Despliega el menú
Branded
Suscríbete
mESA DEBATE EN COLABORACIÓN CON BBVA

¿Cuáles son los pasos a seguir para dar el salto al negocio internacional?

El director de la Zona Aragón del BBVA, Jesús Asiain; el responsable de Comex del BBVA, Juan José Fuentes; el CEO y fundador de Panel Sandwich, Óscar López-Blanco; y el CEO y fundador de Funidelia, Carlos Larraz, debatieron ayer sobre las principales claves que existen en torno al comercio exterior de las pequeñas y medianas empresas y de los principales retos que tienen por delante al respecto estas organizaciones.

El debate se celebró en formato 'online' y estuvo moderado por José Javier Rueda, jefe de la sección de Opinión del periódico.
El debate se celebró en formato 'online' y estuvo moderado por José Javier Rueda, jefe de la sección de Opinión del periódico.
Heraldo.

El contexto actual, marcado por los serios efectos que está ocasionando la crisis del coronavirus, ha llevado a muchas empresas a replantearse su modelo organizativo y dar más peso a ámbitos como la digitalización para tratar de garantizarse la estabilidad lo antes posible. Otro de los aspectos sobre el que diversos expertos ponen el foco para que estas puedan asentar su recuperación es el del comercio exterior, cada vez más tenido en cuenta por las compañías españolas en su día a día por las numerosas ventajas que aporta.

Para debatir sobre esta cuestión, el director de la Zona Aragón del BBVA, Jesús Asiain; el responsable de Comex del BBVA, Juan José Fuentes; el CEO y fundador de Panel Sandwich, Óscar López-Blanco; y el CEO y fundador de Funidelia, Carlos Larraz, participaron ayer en una mesa redonda organizada por HERALDO y celebrada en formato ‘online’, que estuvo moderada por el jefe de la sección de Opinión del periódico, José Javier Rueda.

"Nos enfrentamos a una pandemia global que nos afecta a todos, también a las pymes, todo ello en un entorno macro con mucha incertidumbre. Las previsiones de 2020 con las que contamos reflejan una contracción importante de la economía, con un PIB en torno al 11%, y luego un crecimiento del 5,5% en 2021 y del 7% en 2022. En Aragón, por suerte, se prevé de bajada un punto porcentual menos que en el resto del territorio y crecimientos similares. En base a ello, la internacionalización puede hacer que esa recuperación sea mayor", explica Asiain. El responsable del BBVA destacó asimismo el "papel fundamental" que juega la banca en este escenario, con acciones tan relevantes como proporcionar liquidez y financiación a las empresas, evitando así la destrucción de empleo o su cierre y garantizando su solvencia.

Fuentes señaló que internacionalizarse "merece la pena no solo por si viene una crisis como esta, sino también para ser mejores". "Las empresas españolas ya llevan un tiempo saliendo al exterior y, en los últimos diez años, el número de las que lo hacen se ha incrementado. Y es precisamente en este momento, en el que estamos en mitad de una crisis, cuando las pymes se están dando cuenta de que han de buscarse alguna solución para vender más y sobrevivir. Una de las mejores salidas es la del comercio exterior, por eso muchas están profundizando en sus principales ventajas, como la de conseguir una mayor fortaleza en los acuerdos con los proveedores o el hecho de no depender de un único mercado", agregó.

Como la tienda ‘online’ de disfraces más grande de España y la segunda mayor de Europa, por delante incluso de Amazon, la aragonesa Funidelia ha logrado en menos de una década un notable crecimiento gracias a, entre otros factores, vender sus productos en más de 100 países, de manera que el 80% de su facturación procede del extranjero. "Nosotros casi nacimos ya internacionalizados. Es algo que te resulta muy útil en épocas como esta, pues te permite soportar las caídas de las ventas. Aunque la industria ha quedado muy tocada, nuestro sector ha caído menos. En estos años hemos ganado mucha cuota de mercado y eso nos ha permitido diversificar muchísimo, teniendo diferentes orígenes de venta, lo cual nos ha llevado a poder tirar para adelante y nos ha confirmado que hemos acertado con la estrategia que adoptamos hace años de apostar firmemente por la diversificación y la internacionalización", apuntó Larraz.

