Despliega el menú
Branded

Dos generaciones conviviendo por el bien de la entidad

Han elaborado un plan de sucesión basado en un protocolo familiar y la incorporación de profesionales independientes de prestigio.

Carlos Delso, CEO de DF Grupo.
Carlos Delso, CEO de DF Grupo.
DF Grupo

"Los valores de los fundadores han tenido un papel fundamental en el desarrollo de nuestra actividad durante todo este tiempo y han evolucionado de forma natural con el paso del tiempo". Así resume Carlos Delso, CEO de DF Grupo, la importancia de los orígenes en esta empresa que ha ido creciendo poco a poco desde sus inicios en Calatayud en 1978. Vocación de permanencia y liderazgo, austeridad y eficiencia; capacidad de asimilar el cambio; talento y conocimiento e integración son las señas de identidad que los acompañan en todo lo que hacen. "Tanto la siguiente generación como el equipo humano de DF Grupo al completo han asumido esos valores como propios; bases que actúan como ejemplo y como brújula, sobre todo a la hora de tomar decisiones trascendentales", remarca el máximo responsable de la entidad.

Formar parte de DF Grupo es algo que a Carlos Delso le hace sentirse satisfecho. "La empresa familiar es la empresa por excelencia y sus objetivos van mucho más allá de la simple creación de valor», afirma. "El orgullo de construir algo así desde cero, la contribución con la sociedad, la promoción de la cultura del esfuerzo, la superación de los momentos difíciles, el hecho de dejar un legado… eso es la empresa familiar y lo que representa para nosotros", reconoce.

Protocolo familiar

Empezaron con un único almacén en Calatayud y ahora están presentes en cinco países y venden 1,48 millones de toneladas de fertilizante al año. Todo ello con la primera generación aún al frente del negocio, pero con la segunda ejerciendo también labores de gestión. "El consejero más veterano tiene 68 años y el más joven 32, situación que aporta diferentes puntos de vista, enriquece el debate y nos ayuda a tomar las mejores decisiones", explica Delso sobre la sucesión.

La primera generación aún está al frente de la empresa, pero hay en ella miembros de la segunda

Relevo generacional que se está haciendo de forma ordenada y con la elaboración de un protocolo familiar "bien estructurado y donde todos están involucrados y se ven reflejados", como punto clave, "lo que permite que la sucesión en la empresa familiar, así como la herencia de la misma, no genere conflictos que puedan mermar la continuidad de la empresa y, al mismo tiempo, permite aunar los valores familiares con la cultura corporativa". Otro de los puntos clave es la profesionalización del Grupo que han afrontado con la incorporación de profesionales que no forman parte del núcleo familiar y que se incorporan a puestos de responsabilidad. "El objetivo de esta medida es que la empresa pueda ir mucho mas allá del ciclo vital de las personas que en cada momento pueden liderar la misma", sentencia Carlos Delso sobre el futuro.

- Ir al especial Empresas familiares de Aragón.

Etiquetas