Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada por caja rural de aragón

premios heraldo del campo

"Nacimos en el medio rural y seguimos muy apegados al territorio"

Luis Ignacio Lucas, director general de Caja Rural de Aragón, patrocinadora de los Premios HERALDO del Campo, recuerda la clara vocación de servicio al medio rural de esta entidad financiera.

ARAGON I PREMIOS HERALDO DEL CAMPO / 18-11-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Luis Ignacio Lucas, durante el acto de entrega de los premios HERALDO del Campo.
Aránzazu Navarro

La mayor cooperativa de crédito de Aragón vuelve a sus orígenes como Caja Rural de Aragón. ¿Qué se esconde detrás de este nuevo nombre?

No es ningún nombre nuevo. Societariamente siempre hemos sido Caja Rural de Aragón. Una Caja Rural. El que ahora la denominación comercial lleve estas tres palabras tan importantes para nosotros desvela toda una filosofía y unos valores que como caja de crédito cooperativo impulsamos en nuestro día a día.

En su discurso insisten en la necesidad de poner el acento en las tres palabras que forman la marca comercial. ¿Cómo lo hacen?

Ponemos el acento en que somos una Caja, y se nota en nuestra cercanía y relación con las personas, en que somos Rural, muy implicados con el campo, con el medio ambiente, la sostenibilidad y la lucha contra la despoblación y por último, pero no menos importante, somos Aragón. Es nuestra pasión. El territorio donde más presentes estamos y donde tenemos nuestra sede corporativa.

¿Qué importancia tiene el medio rural dentro de la política de trabajo de Caja Rural de Aragón?

Una importancia vital. Hablamos el mismo lenguaje que el medio rural. Desde el primer momento en el que entra un compañero o compañera a trabajar a Caja Rural lo primero que se aprende es la terminología del medio. Saber qué es la PAC, cómo se financia una granja o una explotación de almendros, las distintas palabras y variedades del mundo agrícola, por ejemplo, es algo básico que todos conocemos en el Grupo Caja Rural. Los compañeros de nuestra entidad tienen una clara vocación de servicio al medio rural. Nacimos en el medio rural y seguimos, muchos años después, estando muy apegados al territorio.

Para quedarse en el medio rural hacen falta ayudas, ¿qué actuaciones están llevando a cabo para frenar la despoblación?

Sacrificamos rentabilidad económica por rentabilidad social. Seguimos con oficinas, con cajeros automáticos, presentes en gran parte de la provincia de Zaragoza y Huesca. Es cierto que hemos cerrado alguna oficina, pero no hemos dejado abandonadas a las personas y siguen recibiendo servicio por parte de gestores que acuden a visitarles bajo demanda. Evitar la exclusión y dar formación financiera a la población es uno de nuestros compromisos con el territorio.

Una de estas medidas pasa por su apoyo al sector agroalimentario. ¿Cómo se articula?

Hay un dato que es bastante significativo. Casi el 50% de la financiación que hemos concedido durante los últimos años va a apoyar iniciativas impulsadas por el sector agroalimentario. En nuestras decisiones está muy presente ayudar a las personas a lograr un futuro mejor. Y ese futuro, en nuestra tierra, pasa por proyectos de jóvenes que quieren emprender en el medio rural. Que luchan por sus pueblos, por impulsar negocios que les permitan un medio de vida para seguir viviendo donde ellos han elegido.

A pesar de que, en los últimos años, la banca ha seguido una política de cierre de oficinas en medios rurales, ustedes siguen presentes en 153 localidades de la Comunidad. ¿Es esta la mejor manera de paliar el problema de la exclusión financiera?

Claramente es uno de ellos. Cualquier ciudadano que viaje por Aragón descubrirá en la gran mayoría de localidades una oficina o un cajero de Caja Rural. Nuestro grupo siempre se ha significado por estar junto a las personas en localidades no muy pobladas. Algo más del 60% de nuestras oficinas están en poblaciones de menos de 2.000 habitantes.

Otra de sus señas de identidad ha sido apostar por las relaciones con sus clientes. Ustedes siempre dicen que por mucho que se hable de transformaciones digitales, todo está basado en las personas.

Por supuesto. Nuestro modelo de negocio está basado en la relación con el cliente, en nuestra cercanía y colaboración. Apostamos por la digitalización. Ponemos a disposición de nuestros clientes los mejores instrumentos y aplicaciones tecnológicas para que puedan gestionar su relación con Caja Rural de Aragón a través de ellas, si lo desean. Pero, nuestros clientes saben y conocen que tienen junto a lo digital a un amplio equipo a su lado para asesorarles y ayudarles.

Los jóvenes son el futuro. Su nuevo logo renueva el símbolo de las cajas rurales y lo hace con una espiga más moderna e innovadora. ¿Qué les ofrecen?

Tenemos un programa ‘Joven In’ en el que ofrecemos condiciones financieras especiales a los más jóvenes. Nuestra área comercial trabaja para poner a su disposición productos y servicios innovadores en los próximos meses a través del ecosistema digital. A los jóvenes del medio rural y del urbano les ofrecemos una caja 100% aragonesa, comprometida, como ellos están, con el respeto al medio ambiente. Una caja cercana que les ayudará y acompañará a lograr sus sueños.

En su afán por estar con los ciudadanos, pusieron en marcha la Fundación Caja Rural. ¿Cuáles son sus cometidos?

Es la institución que nos llena de orgullo a todos los compañeros, socios y clientes de la entidad. A través de la Fundación devolvemos a la sociedad lo mucho que ella nos da. Impulsamos actividades para el desarrollo del medio rural y sus personas. Realizamos actividades culturales y de acción social ayudando a los más necesitados. Fomentamos hábitos de consumo saludables. Parafraseando a Einstein, intentamos poner nuestro granito de luz en la oscuridad llevando todas estas iniciativas además de a las ciudades a todo nuestro territorio donde estamos presentes.

¿Quieren convertirse en los abanderados de la cultura, el deporte y la solidaridad aragonesa?

Eso sería muy pretencioso por nuestra parte. Nosotros estamos para ayudar, para colaborar. Es una labor de todos, empresas, instituciones y colectivos, impulsar actividades tan importantes para los ciudadanos como la cultura, el deporte y la solidaridad.

¿Cuáles son los retos de futuro de Caja Rural de Aragón?

Estamos en un momento histórico. Aragón es una tierra de grandes oportunidades y desarrollos. Tenemos mucho potencial. Caja Rural de Aragón quiere ayudar, en la medida de sus posibilidades, a todas esas personas que con esfuerzo y trabajo afrontan este reto de futuro. Queremos que nuestros socios y clientes se sientan cada vez más orgullosos de su entidad.

Etiquetas