Despliega el menú
Branded

Más de 30 años de pasión por las piscinas

Una cuidada atención al cliente y la búsqueda constante de un trabajo bien hecho son los valores principales de esta empresa familiar

Emilio Bellvis Martín, segundo por la izquierda, junto a sus hijos en el salón de exposiciones Pulire en 2008.
Emilio Bellvis Martín, segundo por la izquierda, junto a sus hijos en el salón de exposiciones Pulire en 2008.
Bellvis

"No existe ninguna evidencia de que el virus pueda transmitirse a las personas a través del agua de las piscinas", comenta Manuel Bellvis, gerente de Piscinas Bellvis sobre el miedo de que el COVID-19 pueda transmitirse en verano. «En su caso, el mantenimiento correcto lo inactivaría», señala.

Transmite esta idea desde la perspectiva que dan los más de 30 años que lleva Bellvis en el sector de las piscinas. Esta empresa familiar fue fundada en 1958 por Emilio Bellvis Martín y se dedicó en un primer momento a la automoción, pero en 1985 abrieron la división de piscinas y, en la actualidad, cuentan con unas amplias instalaciones ubicadas en la zaragozana calle de la Virgen del Buen Acuerdo, 40. Desde allí dan servicio a piscinas públicas,comunidades de vecinos y particulares de todo Aragón.

Bellvis cuenta con más de 10.000 referencias en productos y equipamiento de piscinas

El éxito de Bellvis se cimenta en una cuidada atención al cliente basada en valores aprendidos desde la cuna por los actuales responsables de la empresa."Nuestro padre era un enorme profesional, con una gran vocación de la venta y de las relaciones humanas que nos transmitió desde pequeños a los tres hermanos su esfuerzo, su sacrificio, su constancia y su dedicación a los clientes", reconoce Manuel Bellvis, que, junto a uno de sus hermanos, encarna la segunda generación de un negocio que tiene muy presentes los valores familiares en su día a día.

Centrados en las personas

Manuel y sus hermanos tienen muy presente a su padre, fallecido en 2017, e intentan llevar a la práctica sus enseñanzas. En lo que al negocio se refiere, les transmtió que deben poner el foco en mejorar la vida de las personas que se acercan a su tienda. "Él siempre decía que debíamos estar para solucionar problemas más que para vender nuestros productos", reconoce Bellvis. "Se puede decir que más que clientes hacía amigos", cuenta emocionado.

Personas que descubren en Bellvis un amplio abanico de productos para el cuidado de su piscina con más de 10.000 referencias gracias a una gama completa de desinfectantes, máquinas, robots y útiles necesarios para mantener las instalaciones en perfectas condiciones higiénicas para su uso. Cuentan además con taller propio de robots automáticos para dar un servicio completo a sus clientes.

El futuro lo ven con optimismo si siguen por el camino marcado desde hace 35 años. "La empresa hoy en día requiere mucho sacrificio y dedicación siendo fundamental la involucración de todo el equipo, con la satisfacción que los sectores de la limpieza y el tratamiento de agua van a ser de vital importancia en el futuro de nuestra sociedad", concluye Bellvis. n

Etiquetas