Despliega el menú
Branded
comarca comunidad de calatayud

El agua, protagonista indiscutible en una comarca con un rico patrimonio artístico

Paisajes bellísimos, como los que se encuentran en las hoces del río Mesa, y un notable potencial cultural y artístico definen la esencia de la comarca Comunidad de Calatayud.

Fundado en el siglo XII por la orden del Císter, el Monasterio de Piedra ha cumplido su 800 aniversario con una salud de hierro, que le permite presumir de ser uno de los principales reclamos turísticos de España y del resto de Europa.

Protegido por su muralla medieval, que todavía conserva su cuidada y vigorosa Torre del Homenaje, el Monasterio de Piedra es uno de los mejores ejemplos de que arte y naturaleza van de la mano en muchísimas ocasiones. En este caso concreto, a la riqueza de su monasterio cisterciense del siglo XIII, donde la historia está presente en cada estancia, hay que sumar la belleza de sus saltos de agua y cascadas, alimentadas por el río Piedra, y que convierten este espacio en un lugar único, gracias a su asombrosa variedad de flora y fauna. De hecho, no fue la casualidad la que hizo que aquí se creara, hace 150 años, la primera piscifactoría de España.

El agua es, sin duda, protagonista indiscutible de la comarca Comunidad de Calatayud. La zona surcada por los ríos Piedra y Mesa, en su camino hacia el Jalón, es una de las más sorprendentes para el viajero. Localidades como Jaraba, conocida por sus famosos balnearios; Calmarza, con sus hoces y roquedos; o Ibdes, con el salto de agua La Paradera y su gruta de Las Maravillas, son claro ejemplo de la importancia de este líquido elemento en este rincón de Aragón.

Agua que, con el paso de los años, ha erigido paisajes bellísimos, como los que se encuentran en las hoces del río Mesa o en las del río Piedra, convertidas, en el caso de la zona de Jaraba, en reclamo de primer orden para escaladores de todo el mundo. Rincones escarpados donde anidan cientos de aves rapaces que, al amanecer y al atardecer, salen y entran de estos roquedos, convirtiendo este acto en un auténtico espectáculo que reúne a decenas de personas a su alrededor.

Aguas termales

Agua que ha convertido a algunas de las localidades de esta comarca, como Jaraba, Paracuellos de Jiloca o Alhama de Aragón en lugares de visita obligada para los amantes del termalismo. En el caso de esta última localidad, sus balnearios fueron y siguen siendo un auténtico motor económico para los vecinos de la zona y alrededores. En la actualidad, en el municipio hay dos complejos termales: Hotel Balneario Alhama de Aragón, en cuyas instalaciones sobresale la galería de baños, que con el nombre de Baño de ‘El Moro’ (s. XI), se considera una de las más antiguas de España; y el complejo de Termas Pallarés, cuyo lago, único en Europa, se nutre de varios manantiales situados en su fondo y de los que fluye constantemente agua termal a 32º.

Alhama de Aragón fue, durante años, el lugar de veraneo preferido del escritor José Luis Sampedro, quien tiene aquí un espacio expositivo propio que recoge, entre otros documentos, fotografías, cartas y portadas de ediciones españolas y extranjeras de sus libros. El autor, tan querido en la localidad, paseaba por la orilla del río Jalón, cruzando el puente de hierro que une los dos lados del municipio.

El mismo río que, en su transitar hacia el Ebro, abarca espacios naturales tan significativos como las riberas entre la zona de Bubierca y Ateca, las hoces entre Huérmeda y Embid de la Ribera, y los desfiladeros del Jalón de Saviñán a Morés.

Tierra mudéjar

A la riqueza natural de esta tierra hay que sumar su potencial cultural y artístico, ya que cuenta con enclaves históricos de gran importancia, que se han mantenido a lo largo de los siglos.

Una prueba de ello se encuentra en la cabecera de comarca, Calatayud, que posee un patrimonio artístico avalado por el título merecido de Ciudad Mudéjar gracias al potencial de la colegiata de Santa María. Otras iglesias de la comarca también son verdaderas joyas de arte de los siglos XIV, XV y XVI. Es el caso de Tobed, Maluenda, Torralba de Ribota o Cervera de la Cañada. Estas dos últimas son grandes ejemplos de iglesias fortaleza, que destacan por su inteligente construcción y por su gran valor histórico.

Otro ejemplo mudéjar de la comarca se encuentra en Tobed, donde sobresalen las torres de la iglesia mudéjar de Santa María y la de San Pedro.

Además, en el Museo Espacio Mudéjar Mahoma Calahorri, inaugurado hace una década, e instalado en el Palacio de los Canónigos, los visitantes encontrarán una amplia explicación de esta representación artística, otra de las grandes señas de identidad de esta comarca. Una tierra que sigue conservando las huellas de su rico pasado histórico.

Alfonsadas, una vuelta al medievo

Este año, del 20 al 23 de junio, la ciudad de Calatayud volverá a trasladarse al siglo XII para revivir los acontecimientos que se sucedieron durante la conquista cristiana de Calatayud por el Rey Alfonso I ‘El Batallador’ en el año 1120. Vecinos y visitantes se visten con sus mejores galas para sumergirse en los mercados o en el torneo medieval y disfrutar de representaciones teatrales, juegos, desfiles, conciertos y cenas medievales.

Cetina, una lucha contra el diablo

Ocho hombres vestidos de blanco y negro, portando antorchas, se enfrentan al diablo todos los años, el 19 de mayo, a las 23.00, con motivo de la celebración, en Cetina, de las fiestas de San Juan Lorenzo. Se trata de uno de los dances más antiguos y espectaculares de Aragón, en el que se suceden diferentes escenas, que terminan con una pantomima, la muerte (y resurrección) del diablo.

La Máscara de Ateca

Tras el solsticio de invierno, llegan las hogueras de enero y a principios de febrero la localidad de Ateca celebra una fiesta que destaca por su tradición y vistosidad: se trata de la Máscara de Ateca, declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón y que se celebra los días 2 y 3 de febrero.

Mara y su influencia en el cambio del calendario

Mara celebra todos los años la fiesta de los Idus de Marzo, que recrea la guerra entre Roma y el asentamiento celtibérico de Segeda y que dio lugar a un cambio histórico en el calendario. La jornada incluye la celebración de un mercado, exposición de trajes celtíberos, animaciones musicales y muchos otros actos. En agosto, el sábado más próximo al día 23, el municipio organiza la jornada Vulcanalia.

La pólvora de Villafeliche

Las Reales Fábricas de Pólvora estuvieron formadas por 200 molinos que fabricaban este material y hoy se puede conocer su historia en el centro de interpretación.

Vino con Denominación de Origen

El Museo del Vino de la Denominación de Origen de Calatayud ha reinaugurado sus instalaciones, en el Monasterio de Piedra.

- Ir al especial 'Aratur 2019'.

Etiquetas