Branded
jaca

Bodas de oro de un festival que abre Jaca al mundo

El 'Festival Folklórico de los Pirineos' cumple 50 ediciones.

El ‘Festival Folklórico de los Pirineos’ celebra este año su edición número cincuenta. En 1963 se organizaba por primera vez este evento, que se ha convertido en un referente de las manifestaciones artísticas tradicionales con Jaca como escenario. Su más de medio siglo de vida lo han convertido en el festival más longevo de España y en uno de los más apreciados a nivel internacional. Gracias al buen hacer de los organizadores, las calles jaquesas recibirán entre el 31 de julio y el 4 de agosto a más de un millar de artistas venidos de los cinco continentes para mostrar sus bailes y músicas tradicionales.

Pasacalles, actuaciones, muestras de gastronomía, espectáculos, exposiciones y charlas convertirán a Jaca -una vez más- en la capital del folclore. Fiesta y diversión permiten unir lazos entre los jaqueses y personas venidas de todos los rincones del planeta, que evocan el espíritu de confraternización que tiene este festival desde su creación.

Su historia se remonta a un acuerdo de colaboración en el seno del hermanamiento de esta ciudad pirenaica con Oloron Sainte Marie, en el Bearn francés. Dada su repercusión, en 1988 le fue concedido el reconocimiento de ‘Fiesta de Interés Turístico Nacional’ por parte del Gobierno de España.

El festival supone abrir las puertas de Jaca al resto del mundo. Durante seis días, las calles y plazas de la ciudad se transformarán en espacios de convivencia en el que artistas, turistas y jacetanos intercambian costumbres. El resultado es una unión que transforma la villa con la música y el baile como testigos de un recuerdo que durará para siempre en la memoria de todos los que lo disfruten.

El espíritu de confraternización más allá del desfile de clausura se plasma en el himno del festival, que fue creado por Tomás Asiáin en 1965. Esta canción, además de resaltar cartacterísticas del Pirineo aragonés como sus verdes praderas o sus blancas montañas, expresa valores que tienen muy presentes todos los participantes. La hermandad y la amistad, pero, sobre todo, las ganas de volver a Jaca están presentes en una letra que se entona con emoción durante los momentos más representativos. Espíritu de regreso que hace que muchos de los grupos participantes hayan vuelto en más de una edición desde 1963.

Un paseo por la historia

Pero el Festival Folklórico de los Pirineos es solo uno de los muchos atractivos que tiene la localidad oscense de Jaca. Situada junto a las montañas del Pirineo, cuenta con uno de los mayores atractivos turísticos de Aragón gracias a su importante legado arquitectónico y patrimonial. Arte, cultura e historia se dan la mano entre las calles de la villa, cuyo casco histórico fue declarado Bien de Interés Cultural.

Entre los lugares emblemáticos de Jaca se encuentra la catedral de San Pedro, uno de los primeros templos románicos que se construyeron en la península. En el antiguo claustro del templo se sitúa el Museo Diocesano. Este espacio ofrece una panorámica por la pintura mural de los siglos XI a XVI.

Más allá de la seo, la capital de la comarca de La Jacetania cuenta con múltiples edificios que reflejan el paso del Románico al Modernismo, pasando por el Gótico, que ha experimentado la ciudad. Entre los edificios modernistas destacan las instalaciones de la residencia de la Universidad de Zaragoza, que son sede de sus cursos de verano.

La arquitectura militar también se hace hueco en Jaca. La Ciudadela es el principal exponente de este estilo patrimonial. Fue construida entre finales del siglo XVI y comienzos del XVII con el objetivo de frenar las guerras entre católicos y protestantes y defender la ciudad de una posible invasión francesa.

Las visitas guiadas a este monumento se pueden realizar durante todo el año a través de un espectáculo teatralizado que recibe el nombre de ‘La memoria de la piedra’. El horario de las representaciones se amplía en los meses de más afluencia de público para atender a todas las personas que quieren conocer uno de los principales monumentos de la ciudad.

Tapeo y dulces

Una completa visita a Jaca no puede obviar la gastronomía de la ciudad. Las tapas son el elemento estrella de la ruta culinaria por la capital jaquesa. Los establecimientos del centro histórico ofrecen al visitante la posibilidad de probar vinos de la zona mientras degustan creaciones de autor de gran calidad culinaria en pequeño formato.

Una de las últimas novedades culinarias que se pueden apreciar en bares y restaurantes es la olla jacetana. Esta propuesta gastronómica se elabora a partir de boliches, costilla de cerdo y verdura. Su objetivo es potenciar los alimentos de kilómetro cero. La presentación se realiza en ollas y platos creados por el artesano Miguel Castejón. Los colores azul y blanco de la vajilla son los que se utilizaban en el monasterio de San Juan de la Peña. La decoración incorpora elementos característicos de la zona como el ajedrezado jaqués y una hexafolia que hace referencia a las mitología pirenaica.

Los dulces son también importantes dentro de la variada oferta gastronómica de la villa. Jaca cuenta con varias pastelerías que tienen más de un siglo de existencia. Algunos ejemplos de manjares que pueden disfrutarse son los jaqueses, los condes, los lazos, los corazones, las patatas de Jaca y las coronitas de Santa Orosia. Todos ellos endulzarán la boca de visitantes y lugareños en cualquier lugar, ya que se pueden encontrar repartidos en diferentes zonas de la ciudad.

Villa Europea del Deporte 2019

La ciudad de Jaca ha obtenido el galardón de ‘Villa Europea del Deporte 2019’ que otorga la asociación European Capitals and Cities of Sport (ACES). La localidad oscense fue la única aragonesa que obtuvo una nominación para este premio.

Los deportes de invierno son el epicentro de la actividad física en la ciudad de Jaca. Patinaje artístico, ‘curling’ y ‘hockey’ son disciplinas que se pueden practicar en el Palacio de Hielo, única instalación en España que cuenta con dos pistas de hielo. Además, dispone de otras dependencias como piscina climatizada, balneario y gimnasio, que permiten disfrutar del deporte, el ocio y el descanso a partes iguales. Las montañas que rodean la localidad son el escenario perfecto para la práctica de deportes de aventura. Más información en la web del  Servicio Municipal de Deportes: www.deportesjaca.es .

No dejes de ver

- Monumento a la Jacetania: Esta obra del escultor oscense Ángel Orensanz es una representación alegórica de La Jacetania. Un guerrero representa la fortaleza, la constancia y la ambición de la comarca mientras sostiene el claustro de San Juan de la Peña en representación del arte y la historia jacetana. Preside el jardín en el inicio del paseo de la Cantera.

- Fuerte de Rapitán: Fue construido en el siglo XIX. Se encuentra ubicado en el cerro del mismo nombre. Se concibió como parte de la tupida red defensiva que se pretendía construir de forma paralela a la línea internacional de ferrocarril Oloron-Canfranc. Tras su remodelación a comienzos de siglo se pueden realizar visitas guiadas para conocer toda la historia que esconden sus muros.

Anota en el calendario

- Concurso de tapas y cazoletas: Durante el mes de octubre, se organiza un concurso de tapas y cazoletas en el que bares y restaurantes participantes ofrecen sus últimas creaciones para que los visitantes puedan disfrutar de productos de primera calidad en pequeño formato.

- Fiesta del Primer Viernes de mayo: En esta cita, Jaca conmemora la fecha en la que sus habitantes liderados por el conde Aznar lograron evitar la invasión de los musulmanes en el año 758.

- 50º Festival Folklórico de los Pirineos: Del 31 de julio al 4 de agosto, Jaca recibirá a grupos de los cinco continentes que compartirán sus bailes y canciones en un festival que cumple su edición número cincuenta. Más información en www.festivaljaca.es

Ir al especial Aratur 2019

Etiquetas