Despliega el menú
Branded
Suscríbete
noticia patrocinada

La Medicina Regenerativa como alternativa a la cirugía protésica en el tratamiento de la artrosis

Es una técnica mínimamente invasiva, que preserva la integridad de la articulación y consigue recuperar en un alto porcentaje la funcionalidad.

La Medicina Regenerativa ayuda a combatir la artrosis.
La Medicina Regenerativa ayuda a combatir la artrosis.
Clínicas Cres Phisiup

El descanso y los analgésicos o antiinflamatorios frecuentemente ayudan a mejorar los síntomas de los dolores articulares en sus fases iniciales. Cuando la afección se prolonga en el tiempo, la artrosis se convierte en una enfermedad crónica, la vida de los pacientes que la sufren se ve notablemente desmejorada por el dolor crónico y las limitaciones físicas acaban afectando a la rutina diaria. Esta patología afecta a unos 300 millones de personas en todo el mundo. Llegado este momento, y cuando parece que la única solución es la cirugía protésica, habría que contar con la Medicina Regenerativa como alternativa a dicha prótesis.

Los tratamientos con Medicina Regenerativa son mínimamente invasivos, preservan la integridad de la articulación y consiguen recuperar en un alto porcentaje su funcionalidad . La doctora Elena Guallar, experta en Medicina Regenerativa en la clínica Cres Phisiup, cuenta que esta terapia consiste en usar los sistemas de regeneración del organismo para recuperar los tejidos, mejorar la funcionalidad de la zona y disminuir el dolor. La experta afirma que esta terapia ejerce su acción disminuyendo la inflamación y el dolor en más del 75%, controlando al sistema inmune para aumentar la funcionalidad, generando nuevos vasos sanguíneos para mejorar la nutrición y vascularización del tejido y mandando señales a otros sistemas para activar la regeneración.

Para Guallar, cumplir expectativas en lo que a salud se refiere es muy complicado. "Es por ello que nuestra mayor gratificación es la satisfacción de nuestros pacientes", señala. Casos como una paciente que acudió hace un año a su consulta con dos muletas y sin poder casi caminar y tras el tratamiento de ambas rodillas ha bajado en el índice Womac de 75 a 11 y ha reducido su peso gracias a los nutricionistas de clínicas Cres Phisiup y al test Geneticres. «A esta señora le ha cambiado la vida», concluye la doctora.

Etiquetas