Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

ECOSISTEMA

Ecologistas y Apudepa rechazan el nuevo proyecto para reparar el Canal Imperial

Aseguran que sigue amenazando las poblaciones de margaritífera auricularia y que dañaría un conjunto histórico de interés cultural.

I. ARISTU. ZARAGOZA Actualizada 03/11/2010 a las 22:40
3 Comentarios

'''

Varios grupos ecologistas y la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) han pedido a la Confederación que descarte -o al menos paralice- el nuevo proyecto redactado para reparar y acondicionar los 35 kilómetros del Canal Imperial que discurren entre Gallur y Zaragoza. A pesar de que la actuación se ha modificado sustancialmente para reducir su impacto ambiental -solo se va a hormigonar un tramo de 1,5 kilómetros-, estas entidades siguen considerando que las obras previstas pondrían en riesgo la supervivencia de la margaritífera auricularia, una almeja de agua dulce en grave peligro de extinción que prácticamente solo sobrevive en ese cauce artificial.


Además, las asociaciones que han alegado contra el proyecto consideran que la reparación del Canal incumpliría la obligación de proteger una obra hidráulica que está en proceso de ser declarada bien de interés cultural en la categoría de conjunto histórico.

El acondicionamiento del Canal Imperial es una actuación incluida en el Pacto del Agua y servirá para solucionar los problemas de filtraciones que sufre esta infraestructura bicentenaria. En los años noventa se planteó hormigonar todo el tramo afectado, pero la propuesta fue descartada en 2004 por las afecciones que causaría a la margaritífera y a otras especies.

Posteriormente, la CHE ha redactado un nuevo proyecto más 'blando' que minimiza el uso del hormigón: en 15 kilómetros se restaurará el cauce manteniendo su estructura actual y en 18,3 se impermeabilizará cubriéndolo con arcillas e instalando láminas geotextiles y escolleras. Pese a todo, Apudepa, las organizaciones Ansar, Coagret y Grupo Triacanthos y las asociaciones de vecinos Venecia y La Paz han presentado alegaciones en las que como mínimo piden paralizar la actuación.

Fuentes de la Confederación destacan que el nuevo proyecto se ha elaborado bajo la supervisión del Departamento de Medio Ambiente y de la Dirección General de Patrimonio para garantizar la preservación de la margaritífera y de los valores culturales del Canal Imperial. Las mismas fuentes destacan que se prevé seguir el protocolo establecido por la propia DGA para el manejo de esta especie protegida y que, en cualquier caso, la actuación está en fase de proyecto -puede haber cambios- y a la expensas de la declaración de impacto ambiental.

Por su parte, fuentes de Medio Ambiente confirmaron que la DGA ha colaborado en la redacción del nuevo proyecto. También indicaron que el Inaga aún no ha remitido a la CHE su informe.

'''
$(html_text)
'''Varios grupos ecologistas y la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) han pedido a la Confederación que descarte -o al menos paralice- el nuevo proyecto redactado para reparar y acondicionar los 35 kilómetros del Canal Imperial que discurren entre Gallur y Zaragoza. A pesar de que la actuación se ha modificado sustancialmente para reducir su impacto ambiental -solo se va a hormigonar un tramo de 1,5 kilómetros-, estas entidades siguen considerando que las obras previstas pondrían en riesgo la supervivencia de la margaritífera auricularia, una almeja de agua dulce en grave peligro de extinción que prácticamente solo sobrevive en ese cauce artificial.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''Varios grupos ecologistas y la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) han pedido a la Confederación que descarte -o al menos paralice- el nuevo proyecto redactado para reparar y acondicionar los 35 kilómetros del Canal Imperial que discurren entre Gallur y Zaragoza. A pesar de que la actuación se ha modificado sustancialmente para reducir su impacto ambiental -solo se va a hormigonar un tramo de 1,5 kilómetros-, estas entidades siguen considerando que las obras previstas pondrían en riesgo la supervivencia de la margaritífera auricularia, una almeja de agua dulce en grave peligro de extinción que prácticamente solo sobrevive en ese cauce artificial.
'''
$(html_text)
  


  • Zaragozano04/11/10 00:00
    Como siempre, dentro de poco se pretendrá la conservación del mejillón cebra. Lo importante es oponerse a las mejoras que beneficien a los humanos aunque se observe alguna remota posibilidad de perjuicio sobre otras especies.
  • julian04/11/10 00:00
    Desaparición del Bucardo y del oso en el pirineo. Ese es el historial de protección de especies protegidas del Gobierno de Aragón. Se desconoce el efecto sobre la población de Margaritifera del desplazamiento de ejemplares: los experimentos con gaseosa por favor.
  • Luis Casas04/11/10 00:00
    Ya tenemos de nuevo a los salvadores, el Canal sufre roturas de todo tipo y por toda causa, hoy como en los tiempos en que se construyo, es preciso realizar el mantenimiento adecuado, sin que ello sea causa de para la desaparición de la margaritífera auricularia, siempre se dragó, se navego por el, se encauzo en muchos de sus tramos, sin que esa especie sufriera descenso de población, solo cuando los herbicidas, aparecieron, cuando los campesinos con mas ignorancia que mala intención comenzaron a ¿lavar¿ sus tanques en el Canal a disminuido la población. La puntilla a la supervivencia de la margaritífera auricularia, se la dio la introducción masiva de patos domésticos con la sobre alimentación popular, ello genero la saturación del cauce de roedores creciendo en función del alimento, sus cados debilitando las laderas y cuando se produce una crecida de sector por efecto de lluvia el agua entra en los cados y revienta la caja. En mi opinión es preciso controlar la población de roedores, y consolidar la caja con las obras precisas, quiero pensar que los agricultores ya tienen conciencia del daño que ciertos productos ocasionan. Ayudemos a construir, no a paralizar. 


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo