Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Nuevos proyectos

Emprender sin marketing, ¿es posible?

Un buen trabajo de investigación no potencia la calidad de un producto, pero sí ayuda a conocer a los futuros clientes y, por tanto, a augurar el éxito.

09/05/2016 a las 06:00

El autoempleo es una fórmula laboral que cada vez tiene más adeptos en España pero en la que no todo el mundo sabe desenvolverse, pues no solo de pasión, ilusión y entusiasmo puede vivir el emprendedor. Y es que, en los negocios, una buena idea no es suficiente para alcanzar el éxito. El profesor de ESIC Business & Marketing School y colaborador de ESIC Emprendedores, Pedro Moreno de los Ríos, tiene clara esta premisa y, por eso, recomienda a los fundadores de nuevas empresas que inviertan en "asegurar e investigar su idea" y en ratificar que van a cumplir con las necesidades de los usuarios.

Para Moreno de los Ríos el marketing juega un papel crucial en esta investigación, ya que "mediante pruebas preliminares, cuestionarios y estudios exhaustivos" se puede conocer mejor a los potenciales clientes y también sus gustos y necesidades. No hay que olvidar que "un buen emprendedor siempre le da al cliente lo que desea", ya que es la mejor manera de garantizar una relación sólida y próspera y de lograr el éxito empresarial.

También recomienda alejarse de la idea de que "el marketing es una herramienta únicamente publicitaria", ya que en el siglo XXI el cliente lo que más valora es que se dé respuesta a sus necesidades sin tener que sufrir un bombardeo informativo. Una realidad a la que hay que ajustarse y que, además de evitar "tirar dinero" organizando campañas publicitarias, ayuda a ganar la confianza del público de forma natural.

Así, el marketing, y específicamente la investigación, "debe tener un lugar destacado en la mente del emprendedor y de las start-ups", recuerda el profesor Moreno de los Ríos y concluye explicando que "los gurús de marketing insisten en que este es y seguirá siendo la esencia de la iniciativa empresarial", por lo que no dejarlo de lado es fundamental para alcanzar el éxito.

Claves para emprender con éxito
  • La idea, la piedra angular. Antes de lanzarse al mundo del emprendimiento, hay que tener una buena idea que ayude a desarrollar un producto de calidad o a ofrecer un servicio por el que los clientes estén dispuestos a pagar. Es la piedra angular de cualquier negocio y es fundamental que sea innovadora, creativa y fresca. Además, es fundamental realizar una planificación financiera real que ayude a valorar si la idea es rentable. No obstante, hay veces que puede ser positivo lanzar un producto al mercado aunque no esté totalmente definido y aprovechar la respuesta del público para ir ajustando aquellos aspectos que no han acabado de convender al target al que se dirige el producto o el servicio.
  • Probar es lo primero. La actitud "constrúyelo y vendrán" ya no es útil para que una idea o producto emprendedores consigan triunfar, y es que la sobrestimación de estos suele ser una de las principales causas de fracaso de los nuevos negocios. Hay que dejar de lado la intuición e invertir dinero y tiempo en conocer a los usuarios, sus intereses y, por tanto, la viabilidad del proyecto. Los expertos en marketing recomiendan hacer un estudio de mercado y probar el producto en cuestión con un sector similar al que se dirigirá en el futuro para poder valorar de primera mano cuál es la actitud de los potenciales consumidores y asegurar el posible éxito de la idea una vez se presente al público general.
  • Comunicar o fallar. Los emprendedores de éxito no ignoran ningún canal de comunicación relevante online u offline, como por ejemplo los blogs, los anuncios pagados, las campañas en los medios digitales o el uso continuado de las redes sociales, en pos de darse autobombo y conseguir llegar al mayor número de usuarios posible. Por eso, es fundamental que los nuevos empresarios no ignoren ningún aspecto de la interacción con el usuario, ya que es este último el que conseguirá que los objetivos marcados se cumplan. Y es que, para el marketing del siglo XXI, la correcta utilización de todas las herramientas de comunicación es tan importante como la idea inicial y el producto.
  • Ya no somos iguales. Lejos de la tradicional segmentación de los consumidores según el sexo, la edad o el sector laboral, se encuentra la realidad del marketing actual, que se enfrenta a un público formado por multitud de grupos muy plurales y contradictorios que dificultan la creación de un mensaje único que identifique a todo el conjunto. Y es que los usuarios se alejan cada vez más de los estereotipos comerciales para dar con aquellos productos con los que se sienten más identificados. Los emprendedores tienen que ser conscientes de esta realidad, ya que les ayudará a encontrar los nuevos perfiles de los potenciales consumidores hacia los que dirigir las estrategias de marketing.
  • La competencia, bajo control. Para que un negocio emprendedor triunfe, no basta con tener una idea creativa y un producto innovador. Hay que ir un paso más allá y acercarse a aquellos proyectos empresariales que pueden convertirse en rivales. Es muy importante conocer la competencia y saber qué ofrecen y cómo, ya que un estudio exhaustivo de sus fortalezas y debilidades ayudará a medir también las de la nueva empresa. Además, puede ayudar a marcar la diferencia en la estrategia comercial, dando con nuevas fórmulas para llegar al consumidor y dar respuesta, de este modo, a las necesidades de esos usuarios que aún no han encontrado una idea o producto que se adecue a sus exigencias.
Consejos para emprendedores a la hora de crear una empresa
 

-Ir al suplemento de 'Marketing en el siglo XXI'







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual