Despliega el menú
Branded

VAMOS CON TU FUTURO

En colaboración con

Cómo invertir y hacer crecer tu dinero (sin riesgo de perderlo en el intento)

Diversificar, invertir a largo plazo y contar con un buen gestor son algunas claves para sacar el máximo partido a tus ahorros.

La figura de un asesor financiero puede ayudarnos a hacer crecer nuestros ahorros.
La figura de un asesor financiero puede ayudarnos a hacer crecer nuestros ahorros.
  

Cuando una persona decide invertir parte de sus ingresos, son muchos los motivos que pueden incentivar esta decisión: contar con dinero para emergencias, no perder nivel de vida cuando llegue la jubilación, ayudar a los hijos, comprar una vivienda... Pero también existe un largo listado de incertidumbre al respecto: si obtendrá la rentabilidad esperada, si podrá acumular patrimonio suficiente para el futuro o más bien obtener una renta extra de manera periódica, si perderá parte del dinero invertido...

El primer paso para que una inversión resulte positiva -ya sea a largo o a corto plazo- es elegir a un buen gestor que las maneje: "Debe ser alguien en quien confíes y que sepas que conoce el mercado a la perfección. Sus consejos y su filosofía a la hora de invertir van a ser claves para no poner en peligro tus ahorros", apuntan desde Ibercaja.

"La diversificación, la inversión a largo plazo y la contratación de activos de bajo riesgo dan seguridad a las inversiones" 

A tener en cuenta

Aunque la figura del asesor financiero ya supone un plus de tranquilidad a la hora de gestionar el dinero, hay otras cuestiones a las que prestar atención para obtener ciertos beneficios, como son la diversificación, la inversión a largo plazo y la contratación de activos de bajo riesgo. Diversificar consiste en repartir tus ahorros en distintos activos, ya que si se invierte todo en el mismo y este da malos resultados, se corre el riesgo de perder el dinero. "Al crear una cartera de inversión con varios activos, estarás disminuyendo el riesgo, ya que, si uno de ellos no funciona como esperabas, siempre puedes compensarlo con los buenos resultados del otro. Cuando hablamos de diversificación también es importante diversificar de manera geográfica: invertir dinero en diferentes países también hará que el riesgo sea menor", explican desde esta entidad bancaria.

Por otro lado, las inversiones a largo plazo también son un plus de seguridad, "debido a que ese tiempo te va a dar margen para corregir los movimientos que estés dando y, si pasas por una época de incertidumbre en el mercado, puedas recuperarte sin ver tus ahorros afectados". Así, aunque se obtenga una menor rentabilidad, es más sencillo alcanzar tus objetivos financieros. Lo mismo ocurre con los activos de bajo riesgo: "Al optar por la renta fija, la rentabilidad de tus operaciones será menos elevada, pero no podrás perder mucho dinero. Otra opción es jugar con un mix entre renta fija y variable destinando, por ejemplo, el 70% a renta fija y el 30% de tu capital a renta variable. De esta manera, el riesgo sigue siendo bajo, pero tus opciones de obtener mayor rentabilidad al invertir dinero aumentan", concluyen.

  • Si crees que ha llegado el momento de ahorrar, en 'Vamos con tu futuro' puedes resolver tus dudas con testimonios de personas en tu misma situación, hacer tus cálculos y poner a prueba a los expertos de Ibercaja con preguntas sobre ahorro y la jubilación.
Etiquetas