Despliega el menú
Branded
Información elaborada en colaboración con ceste

"El uso de los datos es fundamental. La inteligencia artificial aplicada en finanzas ayuda a poder predecir y planificar"

Para el experto Daniel Martín, director académico adjunto de Ceste y asesor financiero, esta actividad va a desempeñar un papel clave en el avance de la sociedad, por lo que es necesario recurrir a la formación continua y especializada.

Daniel Martín, director académico adjunto de Ceste y asesor financiero.
Daniel Martín, director académico adjunto de Ceste y asesor financiero.

Según el experto Daniel Martín, director académico adjunto de Ceste, las finanzas son un elemento clave en el desarrollo de la sociedad, por lo que es necesario recurrir a la formación continua y especializada en esta materia para contribuir al avance. Por eso, "el uso de los datos es fundamental. La inteligencia artificial aplicada en finanzas ayuda a poder predecir y planificar", explica. Daniel Martín es, además de profesor universitario, economista y analista financiero, miembro regular de CFA Institute, EFPA España y GARP y preparador de certificaciones financieras en renta fija, gestión de carteras, estructuración de productos y derivados, valoración de empresas y gestión de riesgos financieros.

¿Qué son y por qué son tan importantes las finanzas para la evolución de la sociedad?

Las finanzas son el aceite del motor económico de un país, de una empresa y de una familia e impulsan el movimiento del dinero que pasa desde los ahorradores hacia los proyectos que deben ser financiados para crear la riqueza. Son el instrumento que vehiculiza el intercambio de bienes y servicios.

La clave para reactivar la economía es actuar sobre estas finanzas: ceder capitales a las empresas para que puedan empezar o continuar con su negocio, generando trabajo y riqueza. Su gestión adecuada es el catalizador para el emprendimiento y la creación de riqueza en una sociedad.

Las finanzas son las dos caras de la una misma moneda. Las finanzas empresariales son generación de riqueza para la familia que luego, como ahorradora, financia otros proyectos, desde deuda como capital de empresa, invirtiendo a través de los mercados financieros, que son los conectores de todo este flujo de capitales.

En este sector, ¿cuáles son los perfiles que más se demandan en la actualidad?

El sector de las finanzas es muy amplio, lo que favorece la especialización y, por tanto, la diferenciación. Existen numerosos perfiles en las finanzas empresariales -gestión adecuada de recursos de inversión y financiación de proyectos empresariales, a través de capitales propios, instrumentos híbridos entre capital y deuda, con el objetivo de maximizar el valor de la empresa para el accionista desde un punto de vista estratégico- y en lo operativo, en el día a día de los negocios, gestores de tesorería -el oxígeno de la empresa-, negociación bancaria, gestores de riesgos, planificación presupuestaria (finanzas operativas). También en la otra cara, la de los mercados y activos financieros, gestión de activos de renta variable, y renta fija -analistas y gestores de fondos-, control de riesgos -'risk managers'-, mercados monetarios, estructuración de operaciones de financiación, operaciones corporativas -fusiones y adquisiciones-, mercados de derivados para coberturas y la conexión 24/7 a nivel global y, por supuesto, el desarrollo comercial -asesores financieros-.

¿Qué características tiene que tener un experto en finanzas?, ¿qué formación requiere?

Es una mezcla de capacidades: analíticas y de planificación, tecnológicas y técnicas, pero, sobre todo, de habilidades blandas, incluso más importantes que las primeras. La transformación digital en todos los dominios y áreas se enfoca en el cliente como centro. Entender sus necesidades reales, su perfil de riesgo, miedos y deseos, encajar la propuesta de valor como un conjunto de soluciones financieras que se adapten a su realidad son fundamentales ahora.

Por supuesto, es necesario conocer en profundidad las finanzas empresariales, los mercados financieros y, sobre todo, los nuevos productos, que cada vez son más dependientes de la tecnología y la IA, pero en el enfoque seguir centrado en el cliente, y no en el producto, ayudándose de la tecnología, las 'fintech', los neo-bancos y algunas 'startups' que están quitando el sueño a la banca convencional.

Certificaciones como la designación CFA para analistas, asesores financieros, uno de los exponentes del sector; FRM para la gestión de riesgos; y PSAF, acreditada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuyo contenido está desarrollado en nuestro Máster de Dirección Financiera en Ceste, son una alternativa para estar listo para trabajar en este sector e industria.

¿Cómo le ha afectado a esta actividad la digitalización?

Las finanzas hoy no se podrían entender sin la digitalización. En cualquiera de los perfiles laborales anteriormente comentados, la tecnología forma parte del día a día de los profesionales y ya incluso ha dejado de ser una ventaja competitiva. Es necesario realizar un esfuerzo adicional para adaptarse a las nuevas tecnologías presentes en la sociedad.

Es necesario entender que el uso de los datos es fundamental, la inteligencia artificial aplicada en finanzas ayuda a poder predecir y planificar, por ejemplo, la demanda de una empresa, pudiendo saber cómo gestionar los inventarios para optimizarlos, y qué tipo de financiación o excedentes se van a necesitar. Esta misma tecnología ayuda a decidir con modelos de 'scoring' a cuánto puedo venderle a crédito a un cliente con la tranquilidad de que vaya a pagarme. En los mercados, ya se usa tecnología que incorpora la información económica y compra y vende activos financieros acorde a su impacto en la valoración, en tiempo real y de forma automática, gestionando y ajustando las carteras al riesgo del cliente, definido por su características personales. Todo esto era impensable hace 10 años.

¿Qué diferencia a estos profesionales de otros expertos del mundo de la economía?

Los economistas analizan las tendencias y proyectan escenarios y posibilidades para poder anticiparse al ciclo económico, pero siempre de forma agregada, general. Los financieros son aquellos que tienen que aplicar toda esa teoría en el campo de juego, son como los médicos, sus decisiones impactan en la salud económica de una persona, familias o empresa, con resultados positivos o no, y esto exige un perfil diferente, paciencia y objetividad, y, sobre todo, capacidad de comunicación, ya que la irracionalidad es un gran enemigo en esta profesión.

¿Cómo pueden ayudar, por ejemplo, a salir a un país de una crisis como la que acabamos de vivir?

Aportando conocimiento y experiencia. El conocimiento da libertad de pensamiento y actuación. La historia económica se repite y por lo tanto la experiencia es un valor añadido a la hora de afrontar una crisis como la actual.

¿Cómo van a adaptarse las finanzas a la nueva situación?

Centrándose en el cliente, entendiendo sus necesidades y especializándose en cada uno de los nichos, con asesoramiento, soluciones de financiación, 'crowdfunding', composición de carteras, valoración de activos, gestión del riesgo, pero todo respecto al centro del modelo: el cliente.

¿Cuál será su papel en el futuro?

Las finanzas van a desempeñar un papel clave en el avance de la sociedad. Es necesario insistir en la formación continua y especializada, bien sea para la toma de decisiones con el patrimonio financiero como para la gestión económica de una crisis dentro de una unidad empresarial.

Formarse en finanzas

Para formarse en esta actividad clave para la evolución de la sociedad, el Máster en Dirección Financiera que imparte Ceste facilita la visión global que necesita un director financiero para anticiparse a los cambios, y permite especializarse en Dirección Financiera, Corporate Finance o Fintech. Además de contar con las certificaciones profesionales reconocidas por el sector, dispone de dos modalidades formativas: presencial o virtual. 

Etiquetas