Despliega el menú
Branded

Tercer Milenio

INFORMACIÓN ELABORADA EN COLABORACIÓN CON OBRA SOCIAL' LA CAIXA'

Investigación: clave para frenar al covid-19

La epidemióloga aragonesa María Lahuerta investiga sobre el Covid-19 desde un centro de la Universidad de Columbia de Nueva York.

María Lahuerta investiga en Nueva York para frenar el coronavirus.
María Lahuerta investiga en Nueva York para frenar el coronavirus.
M.L.

Desde hace unos meses, los mejores científicos de todo el mundo trabajan contra reloj para poder encontrar una vacuna contra el terrible Covid-19. Una carrera en la que también participa la epidemióloga aragonesa María Lahuerta, especialista en enfermedades infecciosas en ICAP, un centro de la Universidad de Columbia en Nueva York que trabaja en más de veinte países de África y Asia para mejorar la salud de la población a través de la innovación, investigación y colaboración global. Un trabajo al que llegó gracias a su brillante curriculum, que incluye una beca de posgrado para estudiar en Columbia, concedida por la Fundación ‘la Caixa’.

Estos días, la actividad de María es frenética. "Estamos realizando ensayos clínicos para ver si se puede usar plasma de pacientes que han pasado la infección, como profilaxis para prevenir la infección en individuos de riesgo. Esto les daría anticuerpos de protección durante un tiempo pero no haría que ellos crearan su propia respuesta inmunitaria, por lo que sería solo un parche hasta que tengamos una vacuna eficaz disponible», indica María Lahuerta.

La epidemióloga aragonesa insiste en que para hacer frente al virus es clave utilizar todas las estrategias disponibles, ya que su propagación ha sido consecuencia de factores muy diversos. "Vivimos en un mundo altamente globalizado, lo que ha ayudado mucho a la expansión del virus a otros países en un tiempo récord. También es un virus que se transmite fácilmente y las personas asintomáticas contribuyen a la transmisión. Ahora sabemos que el virus se estaba transmitiendo en España mucho antes de lo que se pensaba", afirma.

En cuanto a la necesidad de poner en marcha test rápidos, ella cree que "serán muy útiles siempre que vayan acompañados de otras medidas para contener la transmisión, como la búsqueda activa de contactos de las personas infectadas. Se han desarrollado varios tests rápidos que son muy sensibles y que en solo 10 minutos dan el resultado, pero aún se tardará en conseguir esos tests en cantidades suficientes».

Y una vez controlada la situación, María insiste en que "lo prioritario será prepararnos para un posible nuevo brote en otoño. Deberíamos tener un control muy estricto en las fronteras, limitar lo máximo posible las grandes aglomeraciones y reforzar el sistema de vigilancia epidemiológica. Tenemos que asegurarnos que, cada vez que diagnostiquemos un nuevo caso, en el futuro seremos capaces de localizar a sus contactos y aislarlos para frenar la transmisión".

Grandes experiencias

Ella mientras tanto continúa con su trabajo al que accedió gracias a la beca de ‘la Caixa’ que le ha permitido dedicarse a su pasión: la salud internacional. "También me abrió un mundo de posibilidades que, de otra forma, ni siquiera hubiera sabido que existían. Me permitió acceder a mi trabajo actual en ICAP, en la universidad de Columbia, donde he tenido experiencias profesionales muy enriquecedoras apoyando proyectos de salud en África y Asia", recuerda.

En el caso de África, María asegura que "han sido muy rápidos en cerrar las fronteras e implementar medidas de contención y, de momento, parece que han conseguido evitar la transmisión comunitaria. Sin embargo, va a ser muy complicado para ellos controlar la expansión dada la falta de recursos".

Etiquetas