Branded
Suscríbete por 1€

solidaridad

Nicolás Nadji Bab:"Fundación Ilumináfrica hace un trabajo humanitario y da la posibilidad a los pobres de curarse"

El obispo de Lai pone en valor el trabajo de las oenegé que colaboran en El Chad, uno de los países más pobres del mundo y donde él lleva a cabo su labor pastoral. 

Nicolás Nadji Bab, obispo
Nicolás Nadji Bab, obispo de Lai, en una imagen reciente
F.I.

Desde su ordenación como obispo de Lai en 2020, ¿cuales han sido los principales retos de su labor pastoral?

El día que me nombraron obispo, un anciano en el episcopado me dijo: "usted entró en la comunidad de los insomnes". Es decir, de gente que duerme muy poco. Y tiene razón porque, desde hace casi tres años, duermo muy poco. Estoy en la oficina hasta la medianoche, la 1.00 o a veces las 2.00. Y aún estando en la cama, la cabeza gira para buscar soluciones a los múltiples problemas. Un amigo español que conoce bien El Chad siempre me dice que ser obispo aquí es muy difícil. Y está en lo cierto, porque tenemos que hacer frente a las múltiples dificultades de falta de recursos humanos, materiales y económicos. Mientras respondo a estas preguntas, desde hace una semana, los dos generadores que nos dan energía para el trabajo en todos los departamentos se han averiado y estamos bloqueados, porque los mecánicos están trabajando desde entonces, pero no han solucionado el problema.

¿Ha sido una tarea ardua y complicada?

Sí, es una tarea dura y complicada. Pero también encuentro alegría en esta misión porque, cuando nos encontramos con los fieles y celebramos la Eucaristía, vemos que tienen sed de la Palabra de Dios y eso me alegra. Además, cuando vemos que los enfermos pueden ser mejor tratados en nuestras estructuras de salud, nos alegramos. Cuando vemos que a los estudiantes les va mejor en nuestras escuelas y se preparan para servir a su país, nos da alegría y nos da coraje para seguir trabajando. Cuando vemos que la población chadiana confía en la Iglesia, nos alegramos. Porque la Iglesia es considerada como una institución creíble y que se pone del lado de los pobres.

"En El Chad la Iglesia es considerada como una institución creíble y que se pone del lado de los pobres"

¿Ha tenido ayuda y apoyos en este camino?

La ayuda y el apoyo que recibimos en esta responsabilidad es de varios tipos. Ante todo, el primer apoyo es el de Dios mismo, que nos eligió y nos confió esta misión. Y cuando Dios encomienda una misión a alguien, también le da gracias para cumplirla. Entonces, si continúo a pesar de las dificultades, es Dios quien me da la fuerza. Luego, algunas personas, algunos socios (organizaciones de la Iglesia y otros) nos ayudan y nos apoyan en ciertos proyectos. Gracias a esto seguimos trabajando en el anuncio de la Palabra de Dios y en lo social. Aprovechamos esta oportunidad para darles las gracias y pedirle a Dios que bendiga a todos los que trabajan en estas organizaciones.

El  obispo durante una inundación en El Chad.
El obispo durante una inundación en El Chad.
F.I.

Hablando de retos, hace un tiempo emprendió un importante viaje por el territorio de su diócesis, en la región de La Tandjilé, para sensibilizar a la población y resolver los recurrentes conflictos entre campesinos y pastores. ¿Se ha avanzado en este tema?

El conflicto entre pastores y agricultores en El Chad es recurrente en varias provincias. Incluso se ha vuelto endémico debido al interés egoísta de la gente. Para la provincia de Tandjilé, este conflicto causó demasiados daños humanos y materiales. La campaña de sensibilización que hemos llevado a cabo con otros líderes religiosos y la sociedad civil consiste no solo en concienciar sobre la necesidad de vivir juntos, sino también en buscar las causas profundas con las dos partes y acompañarlas para que ellos mismos encuentren soluciones adecuadas a sus problemas. En nuestras sensibilizaciones, ambas partes aspiran a la paz y la convivencia pacífica. Reconocen la importancia de su complementariedad. Cada parte enumera las causas, comunes y específicas: está la devastación de los campos, la obstrucción de los corredores de trashumancia, los nuevos ganaderos, que son altos funcionarios del gobierno y arman a los ganaderos porque guardan sus rebaños, la presión demográfica, etc. Al menos el año 2022, Tandjilé ha vivido en calma en relación a este conflicto.

"El conflicto entre pastores y agricultores es recurrente en varias provincias. Incluso se ha vuelto endémico debido al interés egoísta de la gente"

¿Qué papel juegan las oenegé en su territorio?

En primer lugar, hay que decir que en Tandjilé no hay muchas oenegés. Tandjilé es una provincia sin salida a otras provincias y es de poco interés para ellas. Incluso algunos funcionarios estatales que están asignados a Tandjilé tienen dificultades para venir a trabajar aquí. Sin embargo, algunos puntos focales de ciertas oenegés están presentes.

