Branded
Suscríbete
noticia patrocinada

¿Quieres volver a pasear entre saltos de agua y un paraje natural espectacular? El Monasterio de Piedra abre mañana

Podrá visitarse el Parque Jardín Histórico durante los fines de semana hasta el final de junio.

La cola de caballo es uno de los lugares más emblemáticos del Monasterio de Piedra que podrán volver a visitarse este fin de semana.
La Cola de Caballo es uno de los lugares más emblemáticos del Monasterio de Piedra que podrán volver a visitarse este fin de semana.
Monasterio de Piedra

Los 800 años de arquitectura y naturaleza del Monasterio de Piedra llevan varios meses cerrados. Han sido momentos de incertidumbre en los que sus parajes naturales con espectaculares saltos de agua no han podido recibir visitantes, pero la pandemia de coronavirus va remitiendo poco a poco y esto hace que la vida de este Conjunto de Interés Cultural, en la categoría de Jardín Histórico pueda ir volviendo a la normalidad. Los trabajadores ultiman los detalles para que los próximos fines de semana de junio el Parque abra sus puertas con todas las garantías sanitarias.

La puerta del Parque Jardín Histórico volverá a abrirse y los excursionistas podrán disfrutar de nuevo en sus senderos y caminos rodeados de una vegetación sin igual a la sombra de árboles centenarios mientras van descubriendo cascadas, arroyos, lagos y grutas de excepcional belleza, pero la apertura no será completa como cuenta José Pont, director general del Centro Turístico del Monasterio de Piedra. "Inicialmente, abrimos el 13 de junio el acceso al Parque, al Monasterio-Claustro, así como el servicio de cafetería, en terraza, donde, de momento, no se servirán comidas calientes". Los días de apertura estarán también limitados en estas primeras semanas. "Durante el mes de junio, abriremos sólo los sábados y domingos. En función de cómo evolucionen las visitas, la ampliación en cuanto a días y la apertura de otros departamentos como el hotel, el restaurante o la tienda, prevista inicialmente para los primeros días de julio, podría adelantarse", adelanta Pont.

Varios carteles a lo largo del recorrido recuerdan la necesidad de mantener una distancia de seguridad de 2 metros.
Varios carteles a lo largo del recorrido recuerdan la necesidad de mantener una distancia de seguridad de 2 metros.
Monasterio de Piedra

Como reconoce el máximo responsable de este conjunto histórico, la apertura de las instalaciones estará condicionada a aspectos como la evolución de la pandemia o la apertura de movimiento interprovincial, entre otros. Porque han debido tener muy en cuenta todas las indicaciones sanitarias para que los visitantes puedan volver a respirar el aire puro de Los Vadillos, Los Fresnos o La Cola de Caballo. Las medidas de seguridad se han centrado en tres aspectos: control de aforos, distancias de seguridad interpersonal e higiene y limpieza. "Hemos limitado las personas que pueden entrar en el parque al 50% de su aforo máximo. Además, hemos puesto carteles recordatorios de la necesidad de mantener la distancia entre los visitantes, aspecto que vigilaremos también con personal propio en el Parque, y, en la zona de restauración, hemos colocado gel hidroalcohólico a disposición de clientes, limpiamos las mesas y las sillas de forma continua y nuestro personal usa mascarillas, y guantes en caso necesario.”

Ilusión por volver

Trabajadores que, como reconoce Pont, tienen ilusión por volver después de tres meses cerrados y la esperanza de que, con el esfuerzo de todos, se supere la situación creada por el Covid-19. Una coyuntura que convierte en una incógnita el número de personas que van a pasar por el Monasterio de Piedra durante estos primeros días. "Puede haber reacciones encontradas por parte de clientes", comenta José Pont. "Por un lado, estarán los que están deseosos de salir de sus casas después de mucho tiempo de confinamiento y puede que otros estén aún reacios a una exposición en lugares de pública concurrencia". La venta de entradas se realizará de momento solo a través de internet (monasteriopiedra.com). Para aquellas personas que no hubiesen comprado las entradas antes de llegar al parque, en varios puntos hay códigos QR con acceso ala web además de planos del recinto y diferente información relevante. Esta estrategia les ayudará a tener una previsión certera de los visitantes que vayan a ir y permitirá poder reaccionar según la situación. "Podremos hacer un seguimiento día a día de la evolución previsible de las visitas y actuar en consecuencia", culmina Pont, entusiasmado por poder abrir de nuevo las puertas del Monasterio de Piedra a los visitantes a partir de mañana

Etiquetas