Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El obispo de Barbastro afirma que no hay discusión y que solo falta cumplir el fallo

Ángel Pérez comentó que "los desfavorecidos somos siempre los mismos".

Elena Puértolas. Huesca Actualizada 09/09/2015 a las 22:02

El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez Pueyo, insistió ayer en que el conflicto de los bienes eclesiásticos del Aragón Oriental "se trata de una causa juzgada y que únicamente falta que se ejecute la sentencia". En este sentido, el prelado expresó que mantienen su planteamiento porque hay sentencias firmes –como por ejemplo, la del Tribunal Supremo que determina que la catalogación catalana carece de eficacia jurídica– y confía en que se ejecuten.

Su afirmación desmiente algunas de las frases de la carta que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha enviado a su homólogo en Aragón, Javier Lambán, en la que afirma que "tampoco es admisible afirmar que la Generalitat ha incumplido sentencias judiciales que obliguen al retorno de dichos bienes a Aragón". A renglón seguido, reconoce que "si bien se han dictado sentencias relativas a estos bienes (a raíz de los múltiples recursos interpuestos por su Gobierno y otras partes), ninguna ha adquirido aún el carácter de firme, por lo que la Generalitat no está obligada legalmente a su retorno". En este sentido, "la propiedad no tiene discusión alguna ni la van a discutir, que se cumpla la sentencia". Con esta contundencia se expresó Ángel Pérez desde Roma, donde participa en un curso organizado por la Santa Sede para obispos ordenados en el último año, en el que les darán las indicaciones de la ayuda que pueden recibir para sus iglesias. No obstante, Pérez hizo una valoración general sin entrar a responder al detalle, puesto que se encuentra fuera de la diócesis.

Fue el propio presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, quien se puso en contacto con él la noche del domingo para comunicarle el contenido del escrito de Mas. Sin embargo, tuvo que desplazarse el lunes a Roma, por lo que no ha tenido oportunidad de analizar el texto con detalle. Con todo, antes de irse le pasó la carta al vicario general, Pedro Escartín, que conoce a la perfección el tema. No obstante, este último rechazó ayer pronunciarse al entender que debía comunicar su parecer al presidente de Aragón antes que a la prensa.

De todos modos, el obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, recordó que "las leyes, según manifestaba el Rey y el presidente del Gobierno, se deben cumplir". Por ello, "espero y confío en que sea una realidad, sobre todo cuando los desfavorecidos somos siempre los mismos".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual