Despliega el menú
Branded

Transporte por mar centrado en las personas

El alto grado de digitalización de la empresa aragonesa JCV Shipping le ha posibilitado tomar medidas que benefician a la vida de sus empleados, una máxima con la que además quieren forjar el presente y el futuro de la compañía.

Su plantilla es uno de los principales activos de JCV Shipping.
Su plantilla es uno de los principales activos de JCV Shipping.
JCV Shipping

Personas, servicio, confianza, cercanía e innovación tecnológica son los valores que guían la actividad de JCV Shipping. Como afirma Óscar Calvo, director general de esta empresa, "son el faro que ilumina el tránsito marítimo de la mercancía para que llegue a buen puerto".

Con la ayuda de estas señas de identidad, tienen un sueño que exterioriza su máximo responsable: hacer de JCV una empresa de referencia y respetada dentro del sector. Además también quieren servir para que las personas que trabajan en las empresas exportadoras vendan sus productos y que sus empleados se desarrollen personal y profesionalmente. Porque creen que si buscan y hacen lo posible por conseguir lo mejor para todos en conjunto, esto será también lo mejor para cada uno individualmente y, por este orden, crecerán de manera orgánica y sostenible para que la compañía tenga presente y futuro.

Pero, en la actualidad, no pueden perder de vista la pandemia del coronavirus. "En JCV estamos sufriéndola desde principios de año, cuando China estableció su confinamiento y eso se tradujo en una disminución del volumen de importaciones y en que las navieras cancelaron salidas que afectaron también a las exportaciones desde España a Oriente Medio y Extremo Oriente", reconoce Calvo.

Medidas excepcionales

La estrategia de digitalización puesta en marcha hace ya tres años en JCV Shipping ha hecho que su volumen de actividad no se haya visto mermado, aunque tuvieran que aplicar las medidas establecidas por el Gobierno. El 60% de su plantilla comenzó a trabajar en casa desde el mismo día que cerraron los colegios para incentivar la conciliación familiar de sus empleados.

Dado el carácter esencial de su actividad, han podido mantener a la totalidad de la plantilla. "Incluso hemos incorporado una persona en prácticas", afirma Calvo. Todo ello con la máxima seguridad sanitaria, manteniendo la distancia de seguridad entre las personas presentes en sus instalaciones y realizando test de detección de covid-19 a todas las que se iban incorporando.

La experiencia que da llevar más de 20 años en el sector del transporte marítimo de mercancías les hace mirar al futuro con cautela, pero con esperanza. "Creemos que esta situación va a ayudar a dar un impulso importante y necesario en la digitalización de todos los actores que formamos parte de la cadena", afirma el director general de una entidad que con sus soluciones tecnológicas permite tener controlados los envíos desde que se cargan en el barco hasta que llegan a su lugar de destino.

- Ir al especial Empresas familiares de Aragón.

Etiquetas