Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Un dispositivo policial controlará la avalancha de buscadores de setas

Subdelegación del Gobierno, DGA, comarcas y ayuntamientos quieren evitar los conflictos de 2014.

Luis Rajadel. Teruel Actualizada 02/10/2015 a las 08:25
Etiquetas
Cientos de personas llegadas expresamente de Rumanía malvivían en los montes de Mosqueruela en el otoño de 2014.antonio garcia/bykofoto

La Guardia Civil aplicará un plan específico de actuación con motivo de la recolección de setas, que acaba de arrancar en la provincia. La vigilancia tendrá especial incidencia en la comarca de Gúdar-Javalambre y, sobre todo, en Mosqueruela, para evitar los incidentes registrados el año pasado en esta localidad debido a una invasión del monte por recolectores profesionales que se alojaron en precarios campamentos ilegales.

El subdelegado del Gobierno, José María Valero, presidió ayer una reunión con representantes de las comarcas de Gúdar-Javalambre, Maestrazgo y la Sierra de Albarracín, el Ayuntamiento de Mosqueruela, la Inspección de Trabajo, la Agencia Tributaria y la Delegación Territorial de la DGA para actuar de forma coordinada contra la recolección ilegal de setas en la provincia.

Valero señaló que el Servició de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil reforzará sus efectivos en las principales comarcas productoras de hongos. Por otro lado, defendió la necesidad de que los ingresos derivados de los cotos micológicos "repercutan" en el monte y en la contratación de vigilantes para que la recogida se haga de forma legal. El subdelegado señaló que el funcionamiento del coto micológico del Maestrazgo es un ejemplo a seguir.

Entre las prioridades de trabajo acordadas, destaca el control de las acampadas ilegales. José María Valero explicó que la Guardia Civil colaborará en la "prevención de los problemas para atajarlos desde el primer momento, sin esperar a que generen conflictos". El subdelegado afirmó que todos los representantes institucionales se comprometieron a "redoblar los esfuerzos" para que la campaña micológica transcurra con normalidad.

José María Valero explicó que las previsiones meteorológicas apuntan a que habrá una "importante" producción micológica, lo que atraerá masivamente a los buscadores. Señaló que Inspección de Trabajo velará para que quienes desarrollan una actividad laboral vinculada a la recoleccion de setas lo hagan en las debidas condiciones.

La presidenta de la comarca de Gúdar-Javalambre, Yolanda Sevilla, dijo que el principal problema derivado de la temporada micológica es el conflicto de seguridad ciudadana que se genera cada año en Mosqueruela por la avalancha de buscadores de robellones. Sevilla denunció la presencia de cientos de buscadores "comerciales" poco respetuosos con el bosque y recordó que, en Mosqueruela, la recogida con fines económicos solo está permitida a los propios vecinos. El resto de recolectores solo pueden cosechar un máximo de 12 kilos al día.

La alcaldesa de Mosqueruela, Isabel Gil, reconoció que cuando se cumple apenas una semana de la apertura del coto micológico local, la "presión" recolectora ya se deja sentir en el pueblo con la presencia de numerosas furgonetas de buscadores.

El año pasado, Mosqueruela registró jornadas con más de 3.000 recolectores –el municipio tiene 607 vecinos– y hasta 400 buscadores profesionales acampados en el monte. La Guardia Civil intervinó para evitar incidentes con controles de acceso y la utilización de un helicóptero para localizar los campamentos. Gil reconocio que el inicio de la presente campaña –el pasado día 29 de agosto– generó mucha expectación y los trabajadores municipales "están todo el día" respondiendo llamadas de aficionados interesados en acudir al pueblo.

El presidente de la Comarca de la Sierra de Albarracín, Pascual Gimenez, compartió la idea de que los ingresos del coto comarcal –en su segundo año de funcionamiento– se dediquen preferentemente a la contratación de personal para su vigilancia. Giménez señaló que este año cuatro vigilantes se encargarán de velar por la normalidad de la campaña micológica.

El presidente comarcal compartió la idea de que la gestión de los cotos sea "autosuficiente" y se pueda autofinanciar con los ingresos de pases y abonos. Señaló que la venta de tiques para la presente campaña se efectúa "a buen ritmo" y confió en una buena campaña que atraiga a visitantes, pero "sin avalanchas".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual