Despliega el menú
Branded
en colaboración con ceca

Las claves para la recuperación económica tras la pandemia

El sector bancario, que ya demostró con el estallido de la crisis su papel esencial, es también uno de los agentes clave en la era postcovid, dada su contribución social, económica y productiva.

La recuperación económica se basa en la actividad crediticia, la colaboración con el sector público y la canalización de fondos europeos.
La recuperación económica se basa en la actividad crediticia, la colaboración con el sector público y la canalización de fondos europeos.
Freepik

Desplegar las medidas económicas de emergencia puestas en marcha por el Gobierno –con una inyección de más de 100.000 millones de euros con avales ICO a empresas–; actuar como dique de contención movilizando grandes volúmenes de financiación para ayudar a pymes y autónomos; y facilitar la economía familiar con el adelanto de ayudas y la moratoria de pagos.

Estas son algunas de las iniciativas que las entidades agrupadas en la asociación bancaria CECA –CaixaBank, Bankia, Kutxabank y Cajasur Banco, Abanca, Unicaja Banco, Ibercaja Banco, Liberbank, Caixa Ontinyent, Caixa Pollença y Cecabank– han venido desarrollando en el último año para paliar los efectos que el coronavirus ha traído al escenario económico y social. Una gestión que los ciudadanos valoran con un notable alto, un 8 sobre 10, según un barómetro realizado por la consultora GAD3.

A todas estas cuestiones se suman el resto de funciones que la banca realiza y que son esenciales en la articulación de la economía para la generación de riqueza y prosperidad para la sociedad, como garantizar la seguridad de los ahorros depositados en los bancos, ofrecer financiación a empresas y familias, permitir las transacciones económicas a través de un sistema de pagos eficiente y seguro, o garantizar la liquidez de los recursos.

Pilar de la recuperación

Además de  todas las medidas desarrolladas con el estallido de la pandemia, el principal reto del sector bancario se encuentra ahora en contribuir al proceso de recuperación económica. Una tarea que desde CECA basan en tres pilares: la actividad crediticia, para sostener el tejido productivo; la colaboración de la banca con el sector público, para poner en marcha el Plan de Reconstrucción; y la canalización de los fondos europeos, que permitirán el despliegue de proyectos de inversión transformadores en España.

Junto a dichas medidas, estas entidades bancarias apuestan también por la atención personalizada al cliente, que será fundamental para adaptar el servicio a las necesidades específicas; el impulso a la digitalización de la economía; el acompañamiento en la transición ecológica y los proyectos de la Obra y Acción Social para el apoyo a los más desfavorecidos, que en los últimos cinco años han superado los 3.700 millones de euros de inversión.

Cabe destacar también que el sistema financiero español se encuentra en unas circunstancias más favorables que en crisis anteriores, pues es más solvente y no tiene restricciones de liquidez. De hecho, la ratio CET1, medida que evalúa la solvencia financiera, ha pasado de un 8,1% en 2008 a un 12,6% en 2019 para el conjunto de los bancos españoles. Asimismo, las entidades cuentan con un menor apalancamiento, con una ratio de créditos sobre depósitos que ha disminuido del 118% en 2008 al 84% en 2019. Estas cifras revelan así una mayor capacidad de endeudamiento y, por tanto, fortaleza del sector para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia.

Contribución

Según un informe elaborado por KPMG, la actividad de las entidades asociadas a CECA también impacta de manera notable en diversos ámbitos de la economía, como en el sector industrial (con una cuantía que asciende a 2.031 millones de euros, el equivalente al 22% del PIB de la industria manufacturera de vehículos de motor) y la actividad inmobiliaria y construcción (con un impacto de 1.820 millones de euros, una cuantía que equivale al 4% del PIB del sector servicios inmobiliarios).

Además, a nivel laboral, su actividad corporativa sostiene el equivalente a 3,3 millones de puestos de trabajo en España; y su contribución fiscal ascendió a 5.005 millones de euros en 2019.

-

Las medidas más destacadas

El papel de la banca ha sido más que esencial durante la pandemia, pues además de respaldar medidas económicas de emergencia y movilizar la financiación, ha facilitado la liquidez tanto a particulares como a empresas. En concreto, las entidades asociadas a CECA han llevado a cabo, entre otras, las siguientes medidas:
- Adelanto de la prestación por desempleo y de la pensión.
- Moratoria en el pago de alquileres e hipotecas.
- Eliminación de comisiones en los cajeros.
- Incremento de ayudas a la empresa y créditos ICO.
- Moratoria de préstamos para el consumo.
- Garantía de acceso de la población a los servicios financieros, gracias a su red de sucursales, los canales online y la atención telefónica.
- Durante la pandemia, la Obra y Acción Social ha destinado140 millones de euros a acciones extraordinarias destinadas a los colectivos más vulnerables

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas