Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Absuelto un vecino de Belmonte de violar a una joven a la que ofreció trabajo

La Audiencia tiene dudas de que los hechos sucedieran como relató la mujer, que no compareció en el juicio.

M. Garú. Zaragoza 24/08/2015 a las 07:19
El principal acusado, Gheorghita D., en primer plano, y Toma P. T., sentado, en la Audiencia.guillermo mestre

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha absuelto a Gheorghita D., un inmigrante rumano afincado en el municipio de Belmonte de Gracián, del delito de violación que le atribuía una joven compatriota a la que albergó en su casa durante un día. El tribunal no ha encontrado pruebas que avalen que realmente sufrió una agresión sexual y tampoco ha podido escuchar a la denunciante, pues está en paradero desconocido. La sentencia también absuelve a Toma P. T., un amigo del acusado que fue juzgado junto a él por supuestas amenazas a la joven, y a Juan Carlos F., gestor de las piscinas de Belmonte, imputado por omisión del deber de socorro por no ayudar a la víctima.

Los hechos ocurrieron el 5 de agosto de 2012. La mujer llegó ese día a Zaragoza procedente de Holanda, ya que Gheorghita D. le había prometido un trabajo como asistenta del hogar en casa de un vecino de esta pequeña localidad de la Comunidad de Calatayud. Los magistrados de la Sección Primera consideran probado que el acusado la recogió y se dirigieron juntos a Belmonte, donde la alojó en su casa al no tener otro lugar donde quedarse.

Según la sentencia, esa misma tarde, después de haber comido y tomado bebidas alcohólicas, la joven se fue a una habitación de la planta de arriba de la vivienda y se quedó dormida. Cuando se despertó, estaba en el suelo del dormitorio de Gheorghita D., habitación en la que se encontraba Toma P. T., ya que vivía en la misma casa.

Ante el estado de nervios que presentaba, este último la sujetó por los brazos aunque para el tribunal no está acreditado que la golpeara y amenazara. Después, la joven y Gheorghita D. se quedaron solos y este trató de convencerla para mantener relaciones sexuales, a lo que ella se negó. En cuanto tuvo oportunidad, salió de la casa y, ante el alboroto que había en la vivienda, se acercó Juan Carlos F., encargado de la piscina municipal, próxima al domicilio. Las explicaciones que recibió por parte de Gheorghita D. fue que la chica estaba borracha y que no pasaba nada.

Los magistrados dan por probado que, tras este incidente, ambos entraron en la vivienda y mantuvieron relaciones sexuales de forma consentida. Después, cuando la joven se quedó sola se fue de la casa y presentó una denuncia por agresión sexual. Los médicos forenses apreciaron distintas erosiones en su cuerpo, algunas compatibles con un mecanismo de sujeción pero no con una agresión sexual.

El fallo recoge que no hay rastro de que intervinieran terceras personas ni que le suministraran a la mujer alguna bebida, como afirmó en el juzgado. Tampoco han localizado a las personas que la joven dice que el auxiliaron. Igualmente, destaca que la presunta víctima afirmó que tenía lagunas y que no recordaba nada de lo acaecido.

Ante todas estas dudas y contradicciones, la sala concluye que debe aplicar el principio in dubio pro reo y absolver a los tres acusados. Gheorghita D., defendido por Antonio Mateo, se enfrentaba a 13 años de cárcel, mientras que para Toma P. T., asistido por Noemí González, se pedían dos años y para Juan Carlos F., representado por Pablo Barcelona, una multa.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo