Despliega el menú
Branded
#QuédateenAragón

Huesca La magia de... Volver

No hace falta irse lejos para ver las puestas de sol más bonitas de Aragón, cuando el sol se esconde en Montearagón o detrás del castillo de Loarre.

El castillo de Loarre, una de las maravillas de la provincia.
El castillo de Loarre, una de las maravillas de la provincia.
Fernando Blasco

La riqueza natural, monumental y gastronómica de la provincia de Huesca es un impresionante activo que en muchos aspectos aún está por descubrir. Un vasto territorio donde las más altas cimas pirenaicas se entrelazan con frondosos valles y donde el desierto de los Monegros –único en Europa, con un ecosistema más propio de las estepas orientales– se extiende hasta la Sierra y Cañones de Guara, una abrupta muralla calcárea que dibuja el límite meridional de los Pirineos.

Así es esta provincia, una de las más grandes de España y donde la huella de los pobladores salpica su paisaje con sobrias construcciones que trascienden y hablan de quienes siglo tras siglo vivieron y lucharon por un territorio donde llegas a confundir la Europa mediterránea con la continental. Donde la cocina es un arte y la magia del cine se desarrolla en escenarios que no hace falta maquillar.

Un inigualable regalo de la naturaleza y un enorme patrimonio artístico que descansa en esta provincia, pero que pertenece a todos. Es una oportunidad poder disfrutarla y los oscenses se encargan de hacer la visita más atractiva, más amable y, sobre todo, perfecta.

Huesca es montaña. La provincia cuenta con la mayor concentración de ‘tresmiles’ de todo el Pirineo. Es nieve. Numerosas estaciones de esquí alpino y de fondo ofrecen cientos de kilómetros esquiables en un entorno frondoso y con atractivos desniveles.

Es también naturaleza. Montañas, ríos e ibones de agua cristalina, bosques milenarios, desiertos y una flora y fauna únicas en Europa. Es bici. Un enorme potencial en centros de Btt, marchas y pruebas de reconocido prestigio internacional. Huesca es aventura. Para descubrir la escalada, el ‘rafting’, el descenso de barrancos o la espeleología en el paisaje mágico de la provincia. Es gastronomía. Dos estrellas Michelín ubicadas en la capital, y nueve Bib Gourmand. La ternera del Pirineo, la longaniza de Graus, la trufa negra, los quesos, los exquisitos dulces, los aceites o los vinos avalan la pasión altoaragonesa por la cocina. Huesca es historia. Tierra de reyes, arte y leyendas, rincones que guardan piedras de cuevas prehistóricas, asentamientos romanos, templos románicos y góticos, castillos y monasterios. Y es también tradición. En verano, Huesca se transforma en un gran escenario de la mano de la música, el teatro, la danza y el cine. Pirineos Sur, Festival Internacional del Camino de Santiago, Castillo de Aínsa o Polifonik Sound hacen vibrar con su magia.

Los tesoros que esconde el Alto Aragón

El Alto Aragón esconde más de 120 tesoros. No han sido escondidos por piratas, pero sí motivan a los turistas a descubrirlos y perderse por lugares poco conocidos que no dejan a nadie indiferente la primera vez que los pisa. El geocaching es un fenómeno turístico, una nueva actividad de ocio y aventura basada en el tradicional juego de la búsqueda del tesoro que está teniendo mucho éxito, hasta el punto de que ya son más de 16.000 las personas que han disfrutado de la iniciativa, de la que puedes leer más en el blog de Huesca la Magia.

Un atractivo turístico que crece a pesar de las adversidades

Esta semana la Sociedad Promotora de Turismo de la Provincia de Huesca, TuHuesca ha afianzado el Plan de Reimpulso Turístico del territorio, que muestra un buen posicionamiento de cara a la recuperación turística por sus condiciones de seguridad y amplitud sin aglomeraciones y sus grandes espacios naturales, condiciones muy bien valoradas por los turistas como ya han mostrado en las encuestas realizadas por TuHuesca.

Estas encuestas durante la pandemia han servido para observar el cambio de paradigma en la intención de viaje de los turistas hacia la provincia de Huesca, tras las crisis del covid-19. Esta investigación ha mostrado que de los 5.523 turistas encuestados durante la pandemia, un 83% confía en poder irse de vacaciones, cifra que contrasta con la que ofrecen los profesionales turísticos encuestados: un 65% creen que el turista no viajará este verano.

Además, una cifra importante de los encuestados ha decidido que la provincia de Huesca será su próximo destino vacacional, en concreto un 68%.

Sigue leyendo en Quédate en Aragón

Etiquetas