Branded
Suscríbete por 1€
en colaboración con ars alendi

Tradición cooperativa e innovación como herramientas para alcanzar la sostenibilidad

Ars Alendi, que nació de la unión entre las cooperativas de San Mateo y Almudévar, trabaja en lograr que sus socios se conciencien por lograr un producto respetuoso con el planeta. La implantación de tecnología y la formación son considerados capitales. Entre sus proyectos de futuro está la ampliación de la fábrica de piensos para poder producir 480.000 toneladas al año y crecer, alcanzando las 30.000 cerdas y casi un millón de cerdos comercializados.

El capital humano y la innovación que aplican en sus instalaciones son los pilares de Ars Alendi.
El capital humano y la innovación que aplican en sus instalaciones son los pilares de Ars Alendi.
Ars Alendi

Surgido de la unión de las cooperativas de San Mateo de Gállego y ‘Virgen de la Corona’ de Almudévar, la creación de su fábrica en Gurrea de Gallego, población a medio camino de las dos que entidades fundadoras, fue la punta de lanza de Ars Alendi para ofrecer a sus socios una buena alimentación para sus animales y dotar de los servicios necesarios para el ganadero (inseminación, distribución de productos zoosanitarios, gestión de purines…), teniendo muy en cuenta la economía circular.

"Está en nuestro ADN ser una empresa ligada a la tierra que utiliza y trasforma los cereales y otras materias primas de nuestros socios agricultores en piensos que alimentarán a nuestras ganaderías y con el estiércol y purines que producen fertilizar sus campos", reconoce Enrique Bascuas, gerente de la cooperativa de San Mateo, que codirige el grupo junto a Paco Naval, gerente de la cooperativa de Almudévar.

Son conscientes de que el futuro de la ganadería está en el respeto al medio natural y están comprometidos con la lucha contra el cambio climático a través de políticas de generación de energía fotovoltaica en sus empresas y granjas y una gestión cada vez más eficiente de los purines y deyecciones ganaderas como fertilizantes agrarios. En esa línea, han creado un centro gestor de purines en el Bajo Gállego para aprovechar este recurso fertilizante en la agricultura del entorno, entendiendo que "optimizar el uso del purín es un factor clave tanto para los socios agricultores como para los ganaderos", señala Naval.

Su preocupación ambiental les llevó también a apostar por el ferrocarril como medio de transporte de mercancías desde el puerto de Tarragona hasta el Macrosilo de Zuera, logrando reducir la huella del carbono en 4000 toneladas de CO2. Además, los socios de Ars Alendi aplican los más altos estándares de bienestar animal en sus instalaciones.

Capital humano fundamental

Bascuas y Naval tienen claro que el principal capital de Ars Alendi son las más de 180 personas que trabajan en el grupo y sus socios, ganaderos y agricultores aragoneses que trabajan y viven en el medio rural y contribuyen a fijar población y vertebrar el territorio. "El desarrollo y crecimiento de nuestra actividad genera empleo estable y facilita fijar población en nuestro territorio de acción, frenando un proceso de despoblación creciente característico en algunas zonas del territorio aragonés", señalan.

La apertura de la nueva Granja Valseca 2, en San Mateo de Gállego, ha generado catorce empleos. Previa a la contratación, se ha organizado una formación teórico práctica en la que han participado 16 personas de las localidades cercanas a la granja y a las que ha formado el propio equipo de veterinarios en materias de manejo de animales, bioseguridad o alimentación. La acogida a esta formación y contratación ha sido excepcional ya que permite que los participantes puedan disponer de un puesto de trabajo en la zona y acceder a un sector en crecimiento y con grandes oportunidades.

Operar en un mundo cada vez más tecnológico y digital ha hecho que esta entidad tenga muy en cuenta la innovación. "Estamos desarrollando una ‘app’ para nuestros granjeros, visitadores y veterinarios y en nuestras granjas utilizamos ya dispositivos ‘PDA’ para poder conectar ‘online’ a tiempo real a todos los datos, evitando tiempo y ganando en seguridad y fiabilidad", remarca Bascuas.

La tecnificación de las granjas hace que deban contar con profesionales preparados. Por ello, desde Ars Alendi han acogido alumnos de la FP Dual especializada en el sector porcino, promocionando una formación que consideran necesaria. "Además, a principios de año, pusimos en marcha una actividad formativa pionera para personal de granjas. adelantándonos a la obligatoriedad legal", afirma Naval.

La incorporación de la mujer al mundo ganadero es otro motivo de orgullo para Ars Alendi. "Una de nuestras socias integradas, Inmaculada Sarasa, acaba de recibir el premio ‘Ganadería en Femenino 2021’ que visibiliza el trabajo que realizan las mujeres en el ámbito ganadero", resaltan.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas