Branded
Suscríbete

agenda 2030

La escuela como instrumento para la concienciación sobre la sostenibilidad

Los escolares de educación infantil, primaria, ESO y bachillerato se conciencian dentro del aula de la importancia de los ODS gracias a la inclusión de diferentes contenidos específicos en los planes curriculares de diferentes asignaturas.

Los ODS se pueden trabajar en las diferentes etapas educativas.
Los ODS se pueden trabajar en las diferentes etapas educativas.

Se necesita un cambio fundamental en la forma en que pensamos sobre el rol de la educación en el desarrollo mundial, porque tiene un efecto catalizador en el bienestar de los individuos y el futuro de nuestro planeta». Son palabras de Irina Bokova, directora general de la Unesco, en el documento ‘Educación para los Objetivos de Desarrollo Sostenible: objetivos de aprendizaje’. En el mismo, Bokova reconoce que «ahora más que nunca, la educación tiene la responsabilidad de estar a la par de los desafíos y las aspiraciones del siglo XXI, y de promover los tipos correctos de valores y habilidades que llevarán al crecimiento sostenible e inclusivo y a una vida pacífica juntos».

Transformarse en agentes de cambio hará que el mundo se convierta en un lugar más sostenible. Esto requiere que se adquieran una serie de conocimientos, habilidades, valores y actitudes desde la más tierna infancia para que se conviertan en hábitos durante la edad adulta.

Competencias clave

Para poder lograr la concienciación, los colegios deben adaptar los planes de estudio de cada uno de los niveles educativos a las competencias clave relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Enseñarles a tener un pensamiento sistémico les ayudará a reconocer y comprender las relaciones, analizar su entorno y lidiar con la incertidumbre. Por su parte, la anticipación es una habilidad que hará posible que comprendan y evalúen diferentes escenarios para que puedan tener visión de futuro prudente y evaluando las consecuencias.

Los planes educativos de cada una de las etapas se debe adaptar a los ODS impulsados por la ONU

Durante la etapa escolar, los niños deben también conocer las normas y valores que subyacen en las acciones que se llevan a cabo. Asimismo, deben adquirir las habilidades para desarrollar e implementar de forma colectiva acciones innovadoras que fomenten la sostenibilidad a nivel local y más allá. También deben aprender de otros para comprender sus necesidades.

Todo ello generando con el paso de los años un pensamiento crítico, ayudando a los escolares a reflexionar sobre el rol que cada uno tiene en la comunidad local y en la sociedad. Sin olvidar que aprendan a aplicar soluciones a diferentes problemas relacionados con la sostenibilidad. Para que el desarrollo de todas estas competencias sea posible según la edad, los profesores desarrollan diferentes actividades según la etapa educativa.

Educación infanil

Los cuentos son la herramienta más adecuada para comenzar a concienciar a los más pequeños de la importancia de la sostenibilidad del planeta. Hay varios ejemplos que les ayudarán a familiarizarse con los Objetivos de Desarrollo Sostenible mientras se divierten:

  • Árboles. Es un libro ilustrado con el que los más pequeños aprenderán sobre el ciclo de vida de los árboles, su importancia para el clima y la necesidad de protegerlos.
  • Rosa caramelo. Gracias a esta publicación, se puede trabajar con los escolares la igualdad de género. Todas las elefantas de una manada son de color rosa menos Margarita, que se revelará al descubrir que las de su sexo tienen prohibido hacer cosas reservadas a los machos.
  • Linnea. La protagonista de esta historia es una niña que se inspira en la vida campestre para llevar mejoras a su ciudad. Quiere lograr un planeta más limpio con acciones como un huerto urbano.

Educación primaria

Conforme los niños van cumpliendo años, van ganando independencia y se pueden abordar los ODS con actividades que combinen el trabajo individual con las reuniones en equipo. Algunos ejercicios para los alumnos de estas edades son:

  • El botiquín de los afectos. Los alumnos deben dar una receta para curar la tristeza en una tarjeta, indicando para qué sirve, cada cuánto hay que tomarlo o cómo hay que usarlo y, si se puede, de qué está compuesto. Todas se pondrán en la pared, formando el botiquín.
  • El telediario. Deberán redactar la noticia de un viaje a Nicaragua para dar a conocer la situación del país repartidos en pequeños grupos. Con toda la clase reunida, los portavoces la contarán.
  • Los ponchos. Con una cartulina, fabricaremos un poncho a cada niño. En la espalda, sus compañeros deben poner tres calificativos positivos de la persona que lo lleva para hablar de sentimientos.

ESO

El pensamiento crítico es la habilidad que se debe comenzar a potenciar en esta etapa educativa. Durante estos años en los que los alumnos van transformándose, deben hacerlo a nivel mental para que la sostenibilidad esté dentro de su vida.

  • The big question’. Se busca identificar los problemas que los alumnos consideran más importantes. En un primer momento, se les agrupará por parejas, luego por cuartetos y en grupos de 8 y, finalmente, toda la clase para llegar a un acuerdo.
  • ODS para los niños. El profesor repartirá recortes de prensa sobre vulneraciones de derechos de la infancia. Los escolares, divididos en grupos, deberán identificar cada uno con un ODS.
  • Café mundial. Consiste en generar debate transformando las mesas de clase como si de un bar se tratara. Se nombra a un portavoz que debe permanecer en su sitio mientras el resto de los miembros rotan para incentivar la creatividad.

Bachillerato

En esta etapa educativa, se debe buscar afianzar todo lo aprendido e incentivar el pensamiento crítico de los alumnos para que se preparen para la vida adulta:

  • El rosco de los derechos de la infancia. Divididos en grupos, los alumnos se meterán en la dinámica de un conocido programa de televisión con los diez principios que establece la Declaración de los Derechos de la Infancia como telón de fondo. Al final, se suman los aciertos de cada equipo para saber los conocimientos de la clase.
  • ¿Qué necesitamos para vivir? La clase debe responder esta pregunta en pequeños grupos. Los alumnos deben escoger de una lista las necesidades para vivir, añadiendo las que consideren y escoger de las que podría prescindir.
  • Consumir con cabeza. En grupos, evaluarán el origen de unas camisetas y reflexionarán sobre las condiciones laborales en el mundo.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión