Despliega el menú
Branded

especial obra nueva

Los cambios que trae el vivir de puertas adentro

Más superficie, una habitación extra para el teletrabajo o el telecole, más terrazas, zonas comunes y dando prioridad a los metros frente a la ubicación. La demanda de obra nueva también se ha visto afectada por la pandemia del coronavirus.

El comprador de obra nueva busca viviendas con más superficie.
El comprador de obra nueva busca viviendas con más superficie.
Pixabay

La crisis del coronavirus nos obligó, primero, a confinarnos y luego, con las restricciones de movilidad, a valorar mucho más el tiempo que pasamos en casa. Esto se ha traducido, en la compra de viviendas, en la demanda de casas con más espacio, mayores terrazas y en las que no prima tanto la ubicación como el ganar espacio.

El presidente de Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón (API), Fernando Baena, explica que la demanda ha cambiado y que la gente prefiere incluso buscar vivienda en el extrarradio de las grandes ciudades para ganar espacio, conseguir jardín, bodega o la que han llamado habitación covid –un cuarto extra que puede servir tanto para teletrabajar o seguir las clases ‘online’ como por si alguien necesita aislarse–.

«La crisis del coronavirus afectará más a nuevos proyectos, que podrán retrasarse, pero en los actuales, debido a las condiciones que han existido en los últimos años de no empezar una promoción sin unas preventas del 50% al 60%, no ha tenido efectos negativos», asegura Baena, ya que asegura que las promociones que están en curso están vendidas o prácticamente en su totalidad.

«En la oferta que hay de obra nueva, hay un equilibrio e incluso podría decirse que más demanda que oferta», concreta el presidente de los agentes de la propiedad. «Sí que ha influido la pandemia en cuanto a las peticiones y la tipología de vivienda. Ahora el comprador, quizás debido al confinamiento, ha pasado a vivir más de puertas adentro que afuera y, por eso, busca una vivienda de mayor superficie».

Baena asegura que no solo se busca una habitación extra –que también–, sino que se valora tener una terraza, una bodega... En resumen, «prevalece más el criterio de la superficie y la categoría de la vivienda por encima de la ubicación, que antes era lo que la gente buscaba en un porcentaje mayor».

Baena asegura que hay un «cierto resurgimiento de las zonas metropolitanas de la ciudad, como Cuarte deHuerva, por poner un ejemplo». Y detalla que muchos de los que demandan obra nueva, prefieran conseguir más metros cuadrados de superficie que una buena ubicación en una zona más consolidada de la ciudad. Aunque también hay quienes siguen priorizando el estar en un lugar céntrico, próximo al trabajo o al colegio de los hijos.

En cuanto a la vivienda usada, para el presidente de Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón, ahí sí prevalece la ubicación, «aunque también se valora esa tercera o cuarta habitación y el valor añadido de ese balcón o de esa zona comunitaria». «Estas son cuestiones que antes se tenían menos en cuenta, pero que ahora se valoran más después de todo lo que hemos pasado», añade Baena.

El mercado de alquiler

En el caso del mercado de alquiler, asegura que la demanda es diferente, puesto que normalmente no se trata de una vivienda que la gente considere que es la definitiva. «Ahí hay otros componentes. Se busca una ubicación cómoda, con buena comunicación con el trabajo, el colegio… Ahí se es más operativo y se escribe menos la carta a los Reyes Magos que cuando se compra una vivienda en propiedad. Hay que tener en cuenta que los alquileres suelen ser por un tiempo determinado, pero no para indefinido…».

Y asegura que la demanda de alquileres por la bajada en la movilidad entre ciudades y comunidad se ha notado. Estas restricciones, asegura Baena, han afectado a la vivienda en menor medida.

De hecho, según los datos del último trimestre, el número de compraventas ha subido un 55% frente al trimestre anterior de este mismo año y la caída, si se compara con el mismo período de 2019, es de apenas un 5%, lo cual, dada la situación de crisis económica actual como consecuencia de la pandemia, es una bajada mínima para los expertos en el mercado inmobiliario. 

-Ir al especial Obra Nueva.

Etiquetas
Comentarios