Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tito, Jaginton

Ana Isabel Gonzalez Actualizada 18/04/2013 a las 19:28
0 Comentarios

 Tito era un niño como casi todos los niños, despierto, alegre, un poco travieso. Últimamente sus gustos habían cambiado, desde que tenía un juguete favorito o eso es lo que Tito creía, su nueva consola.

Al acostarse la dejaba y buscaba a JAGINTON, su amigo de la Infancia. JAGINTON era un cerdito, Tito lo tenía desde el mismo día en que nació. El pequeño cerdito parecía tener vida propia, nunca se perdió.

A mamá y a papá les gustaba viajar y conocer sitios que siempre tenían una historia bonita y JAGINTON siempre le acompañaba. Un día fueron a la Aljafería y le contaron la historia de los Reyes Católicos, otro al museo de las Termas y vieron un video. También visitó con JAGINTON la EXPO.

Un día JAGINTON desapareció y Tito entre lágrimas le dijo a su mama:
- Yo quiero a mi JAGINTON. Esa noche Tito no pudo dormir.


Al día siguiente salió en busca de un libro sobre Goya, sus papas le iban a llevar a FUENDETODOS.


Allí en la estantería encontró a JAGINTON, su papá lo había recogido. Tito era el niño más feliz del mundo y para ello solo necesitó recuperar a su pequeño JAGINTON.

Ana Isabel Gonzalez

Haz clic para volver al suplemento del concurso de relatos de HERALDO.es







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual