Branded
Suscríbete por 1€

día mundial del medioambiente

Luchar contra las amenazas medioambientales

Mitigar el cambio climático, la contaminación, la deforestación, la sobreexplotación de recursos o la pérdida de la biodiversidad son algunos de los principales retos de la próxima década.

Un grupo de niñas concienciadas sobre la necesidad de cuidar del planeta.
Un grupo de niñas concienciadas sobre la necesidad de cuidar del planeta.
Freepik

La Tierra se enfrenta a graves problemas medioambientales que amenazan la supervivencia de miles de especies y ecosistemas en todo el mundo. La ONU ha advertido que la próxima década representa la última oportunidad para salvar el planeta, que está llegando rápidamente a extremos irreversibles.

El cambio climático es uno de los principales problemas. Las emisiones de CO2, que han aumentado casi en un 50% desde 1990 según la ONU, son causa directa del calentamiento global. Debido a este incremento de la temperatura, los glaciares se están derritiendo a un ritmo vertiginoso, provocando un aumento del nivel del mar. Las consecuencias: fenómenos metereológicos extremos, inundaciones, una reducción en la producción de cereales, pérdida de flora y fauna…

Otra de las principales amenazas es la contaminación. Según la OMS, el 90% de la humanidad respira aire contaminado, lo que trae consigo una larga lista de enfermedades respiratorias. El vertido de residuos y productos químicos que contaminan las aguas produce también muchas muertes cada año, por no hablar de que los océanos se están transformando en grandes basureros de plástico.

El ritmo de sobreconsumo actual implicaría la
necesidad de tener 2,5 planetas en 2050 para poder abastecernos

Asimismo, los pulmones naturales del planeta están desapareciendo a causa de la deforestación. La tala indiscriminada de árboles y la degradación de los bosques tiene graves consecuencias para la biodiversidad. Aunque la FAO reconoce una disminución en la tasa de deforestación en los últimos tiempos, aseguran que se siguen perdiendo unos 10 millones de hectáreas cada año por su conversión para uso humano.

La sobreexplotación de recursos naturales es otro importante factor a tener en cuenta. Petróleo, gas natural, carbón, el suelo, el agua, los árboles… la mayoría son limitados y su consumo indiscriminado está generando un enorme déficit que puede causar un colapso mundial. Otras prácticas como la sobrepesca, la sobreproducción de carne o el consumo sin control se podrían sumar a esta lista de malas prácticas.

Desde el Fondo Mundial para la Naturaleza afirman que cada año se consume un 20% más de recursos de los que se pueden regenerar, porcentaje que no deja de crecer y que implicaría la necesidad de tener dos planetas y medio para abastecerse a ese mismo ritmo en el año 2050. La desaparición de hábitats, la extinción de especies, la erosión del suelo fértil, la contaminación, la escasez de agua potable, el peligro en la seguridad alimentaria, el desequilibrio económico o la reducción en la calidad de vida general son algunas de las consecuencias. 

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión