Despliega el menú
Branded
Suscríbete

#YoComproEnAragón

en colaboración con mercado delicias

en colaboración con mercado delicias

El mercado que surgió de una historia de emprendimiento femenino y solidaridad

En el año 1949, la familia Marín Grávalos inauguró el Mercado Delicias. Actualmente, la tercera generación no baja la guardia para que estas instalaciones sigan siendo un referente en comercio de proximidad en la capital aragonesa y alrededores.

Las instalaciones se han convertido en todo un revulsivo del comercio de la zona de Delicias.
Las instalaciones se han convertido en todo un revulsivo del comercio de la zona de Delicias.
M.D

En el año 1949, cansada de ver las duras condiciones en las que los hortelanos de Zaragoza y alrededores vendían sus productos en la plaza Rocasolano, actual plaza de Huesca, Presentación Grávalos convenció a su marido, Eduardo Marín, de la necesidad de levantar sobre las tierras de la torre situada en la calle de Delicias, esquina con la avenida de Madrid, un mercado. Su objetivo era protegerlos de las inclemencias del duro clima zaragozano y facilitarles su trabajo. Unas obras que se llevaron a cabo en cuatro fases hasta dar salida a los cuatro vientos.

Entonces, la palabra emprendimiento no existía –porque fue un vocablo que la RAE incorporó en 2012–, pero este matrimonio la hizo suya y convirtió su sueño en el germen del Mercado Delicias, que actualmente es un referente en el comercio de proximidad, con sus 71 puestos. "Mis abuelos, en lugar de destinar sus ahorros a otras inversiones inmobiliarias o artículos de lujo, lo encaminaron a mejorar la calidad de vida de decenas de hortelanos. Fueron dos personas muy solidarias y emprendedoras", explica Sara Marín, actual gerente del Mercado Delicias.

La creación del mercado no solo ha supuesto un medio de vida para 250 familias durante tres generaciones, sino que, además, y fundamentalmente, ha sido un gran foco de atracción de personas, que favoreció el establecimiento de tiendas a su alrededor y supuso la creación de una de las zonas comerciales más importantes de Zaragoza, la calle Delicias. "Las ciudades se mantienen vivas gracias al comercio y, como ciudadanos, debemos otorgarle el valor que le corresponde para conservarlo", añade Marín.

Su web, que surgió poco antes de la pandemia,acerca el género de los puestos a todo el mundo

Años complicados

En la década de los setenta, Eduardo Marín tomó el testigo de sus padres e impulsores del mercado y con él llegó la modernización de las instalaciones y su consolidación en unos años muy complicados, ya que coincidieron con la aparición de los primeros supermercados. En esta situación, Eduardo Marín apostó por la renovación y las mejoras continuas y constantes del mercado. "Mi padre siempre ha pensado en el Mercado Delicias y ha mantenido sus instalaciones y servicios muy al día. Antes de que salieran las normativas oficiales, él, que es ingeniero industrial, ya las había incorporado. Siempre se ha adelantado porque su lema ha sido que el mercado es un ser vivo al que hay que cuidar todos los días", explica Marín.

Fruto del constante trabajo de la familia Marín y el buen hacer de los detallistas, este mercado fue ganando presencia no solo en el barrio sino también en el resto de la ciudad, ya que son muchos los compradores llegados de otros rincones.

Desde hace unos años, Sara Marín, nieta de los fundadores, se hace cargo de su gestión y ella ha sido la impulsora, justo antes de la pandemia, de la web www.mercadodelicias.es. Además, es la ejecutora de los proyectos planeados por su padre y encaminados a favorecer su sostenibilidad y respeto al medioambiente. "Es importante apostar por las nuevas tecnologías y captar al público más joven, con productos de calidad, frescos y con un precio muy competitivo", concluye. 

Sara Marín y su padre, Eduardo, impulsores del Mercado Delicias.
1

Pendientes del mundo que les rodea

Al igual que hicieron sus abuelos hace más de seis décadas, Sara Marín y su padre, Eduardo Marín, también trabajan pensado en el beneficio que su labor puede aportar a la sociedad. Y una prueba de ello son las últimas actuaciones que se han acometido en el Mercado Delicias.
- Placas solares. Gracias a su gran apuesta energética, en la actualidad, el 45% de la luz que se consume proviene de estas placas solares en horario diurno. Además, se reducen las emisiones anuales de dióxido de carbono y azufre.
- Puesta a punto. En los últimos meses se han renovado las fachadas, cambiado la rotulación, transformado las cámaras y renovado la electricidad para ser halógeno cero. También se han unificado, mediante logotipo, los uniformes del personal, se ha sustituido toda la cubierta, instalado placas solares y acondicionado los baños para hacerlos accesibles.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas