Despliega el menú
Branded

nieve en aragón 

El reino del Aneto: para disfrutar con altura

El valle de Benasque ofrece al visitante una combinación perfecta de patrimonio, naturaleza y tradición.

Llanos del Hospital.
Llanos del Hospital.
@inpirineos

Si uno se considera amante de las grandes alturas, sin duda el valle de Benasque es su destino predilecto para el invierno, pues en la estación de Cerler puede deleitarse con la cota más alta de las estaciones aragonesas (2.630 metros) y con el descenso más elevado de España.

Pero las emociones no terminan con el fin de la temporada de esquí. El Parque Natural Posets-Maladeta concentra también las cimas más altas de todo el Pirineo aragonés: el Aneto, con 3.404 metros de altura; Posets, con 3.375; Perdiguero, con 3.221; y Cotiella, con 2.912, un reto para los amantes de la montaña cuando llega el buen tiempo. Aunque el Aneto es el emblema de la zona, existen también otros destinos naturales de la misma riqueza y belleza paisajística y menor complejidad, como el Forau d’Aiguallut, los ibones de Batisielles y Escarpinosa, el sendero botánico o la Cascada de Espigantosa. Descubrir los 18 municipios que se reparten por el valle es también una excelente opción para conocer la vida de la zona más oriental de los Pirineos, su costumbres, su gastronomía y sus tradiciones. 

Dentro de las fiestas y celebraciones populares de este valle, destacan Les Falles de Sahún, celebración declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de las Fiestas del Fuego del Solsticio de verano en los Pirineos y que consiste en la quema de antorchas artesanales la noche de San Juan; y los dances, como son el Ball de Girst, en Eriste; el baile de los pañuelos, en Castejón de Sos; el Ball del tatero en Laspáules; o el Ball de Benás, en Benasque.

Llanos del Hospital

A 1.758 metros de altitud, el paraje de Llanos del Hospital es el destino perfecto para disfrutar sin prisas del invierno en la montaña, y no solo por ser uno de los lugares clave en los que contemplar las más altas cimas del Pirineo. Se trata de uno de los ocho Espacios Nórdicos de Aragón, circuitos de esquí de fondo donde realizar deportes invernales: Llanos, en concreto, dispone de tres pistas de diversa dificultad, con unos 30 kilómetros de recorrido, donde se pueden realizar rutas de esquí nórdico, trineo y raquetas.

Además, en esa misma zona se encuentra el Hospital de Benasque, un complejo que durante la Edad Media sirvió de refugio para caminantes, y que, siglos más tarde, ha sido reconstruido como hotel con spa, para que los visitantes de hoy en día puedan disfrutar de una experiencia montañera completa en un paraje incomparable.

Consulta la guía de la nieve en Aragón

Etiquetas
Comentarios