En el caso de Panel Sandwich, se trata de una sociedad dedicada al diseño, la fabricación y la comercialización de distintas soluciones de tabiquería y cubiertas con este tipo de panel y cuyas operaciones internacionales se centran en los países de la Unión Europea, Marruecos y Latinoamérica. "Hemos tenido suerte y hemos podido beneficiarnos de la digitalización. Al ser una empresa muy digital, las ventas se han incrementado un 40%. Llevamos muchos años dedicando numerosos recursos a cuestiones tan relevantes como el posicionamiento web y otras herramientas que nos permiten llegar mejor a la gente y generarnos oportunidades. Además, el hecho de que la gente no pueda ir físicamente a las tiendas y que busque todo más por internet nos ha llevado a tener un mayor crecimiento. En este sentido, hemos notado un aumento muy importante en Latinoamérica, donde cada vez se usa más la red para estas acciones", afirmó López Blanco.

Incertidumbre

Una de las cuestiones más importantes a este respecto es la de la incertidumbre, circunstancia que se vive de manera más intensa en la actualidad a causa de la crisis sanitaria. "Además de la pandemia, también hay problemas por el ‘brexit’. Pero no veo mal abordar la internacionalización en estos momentos, depende también del tipo de empresa de la que se trate. Algunas podrán hacerlo afrontando los costes y otras no. Pero también se puede optar por complementarse con otras e iniciar ese camino de manera conjunta. En el sector primario, por ejemplo, es fundamental abordar el desarrollo con grandes concentraciones de empresas", expuso Asiain.

"El mercado exterior es una oportunidad grandísima. Todo momento es bueno para reflexionar sobre ello. Las salidas al exterior están al alcance de todas las empresas, da igual su tamaño. La facturación de la empresa como elemento detractor de hacerlo es un error, y hace que muchas de ellas se autolimiten. Cabe destacar que el 85% de las compañías que exportan lo hacen por importes muy pequeños y empezando por mercados muy cercanos", afirmó por su parte Fuentes.

"Cuando comparas España con las empresas potentes de países como Francia observas que aquí nos falta desarrollo y recursos en ese sentido. Algo que obedece también a un problema estructural del país, pues el avance industrial hace que vayamos tarde a ese respecto. Necesitamos más empresas grandes que a su vez contraten gente y que esa gente empiece a crear el tejido necesario. Algo que es responsabilidad de todos los entes del país para que las compañías puedan crecer y formar a más personas que puedan hacerlo en el futuro", indicó Larraz.

"Llevamos un retraso de diez años, pero empecemos ya", apuntó por su parte López-Blanco, que recordó que todas las empresas pueden exportar. "A veces nos centramos más en lo local y no tenemos tanto la visión de que hay mucho más allá de España. El día a día también se te come tanto que a veces no llegas a plantearte qué tienes que hacer dentro de tres años. Nos ocupamos más de las urgencias y no del futuro, que inevitablemente lleva a las exportaciones, pues aportan más volumen de negocio", añadió.

Analizar qué se consume en cada país, preguntarse si se puede adaptar el producto en función de la cultura y los hábitos de la zona con la que se quiera comerciar y si se va a necesitar financiación para la producción, aprender de compañeros de viaje como proveedores y clientes, dar importancia al aspecto formativo o conocer las herramientas que permiten saber si un determinado artículo se está vendiendo en un área concreta son otras de las claves que los expertos pusieron de relieve.

Asimismo, destacaron la importancia de la digitalización. "Te aporta seguridad en los procesos. No está exenta de riesgos, porque hay que invertir mucho, pero es fundamental acometer ese proceso y analizar todo lo que te puede dar desde un punto de vista de información», indicó Asiain. "El avance que se necesita tiene que venir tanto del ámbito privado como del público. En el negocio internacional aún hay muchos trámites que se realizan con documentos físicos, los cuales podrían digitalizarse. Es ahí, en la realización de trámites y la tramitación de documentos donde creo que toda esta interrelación de personas podría avanzar, lo que supondría un ahorro de costes y tiempo", manifestó Fuentes.

"No puedes no pensar en digital cuando abres una empresa. Lo vemos en ejemplos como el servicio a domicilio de la comida, entre muchos otros. Si no estás ahí, hay otro que lo va a hacer. Por ello, es importante contar con la información de lo que compran los clientes en los diferentes países", expuso Larraz. "Digitalizar nos permite ahorrar mucho en materia de procesos. Aunque tienes que estar actualizándote continuamente, te permite mejorar y optimizar, lo que favorece que nuestra tasa de éxito vaya creciendo", concluyó López Blanco.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas