Despliega el menú
Branded

Luchando por mejorar la salud visual de la población

Se conmemora el Día Mundial de la Optometría.

Los ópticos optometristas quieren reivindicar la importancia de realizarse revisiones para mejorar la salud visual.
Los ópticos optometristas quieren reivindicar la importancia de realizarse revisiones para mejorar la salud visual.
Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas.

La conmemoración del Día Mundial de la Optometría este año se centra en llamar la atención sobre el deterioro de la visión y los diferentes problemas visuales, pero también en la reivindicación de la labor del óptico-optometrista en la atención primaria de la salud visual. Esta reivindicación pretende poner el foco, según la delegación en Aragón del Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas, en la importancia de la profesión ya que el 27,6% de las derivaciones que realizan los pediatras de atención primaria y el 14,6% de las de los médicos de familia son al oftalmólogo, siendo un 76,4% de ellas trastornos de la agudeza visual que podrían ser asumidas y solventadas por su colectivo.

Ante esta perspectiva, reivindican que en Aragón se contempla la figura del óptico optometrista dentro del Salud desde enero del año 2017, pero no se han sacado todavía las plazas, estando los especialistas con diferentes contratos. Esto resaltan que propiciaría la reducción de las listas de espera de los servicios de oftalmología al hacerse cargo de los controles periódicos de ciertos pacientes con patologías diagnosticadas y los seguimientos de ciertos tratamientos o la refracción de pacientes sometidos a cirugía de cataratas, una vez obtenida el alta médica por parte del oftalmólogo.

En definitiva, la labor de los ópticos optometristas mejoraría la salud visual en España, donde, según el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, un tercio de la población no revisa su visión periódicamente a pesar de que en torno al 70 % tiene alguna disfunción visual.

Recuerdan que es recomendable acudir al óptico optometrista una vez al año, siendo muy importante en la infancia y pudiéndose espaciar a 24 meses cuando una persona tenga entre 20 y 40 años, si no tiene afecciones. Una vez superada esa edad, aumenta el riesgo de problemas oculares por lo que recomiendan que sean anuales, sobre todo a partir de los 55, por la incidencia de problemas como cataratas o glaucoma, entre otros. 

Etiquetas