Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada

"La tristeza con la que firmé la suspensión de las fiestas llegó a emocionarme"

Vicente Royo es desde 2019 alcalde de una localidad que tendría que haber comenzado hoy sus fiestas. Considera que su cancelación era necesaria ya que "el bienestar de los vecinos está por encima de todo".

Vicente Royo Martínez, en el ayuntamiento de El Burgo de Ebro.
Vicente Royo Martínez, en el ayuntamiento de El Burgo de Ebro.
Ayuntamiento de El Burgo de Ebro

Vicente Royo Martínez es alcalde de El Burgo de Ebro desde 2019 tras llevar varios años formando parte de la corporación municipal. Esta localidad debería estar hoy pendiente del pregón que da inicio a sus fiestas, pero la situación sanitaria ha hecho que estos días sean muy diferentes para sus habitantes y para las personas que año tras año se acercaban a disfrutar gracias a la variedad de actos que organizan para mayores y pequeños.

Hoy deberían de haber comenzado en El Burgo de Ebro las fiestas en honor a San Roque, pero el 3 de julio tomó la decisión de suspenderlas, ¿cómo se sintió en ese momento?

Este año es atípico. Un año en el que hay que tomar decisiones difíciles e impopulares, pero que son tremendamente necesarias para intentar proteger a nuestros vecinos, en la medida de lo posible, de la pandemia. La decisión de suspender las fiestas supuso un momento muy complicado. La tristeza con la que firmaba la suspensión era tal que llegué a emocionarme, pero creo que ahora mismo, era lo que procedía. El bienestar de los vecinos está por encima de todo.

¿Se plantearon trasladarlas a otras fechas?

Cuando firmas una suspensión de fiestas, barajas diferentes escenarios y alternativas. Por supuesto que nos planteamos trasladarlas a otras fechas, como también pensamos en solo hacer actos que no fueran multitudinarios, pero desafortunadamente la situación actual no nos daba muchas alternativas.

¿Qué representan las fiestas para la localidad?

Las fiestas patronales en El Burgo de Ebro son fechas de encuentros con familiares y amigos que no residen en el municipio. Son días en los que los vecinos salimos a divertirnos y evadirnos de los problemas cotidianos que nos persiguen durante todo un año. Son jornadas de esparcimiento y diversión, fechas que todos los vecinos esperamos con muchísima ilusión.

"Las fiestas son fechas de encuentro en las que los vecinos salimos a divertirnos"

¿Han mantenido alguna actividad pensada para dinamizar la vida del municipio durante el verano?

Si bien es cierto que sí estaba permitido celebrarlas, la corporación municipal decidió no hacer ningún tipo de actividad en el pueblo. Consideramos que al reunir a personas en estos actos también podíamos ponerlas en peligro y decidimos que este verano no íbamos a tener nuestras veladas con conciertos, música, circo, etc. Todo esto, también fue una decisión muy triste de tomar.

Usted lleva viviendo en el municipio desde 1983, ¿cómo han evolucionado estos días festivos?

Desde 1983 hasta hoy, la evolución de las fiestas patronales ha sido considerable, si bien es cierto que las fiestas en El Burgo siempre han tenido una calidad extraordinaria. Los diferentes concejales de festejos y las comisiones han tenido sus preferencias y han dejado su sello de identidad en los festejos. Hoy en día, se siguen manteniendo un carácter popular, centrando los actos en la calle, porquecreemos que son como mejor se disfrutan. Intentamos traer orquestas con muchísima calidad así como artistas de primer nivel. En cuanto a los festejos taurinos, elegimos a las mejores ganaderías de Aragón y comunidades limítrofes así como a las mejores figuras del escalafón en festejos menores.

¿Qué actos son los que más gustan a burgoleses y visitantes?

Los actos en nuestras fiestas son muy variados. La comisión de fiestas intenta hacer un programa para todas las edades, cosa a veces muy complicada. Yo destacaría el pregón del día 14, en el que las peñas se disfrazan y después de la proclamación de las reinas, que recorren el pueblo en un concurso de carrozas y grupos de animación con importantes premios. Las actuaciones musicales intentamos que sean de primer nivel. Además, las discomóviles tienen mucha aceptación entre los jóvenes. Al público que nos visita les gusta mucho venir a los festejos taurinos, sobre todo al concurso de emboladores y al de roscaderos o recortadores.

¿Han pensado ya en los festejos de 2021?

Es muy pronto para pensar todavía en el 2021, pero si que es cierto que los concejales de fiestas y la comisión tienen muchísimas ganas de trabajar y ya están proponiendo posibles actos de cara al próximo año. Todos tenemos mucha ilusión de poder celebrar las fiestas al año que viene y lo que si que es cierto, es que vamos a intentar que sean inolvidables para todos.

"Vamos a intentar que las fiestas del año que viene sean inolvidables para todos"

Están a menos de media hora de Zaragoza, ¿qué lugares recomendaría a las personas que vinieran a visitarlos?

Estando a tan solo 12 kilómetros de una gran urbe como Zaragoza, yo propondría visitar los sotos y galachos de El Burgo, un entorno natural privilegiado declarado reserva natural, en la que observar su flora y su fauna es verdaderamente un placer. También podemos visitar nuestras dos ermitas, la de la Virgen de Zaragoza la Vieja y San Jorge. Esta última, situado en el monte con unas vistas espectaculares del valle del Ebro. El yacimiento de la Cabañeta es otro lugar de especial interés, si bien ahora no está en su mejor momento por la falta de financiación del Gobierno de Aragón. Se trata de una ciudad romana de origen campamental del siglo II a.C que estamos intentando mantener con los fondos municipales de que disponemos.

Etiquetas