Despliega el menú
Branded
Suscríbete
en colaboración con el ayuntamiento de biota

Biota, descubre tres de los muchos tesoros de este rincón de las Cinco Villas

El municipio zaragozano cuenta con un rico patrimonio cultural y arquitectónico y espacios naturales que sorprenderán al visitante.

Biota encierra edificios de singular belleza, que merece la pena conocer.
Biota encierra edificios de singular belleza, que merece la pena conocer.
Noemí Barceló

Si algo le queda claro al viajero que visita la localidad zaragozana de Biota es que este rincón de las Cinco Villas, bañado por las aguas del río Arba de Luesia, ha sido siempre un lugar destacado desde sus orígenes, allá por el siglo IX, cuando Sancho Ramírez inició el proceso de poblamiento de esta zona. Un señorío que se hace todavía más presente al recorrer sus calles y disfrutar de sus casas palaciegas y sus nobles edificios, orgullo de los más de 950 vecinos que pueblan este rincón de la provincia de Zaragoza.

Cuando apenas quedan unos días para el arranque de la estación veraniega, el Ayuntamiento de Biota continúa prestando el servicio de visitas guiadas, los viernes por la tarde; y el sábado en horario de mañana y tarde, que permiten descubrir algunos de los rincones más significativos de la villa y hacerlo de la mano de un guía profesional que conoce muy bien la zona.

Un paseo que incluye el palacio de los vizcondes de Biota, o Condes de Aranda, de estilo barroco riojano, y que fue levantado en el siglo XVIII, su preciosa iglesia o el torreón de estilo románico, de finales del siglo XII, único resto perteneciente al antiguo castillo del municipio.

Pero también se pueden aprovechar estas visitas para hacer un alto en el camino y disfrutar de la gastronomía local, probando sus deliciosas migas con carne asada o una buena ración de rancho. En el caso de que se programe una escapada de varios días, en el pueblo cuentan con un albergue con más de 60 plazas y, en breve, dispondrán del servicio de una casa rural. 

Si la escapada dura varias jornadas, una de las tardes se puede aprovechar para darse un refrescante baño en sus piscinas municipales, donde estará todo dispuesto para disfrutar de un baño en las mejores condiciones y con total seguridad. Y otro día pueden subir hasta el mirador de Poyaz, el punto más alto de la zona, ubicado entre Biota y Malpica, desde el que se ve una panorámica única de la comarca cincovillesa. En esta zona, hay dispuestas varias mesas de interpretación en las que se informa de la flora  y fauna de los alrededores. Y otra opción para disfrutar de la naturaleza se encuentra en los alrededores del pantano de San Bartolomé, que dispone de un área recreativa para niños y una zona para barbacoas. Aquí se puede practicar pesca y deportes náuticos.

Tanto si eligen una escapada de un día, como de varias jornadas, estos son tres de los imprescindibles rincones que deben visitar. ¿Nos acompañan? 

Queso, ternera y el Camino de Santiago en Biota.
1

Un recorrido por la historia

Una de las curiosidades de este palacio, que fue levantado en el siglo XVI por mandato de los vizcondes de Biota o de los Condes de Aranda (la familia concentraba los dos títulos) es que no tiene paralelismo con similares construcciones aragonesas de la época, sino que guarda parecidos con palacios coetáneos de La Rioja, Navarra o incluso Andalucía. Es sede de la Oficina de Turismo que, en la actualidad, permanece abierta los viernes, de 17.00 a 20.00; los sábados, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00; y los domingos, de 10.00 a 14.00. En julio y agosto atenderá de martes por la tarde a domingo. A su lado, se encuentra el torreón, en cuyas cinco plantas se han habilitado diferentes salas en las que se habla de la historia de la localidad, desde sus orígenes. Un recorrido que permite que el viajero descubra muchas curiosidades de esta población. 

Iglesia de Biota.
2

Una joya del arte religioso

Con advocación a San Miguel, esta iglesia es la construcción religiosa más destacada de la localidad. Fue construida a principios del siglo XIII, sobre los restos de un antiguo monasterio mariano. De este primer edificio no quedan restos visibles, a excepción de un arco de medio punto y el arranque de otro que podían ser parte del antiguo claustro. En el conjunto llama la atención su portada oeste, que cuenta con un tímpano en el que se representa la Adoración de los Reyes Magos.

Pozo de hielo de Biota.
3

Hielo para hacer frente a las necesidades vecinales

Restaurado hace unos años, este pozo de hielo es un elemento muy original del paisaje de la localidad y un recuerdo de aquellos años en los que los vecinos de Biota guardaban la nieve y el hielo del invierno para abastecerse de este material en aquellos momentos que más lo necesitaban, para conservar alimentos o medicamentos.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas