo habías podido grabar antes, además de que las tomas eran a sangre porque no había posibilidad de corregirlas y se daban locuras en las afinaciones y en las velocidades del magnetófono. Pero al final aquello sonaba.

Rafa Sánchez: Cabe destacar que aunque algunas bandas históricas han vuelto ahora, nosotros no hemos parado nunca. Es cierto que nos resulta un poco nostálgico, pero siempre hemos tocado. No somos solo una banda de los ochenta, seguimos en activo. En La Unión uno de nuestros lemas siempre ha sido que hay que vivir el ahora.

¿Cuáles han sido vuestros referentes?

Rafa Sánchez: David Bowie ha sido un referente clarísimo, además casa muy bien con lo ecléctica que ha sido la carrera de La Unión. De los actuales me gustan mucho Maroon Five, que hacen temas muy interesantes. Y, a nivel de producción, el último disco de Justin Bieber me parece buenísimo, muy 'minimal'.

Luis Bolín: Desde un viaje que hice a Inglaterra en los setenta me enganché al rock sinfónico, sobre todo a grupos como Pink Floyd o Genesis. Los ritmos de Bowie también influyeron en nuestra esencia, que por otra parte es muy particular. Recuerdo que cuando íbamos a América nos decían que para ser música española la nuestra era de un sonido inaudito, muy oscuro, pues era grabado en la desesperación de la inexperiencia. Esto se ve en álbumes como ‘Mil siluetas’ o ‘Maldito viento’ y en temas como ‘Lobo hombre en París’, que ha quedado como un icono.

Si quieres disfrutar de esta exclusiva cita el día 10 de mayo en el Auditorio de Zaragoza, puedes adquirir tus entradas a través del portal Heraldo Ocio.

Etiquetas