Despliega el menú
Branded

CESTE garantiza la calidad educativa a sus estudiantes actuales y futuros

La Escuela Internacional de Negocios ha extendido el modelo de doble presencialidad a todos sus programas.

Todos los programas se pueden seguir en modalidad online.
Todos los programas de CESTE se pueden seguir en modalidad online.
Ceste

La crisis ocasionada por la pandemia de la covid-19 y la nueva normalidad han supuesto muchos cambios para la población española: la forma de hacer la compra, de relacionarse con amigos, de hacer un viaje e incluso de estudiar. Cuando se decretó el estado de alarma, en Ceste Escuela Internacional de Negocios ya estaban preparados para esta nueva circunstancia: “Estábamos trabajando con sistemas híbridos de presencialidad en dos de nuestros programas (el Máster en Banca y Finanzas y el Máster en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial) y gracias a esta experiencia pudimos comenzar las clases de todos los programas el mismo 16 de marzo”, apunta Helena Araus, directora de Marketing de este centro universitario. Gracias a una plataforma LMS (Learning Management System) con la que cuentan desde hace años para formación 'online' y que utilizan como recurso complementario para los programas presenciales, la formación pudo continuar sin mayores imprevistos: “Muchos de nuestros profesores ya estaban familiarizados con esta metodología y esto ha permitido que hayamos podido finalizar el curso sin modificar los objetivos de aprendizaje planteados al inicio y sin posponer calendarios ni exámenes de segundo cuatrimestre”, añade.

De cara al próximo curso, y ante la incertidumbre de cómo evolucionará la pandemia, en este centro ya cuentan con un plan de contingencia para reaccionar con la misma rapidez a esta situación. “Actualmente las aulas y los espacios comunes cumplen con la normativa para reanudar las clases en formato presencial. Aun así, está previsto poder atender a los alumnos de las carreras universitarias, másters y el resto de programas en formato telepresencial tanto por si la situación lo exige, como por si el alumno (o su entorno) lo requieren”, explica la directora de Marketing.

Este modelo de doble presencialidad permite atender, al mismo tiempo, a los alumnos que están de forma presencial en el aula y a los que siguen las clases de forma síncrona desde sus casas, oficinas, medio de transporte o donde quiera que se encuentren. Además, las clases quedan grabadas y a disposición de los alumnos.

“Esto requiere soluciones tecnológicas (que tenemos resueltas) y adaptación de todo el profesorado a esta metodología,  sin olvidar la atención personalizada a los estudiantes. Los meses de confinamiento han supuesto una aceleración del proceso para el claustro, los alumnos y el personal de servicios hacia el camino que habíamos iniciado. Ha sido determinante el saber hacer de algunos compañeros y la convicción de que éramos capaces de dar el mejor servicio incluso en un momento tan complejo”, apunta Araus.

Sobre su aceptación en las aulas, “la acogida de los alumnos ha sido tremendamente positiva, sobre todo en los grupos de estudiantes más jóvenes; y también en el claustro, donde hemos visto un gran ejemplo de colaboración y trabajo en equipo, ayudando los docentes más experimentados con la plataforma a quienes eran 'nuevos' en la experiencia". "Ha habido elementos que han tenido que suspenderse (como las prácticas, las visitas a empresa y otras experiencias 'outdoor'), pero nuestra comunidad educativa ha entendido que era imprescindible en ese momento. Estamos deseando retomarlas en cuanto sea posible”, añade Araus.

Adaptación e innovación metodológica

Para lograr los objetivos formativos en este nuevo modelo de impartir las clases, es imprescindible contar con una plataforma que permita gestionar las diferentes actividades de aprendizaje, tanto para las sesiones 'online' como para la evaluación, el fomento de la colaboración o el seguimiento de los estudiantes. “La plataforma admite casi todas las herramientas de comunicación aunque por el momento nos hemos decantado por Gotomeeting y Teams para la comunicación con los estudiantes, y dejamos Gotowebinar para las sesiones informativas y otras actividades de tipo divulgativo -señala la directora de Marketing-. Además, en las aulas tenemos sistemas interactivos para optimizar el sonido y la buena calidad de la imagen y apuntes para los alumnos que están en el aula o en casa”.

“La tecnología nos permite una flexibilidad que el formato netamente presencial no contempla. Pase lo que pase, nosotros no volveremos a la situación pre-covid. Hemos dado un salto cualitativo extendiendo el modelo a todos los programas y los compañeros de servicios generales y administración también hemos multiplicado nuestros conocimientos en tecnología de teletrabajo en equipo sin perder nunca nuestro espíritu de atención personalizada”, concluye Araus.

Qué estudiar el próximo curso

La oferta formativa de CESTE para el curso 2020-2021 incluye dos carreras (un Bachelor in Business y un Bachelor in Computing), 5 másteres (MBA, Máster en Dirección Financiera, Máster en Redes y Ciberseguridad, Master en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial y un Executive MBA) y diferentes programas de postgrado relacionados fundamentalmente con los negocios, tecnología, finanzas, logística, etc.

CESTE realiza pruebas propias para la admisión de sus programas por lo que no existe nota de corte.

Etiquetas