Porque toda vivienda esconde una gran historia



Cuando Carmen conoció a Javier tuvo el pálpito de que era el hombre de su vida. ¡Dicen que esas cosas se saben! Compartían aficiones, gustos y hasta lo que les diferenciaba, los unía más. Se conocieron en una noche de fiesta, pero cuando la música acabó, sus vidas siguieron en contacto. Pasó el tiempo y tras unos meses, decidieron irse a vivir juntos. Siempre habían vivido en Zaragoza y es allí donde alquilaron un piso. Pequeño, pero muy coqueto.El tiempo pasó y la pareja tomó una de las decisiones más importantes de su vida: tener hijos. La alegría llegó un año después, y lo hizo por partida doble: esperaban mellizos. Chico y chica: Jorge y Martina. Y este fue el motivo que les llevó a pensar en la mudanza a un piso más grande.

Unos amigos de la pareja, Sonia y Fran, vivían en Miralbueno. Les gustaba la zona, pero los precios habían subido mucho y no podían permitírselo. Empezaron a buscar por otros barrios de la capital, incluso se plantearon comprar uno de segunda mano, pero las viviendas o eran caras, demasiado pequeñas o muy antiguas y pocas eran eficientes energéticamente y sabían que los consumos se iban a disparar. Otros de sus amigos vivían en Cuarte y, aunque nunca se lo habían planteado, lo analizaron y empezaron a verle todo ventajas.

Que si la localidad está a un paso de Zaragoza, que si tiene autobús cada media hora que conecta con la capital, que si hay cantidad de actividades para niños, que si la oferta educativa es muy variada, que si las zonas deportivas son muy amplias…

Habían escuchado muchas cosas buenas, así que decidieron contrastarlas. Efectivamente, Cuarte de Huerva es el municipio más joven de Aragón (con una media de edad de 33 años), el tercero con la edad media más baja de toda España y el que más ha crecido en la última década. El municipio cuenta con tres centros infantiles municipales para menores de tres años, tres colegios públicos y uno concertado, una biblioteca para adultos y otra para niños, numerosas actividades culturales y de ocio, extraescolares tanto en los centros escolares como en las instalaciones municipales, rondalla, escuela de jota…Los amantes del deporte -Carmen y Javier lo son- tienen allí un amplio abanico de posibilidades: una piscina cubierta, campo de fútbol, gimnasio, polideportivo, pistas de pádel, club de atletismo, de fútbol, carril bici… Les gusta moverse en bicicleta y, además, en el edificio ECO1 de Cuarte Verde tienen hasta un pequeño local para reparar su bicicleta o ponerla a punto.Y, si tienen que coger el coche, las conexiones con la ciudad, a través de los cinturones de circunvalación, con los principales centros comerciales (Intu Puerto Venecia está a menos de diez minutos) hacen que las salidas a las principales vías para ir a Zaragoza estén garantizadas.

¿Alquiler o compra?: una disyuntiva con fácil solución

Una vez decidido el lugar donde querían vivir, Cuarte de Huerva, Javier y Carmen tuvieron que tomar otra importante elección: comprar piso o alquilarlo. Y empezaron a consultar. Primero con sus padres (las consultas con la almohada en estos casos no cuentan), con sus amigos, con su entidad financiera, con un amigo asesor… Todos les hablaban del buen momento para comprar, de la reciente subida de los alquileres, de que la cantidad que tendrían que pagar por una hipoteca podría ser incluso menor que la mensualidad de un alquiler… Y decidieron hacerse un listado para aclarar sus dudas con las ‘Cinco razones por las que es mejor la compra que el alquiler de una vivienda’.

1. Es un buen momento. Después de la normalización del mercado inmobiliario y de que las grúas hayan vuelto a estar presentes en el paisaje urbano de la capital y su entorno, parece un buen momento para comprar piso. En Cuarte ocurre lo mismo, lo que es garantía de que la localidad va a seguir creciendo. Esta fue una de las primeras anotaciones que Carmen y Javier hicieron en su libreta.

2. Una hipoteca al precio de un alquiler. “Los alquileres han subido mucho y ahora puedes conseguir una hipoteca más barata que un alquiler”. Esta frase se la han repetido mucho, sobre todo sus padres. Y los datos les han permitido confirmarlo. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística, en Zaragoza, unas 68.200 familias residen en una vivienda de alquiler, una cifra que no ha parado de crecer en los últimos años. Pero también el coste se ha incrementado más de un 15% desde 2014. Los precios medios en la ciudad para un piso relativamente céntrico y bien equipado superan ya los 650 euros al mes. Una hipoteca, con las condiciones actuales, puede salirles casi por la mitad.

3. Es una inversión. Llevaban tiempo escuchando, especialmente sus padres, que el dinero que estaban pagando por el alquiler, lo estaban tirando a la basura porque el piso nunca iba a ser suyo. Y, aunque ante ellos nunca lo han reconocido (qué hijo lo hace), saben que tienen razón.

4.Permite ahorrar. La cantidad que destinarán para pagar su piso es fija y les va a permitir organizarse mejor. Además, si ahorran, podrán amortizar hipoteca. “Al final, comprar es una inversión y el piso formará parte de nuestro patrimonio” (aportación de Javier).

5.Diseñar un hogar personalizado. Aunque ninguno de los dos estudiaron diseño de interiores, tanto Carmen como él disfrutan comprando cosas para decorar la casa. Hasta ahora, con el alquiler no han podido ‘customizar’ mucho su piso, pero cuando sea suyo, lo harán con sumo cuidado. En Cuarte Verde pueden elegir los acabados de la vivienda: línea clásica, línea nórdica, actual o combinarlas. Cada uno tiene varias opciones de puertas, pavimentos, mobiliario, encimera de cocina, alicatados o muebles de baño.

Después de todo esto, la decisión de esta pareja está clara: comprar una vivienda. A partir de ahora, calculadora en mano y a ahorrar.

Medio ambiente y ahorro son más que compatibles

Como amantes de la naturaleza que son Javier y Carmen, ambos piensan siempre en cómo cuidar del medio ambiente, por sus hijos, por su perro y último miembro en incorporarse a la familia, un cachorro de Golden que han llamado Buli, y por el ahorro que esto les va a suponer en sus recibos mensuales. Reducir agua y consumo eléctrico controlando los grifos y la iluminación, con electrodomésticos de clase A… Un edificio construido con todos los criterios de eficiencia energética es más que necesario para seguir ahorrando en los consumos. Lo próximo son los Edificios de Energía Casi Nula (EECN), que permiten un ahorro de entre el 31% y hasta el 65% en relación a las viviendas existentes hoy.

Los EECN vierten hasta un 50% menos de CO2 a la atmósfera. La temperatura se mantiene estable en toda la vivienda, permite un mayor aislamiento acústico y hasta la renovación de aire sin necesidad de abrir las ventanas, lo que también es un punto extra para el descanso y la salud de toda la familia. Y eso, ahora mismo, importa mucho a esta pareja. Cuarte Verde es una urbanización que tiene la condición de Edificio de Energía Casi Nula (EECN) y que, además, está certificada con el Sello de Calidad Verde GBCe (Green Building Council España), la primera en Aragón. Han conseguido esta calificación gracias al diseño arquitectónico y la mejora en los estándares constructivos: aislamiento en fachadas, placas solares para la generación de agua caliente sanitaria o garantía de la hermeticidad con su diseño de ventanas para evitar las pérdidas de aire.

Un ahorro (el energético) que vale por tres meses de hipoteca

Carmen y Javier tenían claro que el siguiente capítulo de su historia de amor tenía como escenario Cuarte de Huerva. ¿Qué si tenían miedo? Pues claro. Era un cambio importante: aunque tenían amigos que ya vivían allí, mudarse a Cuarte no dejaba de ser una pequeña aventura, la adaptación de los niños…

Pero la decisión (más que meditada) ya estaba tomada. Cuarte Verde les encajaba: por precio, por ubicación, por comodidades… Y empezaron a interesarse más por algo a lo que le habían dado mucha importancia en la promotora: el ahorro energético al comprar un piso en un Edificio de Energía Casi Nula (EECN).

El tema medioambiental siempre les había interesado en general, pero nunca se habían puesto a echar cuentas sobre el ahorro real que podía suponer en su economía doméstica. Dada su situación económica (no es que fueran sobrados de dinero, y menos ahora que Carmen había pedido una excedencia para poder hacerse cargo de los mellizos), les iba a venir muy bien ahorrar en los gastos fijos de una vivienda. Algo más de 90 euros al mes, según les habían explicado.

Según los cálculos realizados por los arquitectos del proyecto, para una vivienda de 85 metros cuadrados útiles en la que viven cuatro personas, los gastos anuales de calefacción, climatización y agua caliente suman 1.818,14 euros al año (consumo medio en España), frente a los 694,90 euros de quien vive en un Edificio de Energía Casi Nula. Esto supone un ahorro anual de 1.123,24 euros, cifra que equivale a más de tres meses de hipoteca. “¡Esto nos permitirá ir mucho más desahogados!”, decía Carmen, que siempre estaba, calculadora en mano, echando cuentas.

¿Qué cómo habían hecho estos cálculos? Basándose en los consumos medios incluidos en el último censo de viviendas del Instituto Nacional de Estadística (INE), de 2011, y según la normativa vigente en su año de construcción. El análisis ha tenido en cuenta unas temperaturas de confort de 20ºC en invierno y 25ºC en verano y tomando como precio de referencia 0,10 €/kWh de gas natural y 0,14 €/kWh para electricidad.

Los técnicos les explicaron que las viviendas EECN suponen un ahorro en los consumos energéticos del 65% respecto a las viviendas construidas antes de 2005; del 42%, ante las levantadas entre 2005 y 2013, y del 31% respecto a las construidas entre 2013 y 2020.

Con sello de calidad y cumpliendo la normativa futura

El bloque de pisos ECO1 de Cuarte Verde es uno de los primeros edificios residenciales en España que va a tener el sello de calidad GBCe (Green Building Council España) y el primero en Aragón. Esta distinción garantiza no solo el buen comportamiento energético de la vivienda sino también que esté ubicada en un entorno verde: con acceso a transporte público, zona peatonal de compras próxima, arbolado, iluminación exterior sostenible o que haya sido construido usando materiales de proximidad para minimizar el impacto energético también en la fase de construcción. Además, la promoción ha sido diseñada atendiendo a los nuevos criterios del Código Técnico de la Edificación (EECN), que entrarán en vigor a partir de 2021, algo que otras promotoras no han tenido en cuenta a la hora de diseñar sus proyectos y que tiene muchísima importancia.

Aunque ahora parece aún lejano, Javier y Carmen han valorado mucho esta circunstancia, ya que, según les han explicado, después del 31 de diciembre de 2020, todas las viviendas deberán ser construidas siguiendo los nuevos criterios del Código Técnico de la Edificación, y aquellas que no lo cumplan resultarán menos atractivas en el caso de ser puestas a la venta o alquiladas. En el Reino Unido, donde existe una mayor cultura medioambiental, la diferencia de valor entre una vivienda que cumple y otra que no se estima en torno a un 10%. Y esto es algo que a Javier y Carmen les tranquiliza mucho. Saben que su vivienda está adaptada a los nuevos tiempos que se avecinan, mientras que las viviendas de la mayoría de sus amigos, ubicadas en barrios como Miralbueno o Parque Venecia, no lo están.

Así que esto es un punto positivo más para añadir a la lista de ‘pros’ que la pareja había elaborado antes de tomar la decisión de su compra.

Energías renovables: ¿moda, conciencia o de todo un poco?

La sociedad ha cambiado y cada vez hay más conciencia del cuidado del medioambiente: entre la clase política, en la legislación, en la educación de los niños… Todos hemos oído hablar del Protocolo de Kioto o hemos llenado la cocina de cubos diferenciados para reciclar. Desde el menor uso de bolsas de plástico en los supermercados a los coches híbridos o las energías renovables. Pero, ¿es una moda o la gente está concienciada de la importancia de cuidar el medio ambiente?

 

A Javier y Carmen siempre les había interesado el tema y contribuían a su manera, granito a granito, empezando por lo que decíamos del reciclaje desde casa. Pero los números y el ahorro que la implementación de energías renovables en su nueva vivienda supondrá en sus gastos mensuales ha sido una de las cuestiones que más les ha hecho pensar en ello.

Los Edificios de Energía Casi Nula vierten hasta un 50% menos de CO2 a la atmósfera. Están construidos para que la temperatura se mantenga estable en toda la vivienda y renuevan el aire sin necesidad de abrir las ventanas gracias a un recuperador de calor. Este sistema permite que, mediante filtros, el aire del interior se renueve dos veces cada hora sin que se produzcan pérdidas de energía. Además, se evita el ruido que produce una ventilación forzada y al filtrarse el aire se evita la entrada de ácaros y polen (ahora que cada vez hay más alergias). También es un punto extra para el descanso y la salud de toda la familia.

Los criterios constructivos con los que se ha diseñado Cuarte Verde son superiores a los de una promoción “normal” (llamémosle así por simplificar). Se ha buscado conseguir la hermeticidad total del edificio evitando las pérdidas de energía a través de los puentes térmicos y para ello se han utilizado aislamientos de hormigón prefabricado en fachadas y carpintería de PVC de altas prestaciones. Todo ello permite un mejor aislamiento, lo que se traducirá en una elevación de calidad de vida y en un ahorro considerable a la hora de calentar y refrigerar la vivienda.

Socializar también es cosa de las zonas comunes

Javier nunca ha sido tan urbanita como Carmen y, por eso, es ella la que tenía más dudas sobre irse a vivir a un municipio del entorno de Zaragoza. Javier es de un pueblo pequeño de Teruel y sabe los beneficios para los niños de esa libertad de vivir en un lugar tranquilo y la comodidad también para los padres. “Ir al parque y no tener que estar todo el rato de su mano, que haya zonas peatonales…”, decía Javier. “¡Menudos veranos pasaba yo en mi pueblo! Eso de coger la bicicleta e ir a buscar a los amigos daba mucha libertad”, le argumentaba Javier a una Carmen que había pasado toda su niñez en la capital aragonesa.

Un día, antes de tomar la decisión, Carmen quiso hacer la prueba. Cogió el autobús interurbano desde el Bulevar de Cuarte de Huerva hasta la plaza del Emperador Carlos V de Zaragoza, cerca de donde trabajaba ella, y apenas tardó 20 minutos. Desde allí, podía acceder al tranvía y a toda la red de transporte municipal de Zaragoza con el mismo billete utilizando la tarjeta Interbus. Consultando los horarios, además, comprobó que hay salidas cada media hora y se adaptaba perfectamente a sus necesidades.

El hecho de vivir en una urbanización con servicios comunes era otra de las cosas que incluyeron en los puntos positivos de Cuarte Verde. El primer bloque de viviendas incluirá 46 pisos, pero habrá más edificios en nuevas fases. Lo que ahora es un espacio industrial en desuso pasará a convertirse en el centro del nuevo Cuarte. Las calles se ensancharán y se abrirán plazas y nuevos viarios, con arbolado. ¡Está claro que lo de ‘Verde’ no se queda solo en el nombre de la urbanización!

Unas calles más anchas y con zonas verdes también permiten una vida más saludable y más espacios públicos, les permitirán conocer a nuevos vecinos ¿y quién sabe si también amigos?

Las zonas comunes tendrán juegos infantiles y, ya en la primera fase, se construirá una piscina. Cada zaguán tiene un espacio para guardar las bicicletas, que esperan poder utilizarlas también para ir a hacer la compra, además de un cuarto ‘taller’ para lavarlas o repararlas cuando pinchen. También prevén dejar un espacio para los buzones de recogida de compras online. En la urbanización también hay una sala polivalente totalmente aislada y equipada en la que podrán celebrarse cumpleaños o reuniones de vecinos.

Una vez analizadas todas estas cuestiones, Javier y Carmen volvieron a echar mano de su libreta y vieron que la lista de ‘pros’ había crecido mucho. Dos páginas enteras de puntos positivos eran otro argumento que apuntalaba la decisión de su compra en Cuarte Verde.

La decisión está en el plano

Con los planos en la mano, Javier y Carmen tienen que tomar la difícil decisión de elegir el que va a ser el piso de sus vidas. Aunque el precio es, seguramente, lo que más va a influir en esta selección, no es lo único. Son conscientes de que sus necesidades han cambiado y ahora precisan más espacio para los niños. Así que, analizando la distribución de los diferentes pisos, hacen un listado a vuela pluma de las cuestiones que deben tener en cuenta.

  1. Número de habitaciones. “¿Van a compartir habitación Jorge y Martina?, ¿necesitaremos un dormitorio extra por si viene algún invitado?”, se preguntan Carmen y Javier. Como en muchas parejas, cada uno tiene una opinión. Y ambas son contrarias. Uno apuesta por comprar el más barato para ir menos agobiados con la hipoteca. “Así podríamos permitirnos algún capricho más”. Este es él. Ella, en cambio, prefiere tener una habitación más a la que ya ha encontrado múltiples utilidades. ¡La suya es más una visión de futuro!
  2. Distribución. Los pisos que oferta la urbanización Cuarte Verde tienen habitaciones amplias y muy cuadradas y dan al salón el protagonismo de la vivienda, ya que es la estancia más grande. Apenas tienen pasillo, por lo que aprovechan al máximo los espacios. El dormitorio de matrimonio incluye una bañera que Carmen dice que les vendrá muy bien mientras los niños sean pequeños. En el otro está la ducha, opción que Javier encuentra más cómoda para él.
  3. La luminosidad. La luz natural es tan importante en un piso como la distribución, el tamaño o la decoración que cada uno elige para convertirlo en su hogar. En este caso, todas las habitaciones son exteriores e, incluso las que dan a las zonas comunes, tienen mucha luz, ya que esta área es muy abierta. La luz del sol no es solo un antidepresivo natural, sino que también permite optimizar el consumo de energía.
  4. Las terrazas. A Javier le gusta utilizar plantas aromáticas cuando cocina y ya ha pensado en qué zona de la terraza colocará estos maceteros. Carmen, en cambio, ha visto una oportunidad para tomar el sol en verano (“las siestas de los pequeños pueden ser un buen momento para ello”, piensa). Y, seguro que los niños, la aprovecharán para sus juguetes. Las terrazas son, en muchas ocasiones, como una habitación más. Son un desahogo de espacio y, como hay espacio de sobra para una mesa y sillas, cuando el buen tiempo lo permite, se convierten en improvisados lugares para cenar o tomarse un desayuno tranquilo de domingo.
  5. Las zonas comunes. Teniendo niños, Javier y Carmen saben que la piscina y el área de juegos de la urbanización se convierten en algo imprescindible. Además, estas se incluyen ya desde la primera fase de construcción. Los vecinos, seguramente, serán también los compañeros de colegio de sus hijos y los amigos a los que inviten a los cumpleaños, por lo que la relación con ellos será fundamental. En estas áreas, además de los talleres para reparar bicicletas, también han previsto un espacio para instalar buzones donde recibir las compras online en la urbanización.

Las grúas vuelven al cielo de Cuarte

El mercado inmobiliario comienza a remontar el vuelo en Aragón y el cielo vuelve a llenarse de grúas en Cuarte de Huerva. Javier y Carmen lo saben bien porque ya han hecho más de una visita al municipio para conocer in situ las ventajas de vivir en esta localidad del área metropolitana de Zaragoza.

Aunque lejos del millar de licencias urbanísticas que llegaron a concederse en años como el 2006, el Ayuntamiento de Cuarte volvió a notar un ligero incremento en las autorizaciones para viviendas a partir de 2015, año en el que volvieron a superar las 70 licencias y, desde entonces, ya no han dejado de crecer.

La localidad más joven de Aragón tiene más de 13.000 habitantes y con las promociones de viviendas previstas, la cifra seguirá subiendo en los próximos años. La mayoría de las grúas que se ven están levantando unifamiliares en las zonas de expansión del municipio, pero la urbanización Cuarte Verde permitirá reactivar la construcción en el centro urbano. Se revitalizará así una zona en la que no se concedían licencias para obra nueva desde hace una década y con la que se dará continuidad al centro, con calles anchas y la ampliación de zonas verdes y los espacios que están por construir de forma inminente: un pabellón polideportivo nuevo en la zona de Mercadona, un centro cívico junto a la piscina cubierta y las pistas de pádel y el instituto. Este proyecto, que ya está en marcha con aulas provisionales, cuenta con presupuesto para su ejecución y un solar asignado en el área más próxima al monasterio de Santa Fe.

