Branded
Suscríbete
EN COLABORACIÓN CON MONASTERIO DE PIEDRA

Un monumento histórico rodeado de naturaleza a escasos kilómetros de Zaragoza

El Monasterio de Piedra es un enclave que ofrece un recorrido que conjuga cultura y belleza paisajística para toda la familia.

El verano es una época perfecta para descubrir nuevos enclaves o volver a visitar aquellos que ya conoces, pero no te cansas de ir porque siempre te sorprenden. Es el caso del Monasterio de Piedra, que este año cuenta con la novedad de poder visitar de nuevo el lago del Espejo con un nuevo recorrido.

Catalogado como Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico y Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, el Monasterio de Piedra es uno de los parajes más espectaculares de toda Europa y uno de los lugares más visitados en Aragón. Si te acercas a sus dominios en el pequeño municipio de Nuévalos, ubicado en la comarca zaragozana de Calatayud, te sorprenderá por su extraordinaria belleza paisajística y por su riqueza monumental.

Las aguas del río Piedra hacen que el Parque-jardín Histórico en el que se enclava el Monasterio de Piedra hace que sea un lugar idílico en el que la vegetación se mezcla con cascadas, o misteriosas grutas que sorprenderán al visitante.

Sus rincones te llevarán a lugares mágicos. Conforme vayas avanzando, podrás observar la belleza de El Baño de Diana, la cascada Trinidad, la Gruta Iris o la Cola de Caballo. Como novedad, este año se puede volver a ver el Lago del Espejo con un nuevo recorrido.

Un deleite para los sentidos, un lugar de extraordinaria belleza paisajística, que cuenta con una gran variedad de fauna y flora. La cartelería distribuida a lo largo del recorrido adicional muestra de manera didáctica y entretenida las más de 50 especies de árboles y arbustos autóctonos que se encuentran en el Monasterio.

Dormir en un hotel monumento

La espléndida naturaleza del Parque-jardín Histórico da cobijo al Monasterio de Piedra, de origen cisterciense, cuyos orígenes se remontan al año 1186, cuando el rey de Aragón Alfonso II dona los terrenos y el castillo de Piedra a los monjes cistercienses del Monasterio de Poblet. Construido durante varios siglos, el complejo alberga ejemplos de etapa gótica primitiva, gótica renacentista y clásica-barroca, pudiéndose ver aún parte del muro medieval de mampostería y la Torre del Homenaje, símbolo e imagen corporativa del conjunto turístico Monasterio de Piedra.

La Iglesia es el edificio central y cuenta con un claustro anexo en torno al que se disponen las estancias monacales como la sala capitular, la cillería o almacén, la cocina, el refectorio, donde puede verse el tríptico relicario, y el calefactorio. Además, la zona monumental alberga además el Museo del Vino D.O. Calatayud, perteneciente a la Ruta del Vino, y dos exposiciones: la de la Sala de Carruajes y la de la 'Historia del Chocolate'.

Para los que quieran sentir cómo vivían los antiguos monjes, podrán hacerlo en una de las 62 habitaciones con las que cuenta el hotel habilitado dentro del antiguo monasterio, que fue considerado hotel monumento en 2019. Las mismas están en el lugar de las celdas en las que pernoctaban sus antiguos moradores. Estas instalaciones también disponen de restaurante y llevan a viajar en el tiempo entre salones majestuosos, pasillos abovedados y escalinatas renacentistas. La guinda la ponen una piscina al aire libre, abierta en la temporada estival, y la zona wellnes, donde elegir diferentes tratamientos corporales y faciales o disfrutar de su circuito spa. Todo para completar una experiencia única uniendo naturaliza, historias y leyendas en un paraje perfecto para relajarse en verano.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas