Branded
Suscríbete por 1€
¡Mujeres al tren!

¡Mujeres al tren!

El objetivo del Plan de Igualdad de Renfe es potenciar la presencia femenina en la compañía.

Muchas mujeres dicen recuperar su intimidad cuando viajan en tren sola.
Muchas mujeres dicen recuperar su intimidad cuando viajan en tren sola.
Fotolia

Cuando las mujeres empezaron a viajar solas en ferrocarril en Europa y Estados Unidos, allá por las postrimerías del siglo XIX, había cierto recelo social por los riesgos que podría entrañar que traspasaran el ámbito privado y se introdujeran en la esfera pública compartiendo espacio con personas desconocidas.

Ese temor se relacionaba directamente con la pérdida de intimidad femenina que, curiosamente, la mujer de hoy parece recuperar cuando viaja en tren sola: «Disfruto del paisaje y del silencio, aunque a veces también cierro los ojos para quedarme a solas con mis pensamientos», dice Beatriz, diseñadora gráfica y madre de dos hijos, que en verano viaja a Madrid un par de fines de semana para encontrarse con su familia, de vacaciones con los abuelos paternos mientras ella trabaja.

La diseñadora zaragozana afirma que vive esos cuatro trayectos al año que hace sola con emoción: «Puede parecer exagerado, pero me sirve para recuperar mi intimidad y hablar conmigo misma», señala.

No es el único testimonio a favor del paréntesis que procura este medio de transporte no solo en la vida personal sino también en la profesional. Así, por ejemplo, Ana Solanas, presidenta de Directivas de Aragón, señala que los trayectos a Madrid o Barcelona forman parte de su rutina laboral, pues al menos una vez a la semana debe utilizar el AVE desde Zaragoza para coger un avión: «Nos ha dado la vida en cuanto a la proyección internacional de la capital aragonesa», afirma con rotundidad. Solanas, que es directora senior de Recursos Humanos en Europa y Asia Pacífico de la compañía zaragozana Exide Tudor, incide en que en los trayectos de vuelta, al concluir la jornada, suele leer un libro o concentrarse en lo que le pasa por la cabeza. Le encanta sentarse al lado de la ventanilla y disfrutar de los valles del entorno de Calatayud o de la niebla y los paisajes nevados de la provincia de Guadalajara en invierno: «Me iría en AVE todos los días a la Cartuja, que es donde tengo la oficina», bromea.

Otra «enamorada del tren», como ella misma se describe, con la que seguro que Ana Solanas coincide en alguna ocasión es Mª Jesús Lorente, presidenta de la Asociación Aragonesa de Mujeres Empresarias y Profesionales (ARAME) y usuaria habitual del AVE. Y es que el tren también favorece la socialización y el reencuentro con socios y colegas en la cafetería. Porque eso sí, el silencio dentro del vagón es uno de los aspectos que más valora la presidenta de ARAME, quien insiste en lo importante de ser respetuoso con los demás pasajeros evitando el uso del móvil en la zona de los asientos. De hecho, Lorente suele elegir el Coche en Silencio para viajar en AVE, orientado a ofrecer un viaje relajado y sin ruidos, que facilite el descanso y permita la concentración en el trabajo y la lectura.

Para Mª Jesús Lorente, sus trayectos de ida y vuelta son radicalmente opuestos pero igual de placenteros. En el de ida, suele preparar sus primeras reuniones profesionales de manera pausada, y en el de vuelta, el viaje en tren le permite alejarse emocionalmente de la jornada laboral y descansar, mientras piensa y se siente como aquella «mujer exploradora del siglo XIX, que continúa su viaje por el siglo XXI».

Ella, ahora, en el Plan de Igualdad

El objetivo del Plan de Igualdad de Renfe es potenciar la presencia femenina en una compañía que, por historia y los condicionantes propios del sector, ha sido tradicionalmente masculina. Actualmente las mujeres representan el 13% de un total de 14.435 empleados y el propósito es llegar a alcanzar una representación femenina cercana al 25% en cuatro años y del 37% en diez. Recientemente se ha sumado a la estrategia un nuevo avance, al conseguir la colaboración proactiva del Instituto de la Mujer para llevar a cabo algunas medidas en esta línea y contar con el asesoramiento de la institución. Destaca la creación de un programa de becas de un millón de euros anuales destinado a mujeres para realizar el curso de conducción de trenes. Renfe forma parte del programa Ahora Tú, para que mujeres formadas en Ciencia, Tecnología, Matemáticas e Ingeniería sean becadas para desarrollar sus prácticas en la compañía ferroviaria. Renfe incorporará a 50 becadas en el primer año. El convenio entre Renfe y el Instituto de la Mujer contempla formación (presencial y ‘online’) en materia de igualdad para los trabajadores de la compañía y asesoramiento en materia de comunicación. Se incluirán clausulas sociales que favorezcan la igualdad en los pliegos de condiciones de las licitaciones que realice la compañía ferroviaria, para extender su compromiso en materia de igualdad a las empresas que le presten servicios.

Etiquetas