Estas imágenes muestran el cambio que ha vivido la localidad del entorno de Zaragoza en las últimas dos décadas.

La urbanización encaja perfectamente con lo que Carmen y Javier buscan tanto en precio como en comodidades. Podrán ir andando a hacer la compra, a tomar algo, a pasear al perro, coger la bici para dar un paseo por el parque más grande de la localidad. Eso lo valoran mucho. Y si al principio tenían alguna duda sobre hipotecarse, estas se evaporaron cuando comprobaron que iban a tener que pagar al mes menos que por un alquiler. Los precios medios en la ciudad superan los 650 euros mensuales, cantidad que aquí podrán reducir casi a la mitad. Los precios medios en Zaragoza capital para alquilar un piso relativamente céntrico y bien equipado superan ya los 650 euros al mes. Con las condiciones actuales, una hipoteca para adquirir un piso en Cuarte Verde podría salirles casi por la mitad.

En este caso, además, su piso será una inversión. “Ya no tendremos esa sensación que teníamos cuando llegaba el pago del alquiler de que estábamos tirando el dinero. Nos fastidiará reconocerlo, pero en este caso, nuestros padres tenían razón…”, dice Carmen. Y el hecho de vivir en un edificio de energía casi nula también les permitirá ahorrar en consumo energético. Las antiguas ventanas del piso de alquiler en el que están ahora hacen que el consumo de calefacción se dispare en invierno.

Del 'showroom' al inicio inminente de las obras

“Acaban de llamarme de Iberentorno y me han recordado que ya tienen licencia y que empezarán a construir en el primer trimestre de 2019”, le dice Carmen a Javier con entusiasmo al ver que su sueño ya casi es una realidad. En su última visita al municipio vieron que en la valla que rodea el solar donde se levantará el edificio han colocado un vinilo con la recreación de cómo quedará la urbanización.

La apuesta por una edificación sostenible está claro que ha sido un acierto. Según los últimos datos publicados en los medios de comunicación, en el caso de Zaragoza y provincia, de las 2.000 viviendas que se van a construir durante este año, un 30% se regirán bajo alguno de los parámetros de sostenibilidad.

De momento, solo habían podido ver las infografías de la web, de los folletos y descargarse los planos con las diferentes distribuciones, pero, ahora, en el ‘showroom’ que han abierto en una de las principales arterias de Cuarte –la calle de Ramón y Cajal esquina con la avenida de San José- han podido ver las calidades de la cocina y los baños que tendrán en su piso. También los suelos, azulejos y puertas. Y eso les ha ayudado mucho a hacerse una idea de cómo será todo y también a elegir entre los distintos acabados. Aunque Carmen apostaba por la línea actual, al verla parece que se decanta más por la nórdica, que, precisamente es la que más le convencía a Javier.

La previsión es que en el primer trimestre de 2019 comience la construcción de la primera fase de la urbanización”, cuenta Javier, que ya resta los meses que les quedan de pagar alquiler en su actual piso. Carmen, por su parte, ya ha empezado a asesorarse en tiendas de muebles para sacar el mayor partido a su piso. Y también porque tienen claro que, en cuanto tengan las llaves, no esperarán nada para amueblarlo e instalarse. “Si vamos adelantando con esto, luego todo irá más rápido para que nos coloquen los dormitorios y el salón. En cuanto tengamos eso, haremos la mudanza. Lo demás ya irá llegando… Podemos vivir perfectamente sin cortinas ni lámparas durante un tiempo”, exclaman. “Y en cuanto nos mudemos, haremos una comida inaugural con nuestros padres y hermanos y otra para los amigos”, exclaman. ¡Tienen tantas ganas de estrenarlo!

Si quieres recibir más información sobre esta promoción de viviendas, rellena este formulario




 

 

[/vc_row]

Un especial de BLUEMEDIA STUDIO realizado para Iberentorno por: Cristina Adán (textos), Archivo Heraldo de Aragón e Iberentorno (fotografías), Cristina Guallar, Noemí Auría y Pablo Calahorra (diseño e infografías) y Rubén Torres (programación). Proyecto: Cristina Adán.