Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Viñedos

Vinos a más de 900 metros de altitud, en Rubielos de Mora

La Bodega Pago Alto de Rubielos de Mora se nutre de uvas cultivadas bajo el frío de la sierra turolense de Gúdar. Son los viñedos más altos de la provincia de Teruel y solo superados por unos pocos en todo el país.

Leonor Franco. Teruel 29/03/2014 a las 06:00
4 Comentarios
El gerente de la bodega, Jesús Romero, en sus viñas de Rubielos de Mora.

Viñas de producción lenta y tardía, con un ritmo de crecimiento, asociado a una climatología adversa, que permite equilibrar a paso lento los sabores de la uva. Así se va gestando la materia prima de bodegas Pago Alto de Rubielos de Mora, un proyecto muy joven cuya singularidad se basa en el cultivo de cepas en terrenos ubicados a 936 metros de altitud. Se trata del viñedo más alto de la provincia de Teruel y solo igualado por unos pocos en todo el país.

A pesar de ello, el gerente de la bodega, Jesús Romero, no se considera un pionero. Sus instalaciones, cuyas primeras botellas se comercializaron en 2010, emulan la actividad vitivinícola que tuvo la zona varios siglos atrás. "Hay datos históricos que demuestran que en Rubielos de Mora se cultivaban viñas cuando la gente elaboraba vino para consumo propio", explicaba Romero. "De hecho, todavía existe un barrio en la localidad que se llama Las Cubas, donde existían depósitos para que los vecinos fermentaran sus caldos", añadió.

El empresario asegura, incluso, haber visto no hace mucho masías con gigantescos depósitos, de hasta 20.000 litros, que demuestran la fuerte implantación de la tradición de la elaboración del vino en este territorio, que, si bien mediante sistemas primitivos, se mantuvo, según dice, hasta principios del siglo XX, cuando la enfermedad de la filoxera acabó con prácticamente todas las plantaciones. "Yo no soy un pionero en Rubielos en esta industria", insistió el empresario. "En todo caso, lo sería pero con sistemas de vinificación modernos".

Como consecuencia de estas especiales condiciones climáticas y orográficas, surge un vino afrutado, "menos cargante y debido a lo cual, su grado de alcohol no se aprecia con tanta intensidad como en otros", explicaba Jesús Romero. "Los vinos de altura –agregó–, de montaña y de climas frescos provocan una maduración de la uva más lenta y, por consiguiente, mejor porque se recolecta más tarde". En las instalaciones de Pago Alto comienza la recolección en el mes de octubre.

Este entorno tiene, no obstante, sus contraindicaciones, con una serie de inclemencias meteorológicas, heladas y granizo, que convierten a los viñedos en un cultivo de riesgo, y que amenazan constantemente con arruinar su cosecha. Las vides de Pago Alto tienen mallas antigranizo como prevención ante este fenómeno natural.

Las plantaciones se cultivaron en 2006 y se han ido incrementando con el paso de los años hasta alcanzar las actuales 5.000 cepas. Su producción se sitúa entre los 8.000 y los 9.000 litros de media, dependiendo de la añada, y se ciñe a la elaboración de vinos tintos: joven, de la cosecha del año anterior; y roble, del que se producen 2.000 botellas, y que va madurando en barricas de roble americano situadas en la zona auxiliar que el industrial posee en la localidad turolense de Olba. Romero explica que a este vino más viejo, que madura en las barricas alrededor de cinco meses, se le ha denominado Rubus Quercus. "No podemos llamarle crianza porque no está acogido a ninguna denominación que marca los tiempos de elaboración, ni tampoco a Vinos de la Tierra, al estar fuera de su demarcación geográfica".

La plantilla de la empresa está integrada por tres empleados, uno de ellos un enólogo de la tierra. Su mercado se concentra en Teruel, Valencia y en un futuro próximo, en Barcelona.

Volver al suplemento Heraldo del Campo.


  • oscar02/04/14 00:00
    En la sierra de cucalon a 1140 m también hay un pequeño viñedo
  • rural31/03/14 00:00
    ¿Qué variedades de uvas plantan?
  • sombrero de pastor29/03/14 00:00
    Un bravo muy fuerte para iniciativas como esta que enaltece a quien las ejecuta y ayuda a esta tierra casi despoblada. He probado el Rubus Quercus y lo seguiré consumiendo. ¡ANIMO CON VUESTRA INICIATIVA Y MUCHOS EXITOS!
  • Bernardo29/03/14 00:00
    No son los viñedos más altos de la provincia de Teruel. En el término de Gea de Albarracín en el puerto de antes de llegar a la localidad (su cota según el Instituto Nacional de Geografía es 1033 y es sensiblemente más baja de esa partida) hay varias viñas. Y tenemos el callejón del Cubo, donde todavía hay lagares y cubas. También en Caudé, bastante más alto que Rubielos, tienen viñas al lado del antiguo ferrocarril minero y tradición en hacer vino. Estaría bien contrastar las primacías antes de arrogárselas.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual