Branded
Suscríbete

Aragón, clave para el futuro del sector sanitario en Europa

El Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud es un centro puntero con infraestructuras únicas en España y cuyas investigaciones juegan un importante papel a nivel europeo.

Realizado por:

Aragón se ha convertido en todo un referente en el sector sanitario europeo, tanto por el papel que juega en el diseño de políticas sanitarias comunes como por las tecnologías de las que dispone y las investigaciones en las que participa. Todo esto es posible, entre otros, gracias a la labor del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), una entidad que contribuye a mejorar la calidad del sistema público de salud apoyando la innovación, la investigación y la formación de los profesionales que en él trabajan.

El IACS cuenta con cuatro líneas estratégicas de trabajo: medicina personalizada, terapias avanzadas, Ciencia de datos aplicadas a la Salud y ‘One Health’. La primera se centra en una práctica emergente que intenta que no se aplique la misma solución a todos los pacientes, sino que se haga de forma individualizada. La segunda está relacionada medicamentos basados en genes, células y tejidos. La Ciencia de Datos aplicada a la Salud, por su parte, busca la obtención de evidencia a partir de dato real, aplicando las últimas tecnologías de estadística, computación e inteligencia artificial, tanto para la obtención de los resultados significativos como para garantizar la privacidad y el anonimato de los pacientes. Por último, el ‘One Health’ es una visión que asegura que la salud humana, ambiental y animal no son independientes, sino que están interrelacionadas. Con esta hoja de ruta, el centro realiza diversas investigaciones y participa en proyectos de ámbito nacional e internacional.

Políticas e investigaciones en Europa

El IACS participa en numerosos proyectos de investigación en Europa. Entre ellos destacan las llamadas acciones conjuntas, cuyo objetivo es reunir a representantes de distintos estados miembros para abordar un problema existente o compartir las buenas prácticas de una realidad común y definir las líneas de las futuras políticas de la Unión Europea en este ámbito.

“Una de las iniciativas más relevantes de los últimos años en este campo es TEHDAS, que buscaba definir la política de la Unión Europea sobre cómo debían compartirse los datos sanitarios entre los distintos estados miembro”, resalta Javier Gómez-Arrue Azpiazu, responsable de Área de Medicina Personalizada de Precisión del IACS. “Aunque ya ha finalizado, seguimos trabajando en numerosas acciones que se han desarrollado a partir de esta, como el proyecto QUANTUM, con el que se quiere desarrollar un mecanismo de etiquetado de la información unificado en todos los países”, añade. Además de los proyectos centrados en datos, el IACS también participa en otros que atienden diversos problemas del Sistema Sanitario, como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes (Proyecto JACARDI), las resistencias antimicrobianas (Proyecto JAMRAI-2) o los programas de cribado de cáncer en la Unión Europea (Proyecto EUCanScreen).

El IACS cuenta con cuatro líneas estratégicas de trabajo: medicina personalizada, terapias avanzadas, Ciencia de datos aplicadas a la Salud y ‘One Health’.

Además de las acciones conjuntas, participan en distintos partenariados europeos, que ponen en coordinación a distintos estados miembro para definir políticas a largo plazo, unos 10 años vista. Uno de ellos es el de medicina personalizada, que se puso en marcha el pasado 1 de enero y que busca que toda Europa navegue en la misma dirección en este tema. “Aragón puede estar especialmente orgulloso de este punto, y es que estamos coordinando el paquete de trabajo encargado de la implantación de la medicina personalizada en los sistemas públicos de salud”, afirma Gómez-Arrue. Otro de los partenariados de más impacto es THCS, centrado en la transformación e innovación de los sistemas de salud dentro de la Unión Europea.

En relación a otros proyectos activos destaca HERVCOV, un proyecto que busca evaluar la implicación de los retrovirus endógenos, secuencias víricas integradas en nuestro genoma que provienen de infecciones de individuos de hace miles de años que han llegado hasta la actualidad en el cuadro clínico del COVID y el Síndrome Post-COVID.

Desde el IACS mencionan también proyectos como INNOVA 4TB, que busca un intercambio de experiencias entre distintas instituciones de estados miembros para estudiar cómo se está manejando el tema de la tuberculosis en distintos países o ROSIA, que busca diseñar servicios de tele-rehabilitación para zonas rurales remotas, donde los servicios asistenciales son limitados.

El IACS pone a disposición de los investigadores equipamiento puntero y técnicos especializados.
El IACS pone a disposición de los investigadores equipamiento puntero y técnicos especializados.
IACS

A la vanguardia de la tecnología

El IACS cuenta con tres plataformas de apoyo a la investigación: medicina personalizada, terapias avanzadas y biomodelos. “La figura del superinvestigador que todo lo puede murió con Ramón y Cajal; ahora la ciencia es más colaborativa. Este centro busca poner a disposición de los grupos de investigación equipamiento puntero y técnicos especializados para que ellos puedan centrarse en sus proyectos”, señala Javier Gómez-Arrue.

La innovación es una de las señas de identidad del IACS, por lo que tienen que estar al tanto de las novedades del mercado y de las nuevas corrientes. El 2023 ha sido especialmente prolífico para el centro, que ha logrado adquirir una gran cantidad de equipos punteros. Entre ellos destaca un espectrómetro de masas de alta resolución, que permite un nuevo tipo de análisis proteómico y el uso del Maldi-Imaging, una técnica para saber no solo qué proteínas están presentes en un corte de tejido sino dónde se encuentran y cómo se mueven.

"Hay que plantearse los servicios que ofrece el IACS de forma global para aprovechar todo el potencial que tienen; como instrumentos de una orquesta" (Javier Gómez-Arrue)

Asimismo, cuentan con una plataforma de inmunodetección con la que realizar un análisis de hasta 400 dianas en un mismo corte de tejido. “Normalmente, cuando quieres detectar dianas, tienes que hacer un corte en la célula por cada tres marcadores que quieras buscar. Aunque la separación entre esos cortes es mínima, como estamos hablando de una célula, esas micras importan. Este nuevo equipo permite buscar tres marcadores concretos, eliminarlos y volver a buscar otros. De esta forma, podemos llegar a identificar cientos de marcadores en un mismo corte de tejido”, explica.

El IACS también ha adquirido otros equipos de última generación, como un microscopio multifotón con súper resolución o un microdisector láser. Este último permite seleccionar partes concretas de una muestra, pudiendo llegar a aislar una célula única. Esto permitiría, por ejemplo, realizar los ensayos de MALDI-IMAGING en regiones concretas de un tejido o realizar la secuenciación genómica de una célula específica gracias al equipo incorporado también este año al servicio de Secuenciación y Genómica Funcional, uno de los servicios conjuntos con la Universidad de Zaragoza, que ha adquirido el equipo como parte de la estrategia conjunta de ambas instituciones para el desarrollo de los servicios.

Javier Gómez-Arrue hace hincapié en que no se puede pensar en los servicios que ofrece el centro como algo aislado, sino que “hay que verlos en global para aprovechar todo el potencial que tienen; como instrumentos de una orquesta”.

Servidores del IACS.
Servidores del IACS.
Álvaro Calvo

REALIZADO POR AML
Este contenido ha sido elaborado por Aragón Media Lab, unidad Branded Content de Henneo.