Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada

especial retos demográficos 

La energía renovable de Forestalia, la mejor aliada frente a la despoblación

Forestalia apuesta por el medio rural aragonés, especialmente por la provincia de Teruel, que tiene en las energías renovables un gran potencial de crecimiento, creación de empleo y fijación de población.

Parque eólico del Proyecto Goya (Azuara).
Parque eólico del Proyecto Goya (Azuara).
Fabián Simón

España, como el resto de los países desarrollados, está librando una compleja y difícil batalla frente al reto del cambio climático y a favor del desarrollo sostenible. En esta pugna por la sostenibilidad, se han convertido en fundamentales las energías renovables, que también son, al mismo tiempo, la mejor aliada frente a la despoblación.

Las renovables se han consolidado como una gran oportunidad de generación de empleo en el medio rural, especialmente en comunidades extensas como Aragón. También son bazas imprescindibles en la modernización de la economía y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, máxime en un momento de transición hacia una economía libre de emisiones, con la utilización de una energía más limpia. La madurez tecnológica contribuye en que el sector se haya erigido en una apuesta segura.

Las renovables son una gran oportunidad de generación de empleo en el medio rural.

En el esfuerzo común por el cumplimiento de los objetivos que fija la Unión Europea, Forestalia está desempeñando un papel de gran importancia, como principal adjudicataria en las subastas de renovables de 2016 y 2017, con más de 1.800 megavatios para instalaciones eólicas, fotovoltaicas y de generación mediante biomasa.

La práctica totalidad de esta potencia beneficiará a Aragón, comunidad donde encuentra sus raíces el grupo empresarial, que hoy da empleo a más de 170 personas, en las oficinas de Zaragoza y Madrid, y cuyo volumen de negocio se eleva a los 200 millones de euros en el recién acabado 2019. Forestalia opera actualmente en España, Italia y Francia, en generación eólica, fotovoltaica y mediante biomasa, así como en la producción de pellets.

Forestalia, pionera

Forestalia fue pionera en su apuesta por una energía limpia, renovable y sostenible, libre de primas y subsidios, que resultara por sí misma competitiva y eficiente. Cuando solo han transcurrido escasos años de las subastas, todos los proyectos derivados de las adjudicaciones a Forestalia se encuentran en operación o con contratos de construcción en ejecución, con financiación asegurada por entidades financieras de primera fila mundial. Todas las financiaciones conseguidas por Forestalia para el desarrollo de estos proyectos han obtenido la calificación de “préstamos verdes” de cara a los mercados internacionales de deuda.

Planta de pellets Arapellet, en Erla.
Planta de pellets Arapellet, en Erla.
Fabián Simón

Desde el año pasado, están ya construidas y han comenzado a verter energía verde a la red eléctrica instalaciones que suman más de 600 megavatios. La mayor parte de estas plantas en las que participa Forestalia se encuentran ubicadas en las provincias aragonesas de Zaragoza y Teruel, en comarcas como Cinco Villas, Campo de Belchite, Daroca, Cariñena y Campo de Jiloca, en proyectos eólicos como el Goya y el Phoenix, totalmente operativo.

El volumen de negocio del grupo empresarial se eleva a 200 millones de euros en el año 2019.

La capacidad total habrá completado su construcción y estará ya en servicio durante este año 2020. De inmediato, entrará en operación, dentro del plazo establecido en la subasta de 2016, la planta de generación eléctrica mediante biomasa agroforestal ubicada en Cubillos del Sil (El Bierzo, León), que cuenta con la participación de la Junta de Castilla y León. Esta planta ayudará, además, a contribuir en la lucha frente a los incendios forestales, mediante una óptima ordenación de los montes.

Administraciones públicas

Las declaraciones de interés autonómico de las inversiones de renovables por parte del Gobierno de Aragón, durante la anterior legislatura, fueron fundamentales en el éxito de la apuesta por este sector estratégico, generador de empleo en el medio rural, que permite aprovechar recursos naturales como el sol y el viento en beneficio del desarrollo sostenible.

La cartera de proyectos suma 5.500 megavatios y tiene el apoyo de las administraciones públicas.

La cartera de proyectos de Forestalia, que suma más de 5.500 megavatios, se seguirá desplegando a velocidad de crucero apoyándose, y siendo apoyada a su vez, por las administraciones públicas, que están absolutamente comprometidas con un futuro limpio y sostenible para la sociedad en su conjunto, y en la mejora de la calidad de vida de la población rural.

Foto de los Parques Las Majas, en Campo de Belchite.
Foto de los Parques Las Majas, en Campo de Belchite.
Fabián Simón

El anunciado e inevitable cierre de centrales de carbón marca un nuevo escenario para el sector de las renovables, desde la responsabilidad compartida frente al cambio climático, la solidaridad territorial y una transición justa, que debe abrir un horizonte de esperanza para el medio rural. Un reto compartido que Aragón y España no pueden dejar escapar.

3.000 megavatios en la provincia de Teruel, la gran apuesta de Forestalia

Forestalia está desarrollando en la provincia de Teruel casi 3.000 megavatios, con el objetivo de fijar población en el medio rural. La rentabilidad de estos más de 60 proyectos fotovoltaicos y eólicos no acaba en lo puramente económico y directo, sino que conlleva una elevada rentabilidad social.

La inversión total de estos proyectos es de más de 2.400 millones de euros, con una previsión de ingresos en el territorio de más de 408 millones en 30 años, mediante impuestos municipales y alquiler de terrenos. El horizonte de trabajo para el desarrollo y ejecución de los proyectos es de cuatro años. En los proyectos, se pone especial celo en el respeto paisajístico y ambiental, acatando siempre el criterio de los municipios para la implantación de las instalaciones. De hecho, para promover estos desarrollos, está siendo fundamental la constitución de asociaciones de municipios, que permiten consensuar, socializar y compartir los beneficios económicos que aportan las instalaciones, mediante la priorización de las actuaciones en terrenos públicos, así como la creación de fondos comunes entre los distintos municipios, que se destinan a políticas de desarrollo y creación de empleo. En los protocolos firmados con las asociaciones, se prioriza la creación de empleo local, garante de la vertebración del territorio frente al gran reto demográfico de la despoblación. Actualmente, Forestalia está trabajando intensamente en la definición técnica de los proyectos, con el objetivo de que a mediados de este año pueda comenzar la tramitación administrativa de en torno a 2000 megavatios.

Además de los desarrollos eólicos y fotovoltaicos, Forestalia ha anunciado el impulso a una planta de producción de pellets en el municipio de Andorra. Será la mayor planta de pellets de España, con una capacidad de producción de 200.000 toneladas anuales. La planta de Andorra creará más de 50 empleos directos en la planta, y más de 350 en explotaciones forestales, acopio, transporte y logística de la biomasa. Forestalia ya dispone actualmente de dos plantas de pellets: Arapellet, ubicadas en Erla (Cinco Villas) y Ribpellet, en Huerta de Rey (Burgos).

La puesta de largo de los planes de Forestalia para Teruel, celebrada en el mes de septiembre en la capital turolense, estuvo presidida por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y la consejera Mayte Pérez, junto con el presidente de Forestalia, Fernando Samper, y el asesor estratégico del grupo, José Antonio Pérez Cebrián.

Etiquetas