Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

"Si haces lo que te dicta el corazón, nunca puedes estar equivocado"

Especialista en ciencia árabe medieval y profesora de Estudios Árabes de la Universidad de Barcelona, ha sido designada Mantenedora de las próximas fiestas de Barbastro.

JOSÉ LUIS PANO Actualizada 06/10/2015 a las 07:53
Emilia Calvo, en su acto de presentación como Mantenedora.J. L. Pano

¿Se imaginaba aquella niña que estudiaba en San Vicente Paúl, y en el Seminario, que un día sería reconocida como Mantenedora de las Fiestas de Barbastro por su docencia e investigación de la lengua árabe?
Ni durante mi infancia ni en mi adolescencia tenía claro lo que quería ser de mayor. Todo lo que me gustaba era estudiar. Evidentemente, de niña consideraba que el cielo era el límite, como se decía en el Mayo del 68, que era razonable pedir lo imposible, pero no tenía ninguna idea concreta. Yo tenía ganas de viajar, de estudiar y de conocer todos esos países que había visto en los libros. El nombramiento de Mantenedora nunca me lo planteé.


En su discurso animó a las Damas mayores e infantiles a "seguir el dictado de su corazón para conocerse así mismas".
Tienen que buscar en su interior su yo más profundo, y tu corazón, ese yo interior que no es fácil de encontrar, ya que se requiere introspección, siempre te va a guiar. Sale de lo más profundo de uno mismo y es más difícil que te equivoques, aunque no imposible. Si haces lo que sale de lo más profundo de ti mismo, eso nunca puede estar equivocado aunque no consigas lo que buscabas.

Es lo que hizo usted cuando se decantó por estudiar filología árabe.
Empecé por casualidad y continué porque me pareció fascinante, absolutamente desconocido y digno de dedicarle todo mi tiempo, porque me parecía muy interesante y me aportaba mucho para entender mi presente todo lo que se explicaba en los textos que yo leía en el pasado.


Viniendo de una ciudad de orígenes árabes se puede decir que fue una decisión acertada.

En aquel momento, cuando yo empecé, no tenía en cuenta esa cuestión y nadie me lo había explicado. No existía la teatralización que pone al alcance de todos ese conocimiento y en las clases de historia no te hablan de la conquista cristiana de Barbastro. Eso me lo encontré por casualidad cuando en la Universidad tuvimos que traducir un texto árabe titulado ‘Los Normandos en Barbastro’. Fue como encontrar algo que me estaba esperando, llámalo providencia, casualidad, azar… Me lo encontré y para mí tiene significado. Fue el principio de un deseo de estudiar y de profundizar, y quizás por eso hoy en día soy investigadora.

¿Qué le ha aportado el estudio de la lengua y la cultura árabes?
Me ha ayudado a entender mejor quien soy, de dónde vengo, cómo somos como comunidad. Conocer esa realidad aparentemente tan ajena, lejana y extraña me ha ayudado a entender un poco mejor mis raíces. Y ese poco para mí es mucho.

¿Desde la periferia, cómo se ve Barbastro?
Considero que Barbastro está sabiendo encontrar sus propios elementos y ponerlos en valor para que se valoren fuera. Le cuento una anécdota: La semana pasada, estuve en las fiestas del pueblo de mi marido, que es de al lado de Molina de Aragón, y en mi Facebook colgué una foto de tomate rosa de Barbastro, a 5 euros el kilo. Pueden pensar que es exagerado, pero es la ley de la oferta y demanda, y si ponen ese precio es porque alguien está dispuesto a pagarlo. Es un ejemplo. Otro es el Festival del Vino Somontano. Hay que buscar entre nuestros elementos aquello que pueda dar prestigio al nombre de Barbastro y creo que en ese sentido es una ciudad activa, lo que me satisface.

¿Va a vivir las fiestas de una manera especial este año?
Creo que en algunos actos me pondrán junto al alcalde, pero yo intentaré vivir las fiestas como he hecho siempre, yendo al Coso Blanco con mis hijos, a la ofrenda con mi madre o al sorteo de los toros, aunque no me gustan, pero lo que ocurre por la mañana es un mundo desconocido. También al concierto de la Ronda de Boltaña, que me recuerda a las historias que me contaba mi abuela, que era de la montaña… Las viviré como siempre.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual