Despliega el menú
Branded

AIDA y Grupo 5 CIAN se unen contra el ictus

Las entidades firman un acuerdo para concienciar a la ciudadanía y dar cobertura profesional a las personas afectadas por esta enfermedad.

AIDA y Grupo 5 celebran el Día Mundial del Ictus poniendo en foco en los pacientes y en la concienciación de la sociedad.
AIDA y Grupo 5 celebran el Día Mundial del Ictus poniendo en foco en los pacientes y en la concienciación de la sociedad.
Grupo 5

Hoy, 29 de octubre, se conmemora el Día Mundial del Ictus. Expertos de todo el mundo coinciden en que la prevención, la rápida detección y una correcta rehabilitación son las piezas claves en la lucha contra el ictus.

AIDA, Asociación Ictus de Aragón, y Grupo 5 CIAN, empresa de gestión de servicios sociales y neurorrehabilitación, se unen en este día bajo el compromiso de realizar acciones conjuntas de sensibilización y de rehabilitación que mejoren la situación de las personas que son diagnosticadas de ictus.

AIDA lleva 20 años representando los derechos y atendiendo las necesidades de las personas que han sufrido ictus en Aragón y sus familias y cuenta con unos 570 socios. Por su parte, Grupo 5 CIAN, Centro Integral de Atención Neurorrehabilitadora, son centros especializados que atienden a personas con daño cerebral adquirido de una manera global. Actualmente desempeñan su labor desde su actual centro de día ubicado en la calle Julián Sanz Ibáñez, en Delicias y próximamente abrirán una residencia en Paseo Ruiseñores.

La Asociación Ictus de Aragón (AIDA) celebra este año su 20 aniversario en medio de una pandemia que ha cambiado la vida de tantas y tantas personas y que ha afectado también a la atención al ictus, no solo en la asistencia sanitaria sino también desde la labor de AIDA de neurorrehabilitación, apoyo a las familias y actividades de sensibilización.

Durante el primer periodo de confinamiento derivado de la crisis sanitaria se registró un descenso de entorno al 40% en casos de ictus que, en opinión de los expertos, se justificaría por el miedo a acudir a un hospital durante este periodo para evitar un posible contagio de Covid-19. Un descenso irreal que ahora requiere un abordaje adecuado para frenar posibles dependencias añadidas a las secuelas del daño cerebral adquirido y fomentar la autonomía de la persona afectada.

Secuelas similares a la covid-19

En relación con la situación actual, expertos de Grupo 5 CIAN declaran que las secuelas que está dejando la Covid-19 son similares a las de un ictus: desorientación, anosmia, cefaleas, problemas en el habla, en la deambulación… pero además una de las secuelas más graves que está dejando el coronavirus es el desarrollo de ictus, hemorragia intracraneal o encefalopatías.

Paola García, coordinadora técnica de Grupo 5 CIAN declara “hay un número de casos que estamos observando en nuestros centros que sufrieron en el período de febrero a abril un ictus, y además pasaron la covid-19. Estos pacientes no sabemos exactamente si el ictus fue provocado por la covid o fue previo al contagio. En cualquier caso, la atención y rehabilitación tras un ictus no es negociable ni en tiempos de pandemia y el abordaje de sus secuelas es urgente.”

A pesar de todo, AIDA no pierde de vista su objetivo: concienciar a la ciudadanía en la lucha contra el ictus, reivindicando sus necesidades y ayudando a quienes lo han sufrido, así como a sus familiares, a través del apoyo, acompañamiento y el tratamiento rehabilitador. Y a este se suma Grupo 5 CIAN respondiendo a su filosofía de colaboración con entidades y asociaciones que favorezcan la situación de las personas con daño cerebral adquirido.

Etiquetas