El obispo con sus diocesanos.
El obispo con sus diocesanos.
F.I.

¿De qué manera valora el trabajo que Ilumináfrica lleva haciendo desde hace tanto tiempo? ¿Cree que son necesarias más iniciativas de este tipo?

Ilumináfrica es un socio, desde hace 15 años, de la diócesis de Laï, en particular del hospital Saint Michel de Dono-Manga. Cada año, los oftalmólogos vienen con una o varias expediciones para tratar y operar a pacientes con problemas oculares. La intervención de la Fundación Ilumináfrica es muy eficaz. No tengo las estadísticas en mi poder, pero los oftalmólogos han tratado y operado a miles de personas que vienen de todo Tandjilé, pero también de otras provincias. Gracias a su apoyo, muchas personas son tratadas. En El Chad sabemos que los especialistas se encuentran principalmente en las grandes ciudades, en este caso N'Djamena. Y para recibir tratamiento de un especialista, se necesita mucho dinero. Pero la Fundación Ilumináfrica hace un trabajo humanitario y da la posibilidad a los pobres de curarse. Para atender las necesidades de los más pobres, el enfoque de trabajo de los últimos dos años ha sido muy bueno. Los ópticos acuden a los pueblos para examinar a los enfermos y separar a los que necesitan ser operados de los que no, para evitar que tengan que desplazarse hasta el hospital Saint Michel de Dono-Manga, lugar de la operación, con mala carretera. Así se ve el resultado de esta acción humanitaria. Este es el lugar para expresar todo nuestro reconocimiento y gratitud a todo el equipo de Ilumináfrica. Qué Dios los bendiga a ellos y a su trabajo.

¿La actual situación mundial impide ver la realidad de países tan necesitados de ayuda como El Chad?

Hay que decir que incluso en un contexto normal, El Chad es un país desconocido. Algunos tienen una vaga idea a veces por el lago Chad, que es el lugar donde se encuentran las fronteras de cuatro países: Camerún, Nigeria, Níger y El Chad. En la actualidad, la situación mundial hace más difícil conocer este país tan desprovisto de productos de primera necesidad. El mundo de hoy enfoca su atención en otros horizontes.

¿Cómo podemos dar a conocer sus problemas?

Para dar a conocer nuestros problemas, hay varias formas. El primero es el testimonio, porque todos los años, desde Fundación Ilumináfrica vienen a ofrecer su servicio de atención a los pobres prácticamente gratis. El mínimo importe que se les cobra, va íntegramente al hospital. Cuántas personas quedan ciegas porque no pueden permitirse el lujo de ir a N'Djamena para recibir tratamiento. El testigo es el que ha visto y oído. En Ilumináfrica habéis visto y oído las realidades de El Chad, en particular las de la provincia de Tandjilé, territorio de la diócesis de Laï. Otra forma es utilizar los medios de comunicación modernos de hoy para dar a conocer estas realidades. De esta manera, las personas pueden conocerlas mejor. Por último, quisiera agradecer de manera general a todas las personas de buena voluntad, a las organizaciones españolas que apoyan a la diócesis de Laï en su misión y, en particular, a Ilumináfrica que devuelve la vista a los enfermos.

Inundaciones en El Chad.
*

¿Cómo es la diócesis de Laï?

Muy joven: La diócesis de Laï fue creada el 28 de noviembre de 1998 por el Papa Juan Pablo II. Su territorio corresponde a la provincia de Tandjilé. La población se estima en 1.035.000 habitantes. Los católicos son el 52% de la población, lo que significa que hay alrededor de 538.200 católicos. El primer obispo de esta diócesis se llama Miguel Ángel Sebastián Martínez. Es un misionero comboniano español, originario de Zaragoza. Tras su nombramiento, Nicolás Nadji Bab fue elegido administrador diocesano por los miembros del Colegio de Consultores. Después de un año de servicio, el papa Francisco lo nombró obispo de Laï. Es el segundo obispo de esta diócesis.
Sin rutas arregladas. ​La diócesis de Laï es en gran parte rural y no hay rutas arregladas. La provincia se subdivide en cinco departamentos. Los centros importantes y considerados como ciudades según las realidades del Chad son: Kélo, Laï y Béré. Solo Kélo es atravesado por la carretera asfaltada, una carretera nacional que va desde N'Djamena, la capital, hasta el sur del país. El resto de la provincia solo tiene caminos señalizados y desde hace años sin mantenimiento. Por ejemplo, para ir desde Laï (capital de la provincia y sede de la diócesis) hasta Kélo en coche 4x4, una distancia de 60 km, se necesitan 2 horas y media por carretera en la estación seca y 5 horas en la estación lluviosa. Hace más de 10 años que este camino no se ha arreglado.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión