the wave

Inteligencia artificial para reducir los residuos

Las nuevas tecnologías suponen una revolución en la gestión de los desechos, logrando una mayor eficiencia en los procesos y ayudando a impulsar la economía circular.

La tecnología puede ser un gran aliado para impulsar el reciclaje.
La tecnología puede ser un gran aliado para impulsar el reciclaje.
Freepik

La gestión de residuos es uno de los principales retos de futuro a los que se deberán enfrentar las grandes ciudades y los entornos urbanos en los próximos años. Según un informe elaborado por el Banco Mundial, se prevé que la generación de desechos a nivel planetario en 2050 sea un 70% mayor que la que existía hace cinco años. Esto supondría un grave problema para la salubridad de la población y el planeta, por lo que tomar medidas que impidan que el presagio se cumpla resulta fundamental para la supervivencia de la especie.

Algunos países ya han empezado a hacer sus deberes. Ecoembes resalta que, en 2023, en España se recuperaron casi 1.700.000 toneladas de envases domésticos, entre los que se encuentran plásticos, latas, madera, papel y cartón. Esta cifra representa un 3,5% más que en 2022 y un 12% de incremento con respecto a los valores de 2019. Esta tendencia al alza deberá mantenerse para llegar a las cifras marcadas por la Unión Europea.

La inteligencia artificial es capaz de identificar materiales que el ojo humano no alcanza a ver

Ante estas circunstancias, la inteligencia artificial tiene el potencial para convertirse en uno de los grandes aliados en la lucha contra el desperdicio de residuos. Esta tecnología ha llegado para revolucionar la manera en la que se trata la basura, ofreciendo soluciones que optimizan los procesos y promueven la transición hacia una economía circular mediante la reutilización, la recuperación y el reciclaje. Todo esto redundaría en una mayor sostenibilidad ambiental y una reducción de la huella de carbono.

Beneficios

Una de las grandes ventajas que proporciona el uso de la IA en este campo es la mejora en la clasificación de los residuos para su posterior recuperación o reciclaje. Hasta ahora, se hacía mediante una combinación de trabajadores y máquinas, pero añadir esta tecnología supondría no solo hacer más eficiente el proceso, sino reducir notablemente la cantidad de desechos que terminan en el vertedero. La IA es capaz de identificar de forma automática tipos de materiales que el ojo humano no alcanza a diferenciar, así como hacer una lectura del etiquetado, dilucidar la composición de un producto y separar los distintos elementos automáticamente.

Gracias a tecnologías como el Internet de las Cosas o el Big Data, se están reduciendo los costes de la recogida de residuos, ya que logran analizar patrones de generación de desechos, saber cuándo un contenedor está lleno y optimizar rutas de recolección, entre otros.

Normalmente, si se deposita basura en el contenedor de reciclaje equivocado o se mezclan los residuos por un error humano, todos los desechos quedan comprometidos, ya que la carga adicional de clasificar la basura en tiempo y coste se considera muy elevada. En estos casos, mucho del material que podría reciclarse termina en el vertedero, donde produce gases de efecto invernadero, libera toxinas y altera negativamente a la diversidad natural de la zona. En estos casos, la inteligencia artificial puede ayudar a la segregación de residuos de forma más eficiente y a un coste menor. Además, al poder trabajar durante largos períodos de tiempo y de forma constante, el proceso es más rentable para las empresas dedicadas a esta tarea.

La IA ayuda a reciclar en casa.
La IA ayuda a reciclar en casa.
Freepik

Esta tecnología puede ayudar también al reciclaje en el hogar, facilitando la tarea de los ciudadanos a la hora de separar la basura que generan. En algunas ciudades, los ayuntamientos han incorporado, como parte de su sistema de recogida de residuos, aplicaciones móviles que permiten a los usuarios hacer una foto del elemento que quieran tirar pero no saben exactamente en qué contenedor deben depositarlo. La app escanea el producto, lo analiza e indica qué deben hacer con él.

Por último, cabe señalar que las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial y otras tecnologías está captando el interés de multitud de empresas, que ven grandes ventajas financieras, operativas y comerciales en la modernización de los procesos de gestión de residuos. 

Lucha contra el cambio climático

Además de impulsar el reciclaje, la inteligencia artificial puede suponer una herramienta de ayuda para combatir el cambio climático.

Estudiar el deshielo

Una inteligencia artificial entrenada es capaz de estudiar la velocidad a la que se están derritiendo los icebergs y los casquetes polares de forma mucho más precisa y rápida que los humanos.

1

Mapear la deforestación

A través de imágenes por satélite, muestran un mapa claro de la huella de la deforestación en diversas zonas del mundo.

2

Predecir patrones meteorológicos

Estudiando miles de datos y parámetros, la IA mejora el pronóstico del tiempo, ayudando a las autoridades a prevenir inclemencias y minimizar el impacto de grandes desastres.

3

Limpiar el océano

Existen varios proyectos en Europa que se están sirviendo de IA y otras tecnologías para eliminar la contaminación de plásticos de las aguas.

4

Descarbonizar la industria

La IA está ayudando a las empresas de diversos sectores descarbonizar sus operaciones.

5

REALIZADO POR AML
Este contenido ha sido elaborado por Aragón Media Lab, unidad Branded Content de Henneo.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión