Despliega el menú
Branded

Dedicarse al mundo 'gamer': "No me imaginaba que estudiar videojuegos tenía tantas salidas profesionales"

Desde Centro de Estudios Reina Victoria apuestan por la formación de estos profesionales con sus estudios de Diseño de Gráfico y Videojuegos.

Experto en realidad virtual, programador, desarrollador...el sector 'gamer' necesita profesionales de diferentes ámbitos.
Experto en realidad virtual, programador, desarrollador...el sector 'gamer' necesita profesionales de diferentes ámbitos.
Freepik

“Decidí estudiar videojuegos al quedarme sin plaza en el grado y no me arrepiento en absoluto, dedicarme a mi pasión ha sido una de las mejores decisiones que he tomado”, comenta Oscar García, un estudiante que apostó por un curso de Diseño Gráfico y Videojuegos y  que ahora trabaja como desarrollador de videojuegos.

La industria del entretenimiento por excelencia genera más de 1.300 millones de euros de facturación anual y 8.000 empleos directos, según las cifras que maneja la Asociación Española de Videojuegos, un sector que va mucho más allá de ser un juego de niños y que gracias a Internet y las nuevas tecnologías sigue creciendo de manera notable. Esta misma entidad apunta que un 40% de la población se dedica a jugar videojuegos, hasta un 27% de manera constante.

La popularidad y el desarrollo que han experimentado estos juegos ha hecho que el volumen de facturación y empresas dedicadas al sector no deje de crecer. De hecho, desde 2014, la demanda de estos profesionales ha crecido hasta un 1.000%, tal y como refleja el portal de empleo Indeed. "El 40% de los empleos creados en los últimos años están relacionados con las tecnologías digitales", explican desde el Centro de Estudios Reina Victoria, donde García estudió un programa formativo de Diseño Gráfico y Videojuegos. “Nuestro objetivo es convertir al alumno en un diseñador adaptado a las diferentes exigencias del mercado laboral. Para ello, no solo le formamos en el sector de los videojuegos, sino que también desarrollamos su creatividad, su visión artística y estratégica”, apunta el director, Javier Sánchez.

Aspectos de la carrera técnica

Este programa formativo tiene una duración de dos años en modalidad presencial, y no son necesarios estudios previos ni grandes conocimientos informáticos, pues desde el Centro de Estudios Reina Victoria se van trabajando todas las áreas -como desarrollo, diseño gráfico, diseño de vídeo y desarrollo web- para que el alumno adquiera las habilidades necesarias para desenvolverse en el mundo laboral. El curso comienza en octubre y la matrícula todavía está abierta.

Así, para que la formación sea lo mejor posible, este programa cuenta con prácticas en empresas -200 horas- que otorgan experiencia de calidad al estudiante y una bolsa de trabajo exclusiva. “Pensamos que nuestra labor no ha concluido cuando el alumno termina sus estudios, sino cuando además de finalizarlos consigue un puesto de trabajo”, concluye Sánchez.

Etiquetas