Despliega el menú
Branded

Eroski apuesta por el reciclaje como motor de un auténtico modelo circular

La cooperativa lleva décadas comprometida con la reducción de su impacto en el entorno a través de mejoras en los procesos, las instalaciones y los productos desde la sostenibilidad económica, social y ética.

Dos de los envases de ecodiseño de la marca: tomate cocktail romántico Eroski Natur y malla y etiqueta compostable de las patatas Eroski Natur.
Dos de los envases de ecodiseño de la marca: tomate cocktail romántico Eroski Natur y malla y etiqueta compostable de las patatas Eroski Natur.

Una alimentación responsable, además de sana y equilibrada, debe ser sostenible. Por ello, Eroski tiene muy claro su compromiso en la mejora de su impacto en el entorno a través del perfeccionamiento de sus procesos, instalaciones y productos desde la sostenibilidad económica, social y ética. El uso sostenible de los recursos, la reducción de la huella ambiental, la promoción de la economía circular, la prevención del cambio climático y la defensa de la biodiversidad son imperativos ineludibles para la cooperativa, que recoge en sus compromisos en salud y sostenibilidad.

El reciclaje forma parte de este compromiso de Eroski con la sostenibilidad, que apuesta por este proceso como motor para asegurar un verdadero modelo circular abordándolo desde la regla de las ‘tres erres’ de la ecología: reducir, reciclar y reutilizar. Así, la marca ha realizado importantes avances en el ecodiseño de los envases y embalajes de sus productos de marca propia para reducir la cantidad de material utilizado y usar variedades más respetuosas con el medioambiente. El pasado año revisó más de 90 envases de marca propia consiguiendo así eliminar más de 50 toneladas de plástico convencional al año.

Envases 100% reciclables para 2025

Las acciones implantadas incluyen la eliminación y aligeramiento de los envases, su sustitución por materiales más respetuosos con el medioambiente y la eliminación de elementos de sobreenvasado, entre otras. El objetivo de Eroski es revisar en base a criterios ambientales el 100% de sus envases de marca propia en 2025, para asegurar que son 100% reciclables y reducir un 20% de las toneladas de plásticos de un solo uso de sus envases en los próximos cinco años, así como disminuir en un 21% el plástico convencional de sus productos envasados en tienda en 2021.

Entre las mejoras que se han llevado a cabo hasta la fecha destacan la eliminación del envase de algunas referencias de fruta Eroski Natur para su venta a granel o la sustitución de envases de plástico de origen fósil por otros materiales de origen renovable.

La cooperativa ha puesto en marcha también medidas relacionadas con la reutilización de los envases como, por ejemplo, las bolsas de malla reutilizables en su sección de frutería, y ha potenciado el uso del táper en carnicería y pescadería. Eroski apoya igualmente un modelo de economía circular incluyendo materiales reciclados en sus envases, como ocurre con las bandejas de carne y pescadería de envasado en tienda, que contienen un 80% de PET reciclado, las bandejas de bollería de envasado en tienda (100% PET reciclado) y la incorporación a su gama de una bolsa de compra con más del 55% de plástico reciclado y su bolsa de rafia fabricada con 70% de plástico reciclado.

Facilitar el reciclado 

En su compromiso de facilitar que el consumidor pueda reciclar correctamente sus residuos, Eroski incorpora en sus productos de marca propia pictogramas que facilitan la identificación del contenedor donde debe depositarse el residuo del envase y realiza acciones de formación con los consumidores a través de sus canales de comunicación (como la web www.consumer.es) y talleres formativos.

Además, Eroski desarrolla procesos de logística inversa, desde las tiendas hasta sus plataformas, con el objetivo de asegurarse la correcta gestión de los residuos que su actividad genera y minimizar el impacto ambiental de la fase de transporte de los desechos por el gestor autorizado.

A través de este sistema, la cooperativa recicla más de 32.000 toneladas de residuos inorgánicos al año entre cartón, plástico y otros materiales. Asimismo, utiliza alrededor de 4.500 toneladas de residuos orgánicos que se generan anualmente en sus tiendas y que se destinan a la producción de harinas y aceites animales y de piensos para alimentación animal. 

La recogida de cápsulas de café, un proyecto pionero

Como muestra de su compromiso con el medioambiente y la sostenibilidad, la cooperativa cuenta con un proyecto pionero de reciclaje de cápsulas de café en la gran distribución en España.

Eroski puso en marcha esta iniciativa en el año 2018, en primer lugar en tiendas de las comunidades de País Vasco, Navarra y Baleares, y en noviembre del pasado año comenzó a extenderlo de manera progresiva, un proceso que culminará a finales del verano del presente año. El proyecto, realizado en colaboración con la empresa madrileña PLS Pooling, consiste en instalar contenedores específicos propiamente identificados en sus puntos de venta para que los clientes puedan depositar allí sus capsulas de café a reciclar.

En lo que llevamos de 2020, Eroski ha recuperado un total de 6.840 kilos de cápsulas de café. Y se estima que con la extensión a las tiendas de su red comercial se recojan más de 130 toneladas de residuos de este tipo al año. Además de haberse convertido en la primera enseña de alimentación en instalar estos puntos de recogida, Eroski se ha adelantado a la normativa de comunidades autónomas como Baleares, que prohibirá la venta de cápsulas en 2021 salvo que sean fácilmente reciclables o compostables.

Etiquetas