Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Innovación

Industria 4.0. La ola tecnológica que viene

Muchas cosas cambiarán con la que se anuncia como cuarta revolución industrial. La denominada industria 4.0 llega de la mano de tecnologías disruptivas que transforman completamente el enfoque de la factoría: big data, cloud computing, ciberseguridad, robótica colaborativa, realidad aumentada, fabricación aditiva, internet de las cosas...

Tercer Milenio 23/03/2016 a las 06:00
La industria 4.0 se articula fundamentalmente en torno a la aplicación de nueve tecnologías:

«Estamos en una nueva revolución global con un enorme potencial y debemos aprovechar esta ola tecnológica para transformar nuestras empresas y nuestras industrias». Lo dijo Máximo Valenciano, director de Inycom, quien se refería así a la Industria 4.0, en la jornada tecnológica ‘Viaje a la Industria de Futuro’ que se celebró en el Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova) el pasado 14 de marzo.

El concepto de Industria 4.0 es relativamente reciente y se refiere a la cuarta revolución industrial, que consiste en la introducción de las tecnologías digitales en la industria. «Este término fue acuñado en 2011 en Alemania y permite que dispositivos y sistemas colaboren entre ellos y con otros, modificando los productos, los procesos y los modelos de negocio», explica Javier Huarte, coordinador de Tecnología de Robótica y Automática en Itainnova.

La industria 4.0 involucra la aplicación de nueve tecnologías: big data y análisis de datos, cloud computing, ciberseguridad, integración horizontal y vertical, robótica, realidad aumentada, fabricación aditiva, simulación e internet de las cosas. Itainnova lleva varios años trabajando y desarrollando conocimiento en cada una de estas nueve tecnologías, tanto en aplicaciones industriales reales como en proyectos de investigación nacionales y europeos.

Clientes digitales

¿Por qué vamos hacia esa Industria 4.0? Desde Inycom, Óscar Quintana, director de Industria, constata que «la sociedad se ha transformado en una sociedad digital compuesta por clientes digitales y la industria debe adaptarse para asegurar sus demandas: productos personalizados con disponibilidad inmediata, en cualquier parte del planeta y con buen precio». La combinación «de las tecnologías que permiten esto (internet de las cosas, big data, cloud) con las tecnologías que nos ayuden a diseñar, producir y realizar la logística de la forma más eficiente es la clave para esta imprescindible transformación digital de la industria del futuro», señala.

Se espera que esta transformación sea la llave de la competitividad para la industria occidental que, «con costes más altos de mano de obra o de energía y con un compromiso social, no puede competir exclusivamente en costes con otras industrias», añade Quintana. «Es el factor diferencial de poder adaptarse rápidamente a la demanda, de diseñar productos adecuados en tiempos menores, el poder fabricar series más cortas lo que le va a permitir ser competitiva. Para ello va a ser necesario disponer de información de los clientes, por todos los canales, desde redes sociales a internet de las cosas, y ser capaces de almacenarla, tratarla y presentarla para el análisis».

Se habla del «nuevo paradigma industrial conectado», que consiste, como indica Huarte, en que, para atender las nuevas demandas, «los medios productivos tendrán que estar conectados y ser completamente flexibles, las cadenas de suministro deberán estar integradas y los canales de distribución y atención al cliente serán digitales». En definitiva, «un modelo de industria inteligente y conectada».
 
Compañeros de trabajo que son robots
Robots colaborativos y personas trabajando codo a codo, compartiendo un mismo espacio de trabajo. Es un nuevo concepto de robotización, el de la robótica colaborativa, una de las tecnologías clave de la Industria 4.0, que «está creando muchas oportunidades en la mejora de los procesos productivos y seguramente veremos muchas más en el futuro, especialmente en aquellos procesos que requieran flexibilidad y en las pequeñas y medianas empresas», augura Javier Huarte desde Itainnova. La idea es que «aquellas tareas que puedan ser más repetitivas, peligrosas o sencillas las realice el robot y aquellas que requieren de un conocimiento previo muy importante las hagan las personas».


En España, el grado de implantación de la robótica colaborativa «de momento no es muy alto, pero las empresas tendrán que actualizar sus modelos de producción si quieren atender la demanda personalizada, que será algo muy común en no mucho tiempo», considera.

Itainnova ha desarrollado junto a la empresa Telnet el proyecto Robotia, con varios pilotos de robótica colaborativa en los procesos de producción de la empresa para evaluar primero su impacto de forma simulada y trasladar luego el conocimiento a una celda de producción real. «Esta forma de trabajar permite un ahorro de tiempo de desarrollo e instalación», señala Huarte.
 
Muñecas Barbie parlantes conectadas a internet
Internet de las cosas (IoT, Internet of Things) y big data «van a cambiar completamente el concepto de producto», explica Iván Lalaguna, responsable de Innovación en Producto de Inycom. «Son tecnologías complementarias: IoT nos permite comunicar con los productos, tanto a efectos de recogida de datos como de actuación remota sobre ellos; en paralelo, big data nos permite atacar el problema que se genera mediante la obtención masiva de datos». Juntando ambos «se pueden desarrollar soluciones que añadan inteligencia en lugares insospechados. Se plantean desde tornillos que miden el par de apriete y notifican cambios de manera automática, ideales para lugares de difícil acceso: ‘offshore’, petroquímica, etc. hasta juguetes como la Hello Barbie, que cuando dispone de conexión a internet, es capaz de reconocer lenguaje hablado y contestar mediante una plataforma de big data de Mattel».
 
Ciberseguridad industrial contra secuestros remotos
La industria del futuro está comunicada y, para protegerla, es necesaria la ciberseguridad industrial. La digitalización industrial ha traído consigo «plataformas analíticas, con tecnologías como big data, Industrial Internet of Things, fabricación aditiva, robótica colaborativa, realidad aumentada, comunicaciones M2M o Scada cloud computing», pormenoriza Aitor Lejarzegi, especialista en Redes de Inycom. «Toda esta tecnología favorece una ágil toma de decisiones nunca antes vivida para la dirección de la compañía, pero también confirma una industria conectada y vemos un aumento exponencial de incidentes».

El futuro «lo marcarán el Industrial Cloud y las herramientas de vigilancia utilizadas en cada entorno industrial. Estas herramientas evitarán incidentes como secuestros remotos en sistemas de gestión industrial o el descontrol de procesos industriales debido a ataques premeditados o malas prácticas».
 
NUEVE TECNOLOGÍAS
  • La industria 4.0 se articula fundamentalmente en torno a la aplicación de nueve tecnologías:
  • Big data y análisis de datos.
  • Cloud computing.
  • Ciberseguridad.
  • Integración horizontal y vertical. nRobótica.
  • Realidad aumentada.
  • Fabricación aditiva.
  • Simulación.
  • Internet de las cosas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo